Copa del Rey por Equipos

Y llegó uno de los grandes objetivos de la temporada: La Copa del Rey por Equipos.

Hasta el año pasado ni sabíamos que existía. Pero en agosto de 2007 me compré la revista Finisher y lo vi en portada.. una contrarreloj por equipos, pero de triatlón.. Lo tenía todo. Así que me llevé la revista a la tradicional concentración que hacemos todos los años en Lezaun previa al triatlón de Aritzaleku, y se la expuse a los compañeros. A todos les gustó la idea, pero en aquel momento me pareció que sería difícil conseguir que participáramos 6, aunque el mínimo era 4.

Cuando salió el calendario de la temporada 2008, lo primero que hice fue buscar dónde era la carrera: Palma de Mallorca, en julio… Se complicaba la logística (nuestro tendón de Aquiles) al ser fuera de la Península, pero ganaba boletos para coger una semana de vacaciones de todo el equipo con sus respectivas parejas (si las hubiere).

De momento, fuimos el segundo equipo en apuntarse, con 4 meses de antelación… Luego ya veríamos quién iba.

Después de muchas vueltas para conseguir 6 participantes, la alineación definitiva fue: Alberto, Fuente, Solís, Haritz, Javi y yo. Total: 6.

Entonces se abrió la incógnita: si puntúa el 4º tiempo del equipo,

  •  intentamos quedar los más adelante posible tirando a saco Alberto, Fuente, Solís y yo, o
  •  intentamos llegar los 6 juntos, y nos olvidamos de clasificiones. 

La primera opción parecía la más factible, con el pensamiento de: “ya que vamos hasta allí, lo damos todo”.

Sin embargo, según iban acercándose las semanas previas e iba transcurriendo la temporada, la opción de ir los 6 juntos ganaba enteros: Haritz fijó como objetivo principal de sus entrenamientos el ser capaz de seguirnos… Se podía percibir esa ilusión en cada movimiento que hacía. Yo lo vi claro. Somos un equipo, por encima de todo, y el nombre de la prueba lo decía claramente: por EQUIPOS. Y además somos un equipo especial. Nos gusta competir, esforzarnos, sufrir para mejorar, pero lo que más nos gusta es hacer esto juntos, y compartirlo. Eso el lo que de verdad nos llena. ´

Además, para calmar nuestras ansias competitivas, nos apuntamos al acuatlón de la víspera: el sábado a competir, y el domingo a disfrutar.

Me desperté una hora antes de lo previsto, algo más nervioso de lo ya de por sí habitual. Me comí una papilla infantil que compramos el día anterior y me sentó fatal. Según íbamos en bici hacia la salida (tanía 14 km por un sinuoso carril-bici) me fui encontrando cada vez peor. Sudor, frío. Empecé a temer que tenía fiebre. Fui los 14 km completamente callado. ¿Un año esperando para esto?

Al llegar a la zona de boxes, les dije a mis compañeros: si veis que me quedo, no me esperéis porque será que no voy a ser capaz de llegar. Así, decidimos cambiar la formación en la disposición en “punta de flecha” de la natación. Fuente, recuperado del IM de Frankfurt, ocupará mi lugar tras Beto, y yo escoltaré a Haritz.

Vamos muy bien hasta la primera boya, con Beto nadando a espalda de vez en cuando para comprobar la situación, pero en el segundo largo empezamos a separarnos un poco. Beto decide quedarse atrás para empujar a Haritz. Solís y Fuente pasan delante y yo hago de puente. 

Ya me encuentro bastante mejor. Salimos del agua en 14.58… Y hacia la transición.

Salgo el primero y en las primeros dos rectas, vemos que Haritz va algo más asfixiado de lo que creíamos, y nuestros relevos de 4, se convierten en 3. Fuente pasa a ser el escolta impulsor de Haritz. Son 5 vueltas de 4 rectas cada una de aproximadamente 1 km. En un sentido pica ligeramente hacia arriba y con algo de viento. Es en estas donde tenemos que arrancar de los giros de 180º con algo más de calma. En la vuelta, viento de culo, a saco. 

Como dije en carrera, esto ha sido de las cosas más bonitas que he hecho en mi vida.. Siempre había tenido la ilusión de hacer una crono por equipos en bici, y la verdad es que me gustó la experiencia. Me encontré muy a gusto, muy bien acoplado. Y sobre todo, feliz.

Los 20 km pasan volando, llegamos a la T2, y Haritz sale como un tiro… Mantenemos la estrategia, los 6 juntitos, pero intento marcar un ritmo en el que ninguno se duerma, pero que no sea asfixiante.

Algún empujoncito más y META.

Una pasada. El año que viene más.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s