Material: Ruedas Karbona Phantom 50mm

Y como no me voy a poner las lightweight de la foto de la canyon, me he comprado unas Karbona Phantom 50mm. Quería unas ruedas de perfil, pero no de más de 50mm, porque si no, en Vitoria ni las saco. Tampoco quería pasarme al tubular, que me parece un engorro de mucho cuidado, y puestos a no cambiar, tampoco quiero pista de frenado de carbono, que te obliga a cambiar las zapatas. Sé que le meto unos 300 gramos de más a la bici, peero.. prefiero comodidad y seguridad.

Con estas premisas la decisión estaba clara:
-perfil de 50mm,
-aro de carbono.
-pista de frenado de aluminio.
La solución más económica las Karbona Phantom.
Las he pedido con unos chicos de Donosti, y las ruedas ya están en la aduana de Bilbao.. Así que el finde que viene las podría estrenar.

Material: Mi futura bici

Ya falta menos para que me llegue mi arma para esta temporada.

Canyon CF Pro 8.0. Un cuadro de sólo 920 gramos con Campagnolo Chorus.
Después de leer por ahí bastante, me he decantado por la opción compact: 50×34 y 11-25. Con un 50×11 (9,53m) tengo más desarrollo que lo que me daba mi antiguo 53×12(9.26m), y qué decir del 53×13 (8.55m) que tuve que poner cuando cambié el cassete y puse el 26.
Sólo le veo una pega y es que con el 11-25 hay demasiado salto entre el 50×15 (6.99) y el 50×17 (6.16), y justo me falta el 16 que es el que me daría el desarrollo equivalente al 53×17 que es con el que me gusta rodar tranquilo. Para tener este deasrrollo tendría que bajar al plato pequeño y meter el 11.
Si veo que no me acostumbro, lo cambiaré a un 11-23, que es más que suficiente (el 34×23 da lo mismo que el 39×26 que llevo ahora).