Duatlón Arbizu: mi primera retirada

Han tenido que pasar 6 años para no poder acabar una carrera… Y encima ha tenido que ser por un pinchazo en el km 0 de la bici, en la carrera que más adelante iba de mi vida en una carrera del Circuito Vasco (16 en la T1!!)…
Probablemente habría reventado en la bici, porque iba a 188 ppm y el circuito era suficientemente duro como para no poder seguir a rueda, pero por lo menos quería poder intentarlo.
Me la jugué en la salida, saliendo con los gallos (salida más lenta que en San Adrián), y dejandome caer del primer grupo, pero aguantando más o menos cómodo en el segundo. Eso sí, el calor hizo que se me dispararan las pulsaciones hasta un pico de 190 ppm, inaudito en mi…
Cojo la bici, respiro un poco, salgo, saltito de la rana, pies a las zapas y a funcionar…
 Pero enseguida noto un ruido raro en la rueda de delante. Al final he llevado las karbona, y como no he corrido con ellas pienso que será normal. Pero va a más: será el cierre, el imán que se ha soltado… No. He pinchado. No llevo cámara de repuesto. Me aparto a la cuneta y veo pasar a toda la gente que llevaba detrás… Bastantes ánimos, pero nadie tiene una cámara de válvula larga… tampoco la pido. No tengo ganas  de seguir.
Tengo un sentimiento de frustración importante.. Menos mal que no era de las carreras que preparo a conciencia… Pero por lo menos quería haber tenido la oportunidad de haberlo intentado.