Sensor de carrera para Ipod-nano.

Hace un mes me compré lo que comercialmente se llama Nike +Ipod Sport kit.

Se trata de un sensor que teóricamente hay que colocarlo en un alojamiento específicamente preparado en las plantillas de ciertos modelos de Nike, que te mide la frecuencia de la zancada, y te lo manda a otro sensor que se conecta en tu Ipod nano (sólo en nanos).  Te mide la velocidad (ritmo/km), y la distancia recorrida. Si quieres saber a qué ritmo estás yendo, le das al botón del centro mientras corres, y te lo dice una chica (o chico, según lo que prefieras) por los auriculares.

Para los momentos en los que quieres darle más caña, puedes pedirle la “PowerSong”, que es una canción que tú has predefinido como tal y que te motiva especialmente.

He oido que también es capaz de “pincharte” canciones que van acordes con tu zancada. Se supone (yo todavía no lo he comprobado) que se pone el Ipod en modo aleatorio, y busca entre las canciones que tienes almacenadas, aquellas cuyas bpm coinciden con el número de zancadas por minuto. 

Todo esto por sólo 30 euros.

Ahora viene la parte negativa. Tanto mi hermano como yo, hemos tenido que devolver los dos primeros que compramos porque no había manera de que los sensores (el de la zapatilla y el de lpod) se conectaran. Tanto en Decathlon como en Forum Sport, nos los cambiaron por otros sin ningún problema.

El aparatito no viene bien calibrado. El primer día que lo estrené, casi me dejo los higadillos para conseguir que la chiquita me dijera que iba por debajo de 4min/km… O todas las distancias de las carreras están mal, o el chisme no fufa..

Para comprobarlo, me fui al parque de El Prado, lugar de entrenamiento habitual de korrikalaris vitorianos, ilustres y populares, donde sé que una vuelta son 707 m. La hice con el sensor y me marcó 660, que supone una diferencia del 7%. No parece mucho pero, supone 15 segundos en un kilómetro… Y eso sí que es diferencia, ¿verdad? La parte positiva es que tiene una opción de calibración: introduces la distancia que vas a correr, le pulsas al inicio y al final y listo. 

Y lo mejor de todo, es que no hay que comprarse una Nike para utilizarlo. Basta con colocarlo en los cordones de las zapatillas. Opciones: en ebay hay varias, bolsitas para el sensor que se colocan en los cordones o la que yo he elegido: el Lacelid, que por unos 5 euros lo consigues. Un plásticos con la forma del sensor, y dos orificios para pasar los cordones… Y a correr.