Más pruebas de neoprenos

Ayer volvimos hacer una prueba de neoprenos, pero esta vez de una forma más científica que en casos anteriores. Consistía en lo siguiente: disponía de dos trajes Xterra de la misma talla SLO, (165-183cm:63-77kg), uno tope de gama hasta este año, el Vector2 y el otro un Vortex.

Hace 2 días me probé el Vector2 en el campo de regatas del pantano de Santa Engracias y me tiraba bastante de hombros, imposibilitándome hacer el rolido en condiciones… Me notaba rápido, pero me cansaba una barbaridad. Así que decidí compararlo con mi Vortex en piscina de 50 m, con pulsómetro, y aprovechando los medios del tecnun.com triathlon, con medición de ácido láctico, con Iñigo

Tras hablar con Eukeni, decidimos hacer con cada traje 4×100, con 15″ de rec entre cada serie, a ritmo Ae2, de forma que pudiera asegurar que los acababa “bien”, constante, pero forzado para que se vieran diferencias en las mediciones de fatiga. Al ser poca distancia, las diferencias tenían que ser más apreciables en el pulso que en los tiempos.

Los resultados fueron concluyentes.

Vector2: 01:18;154ppm

              01:23 159ppm                      

              01:24  160ppm                      

             01:28   161ppm  

Medición ácido láctico:    6,0 mmmol/l. Recuperación: 119 ppm tras 01:30.

 

Vortex : 01:19;149ppm

              01:22 152ppm                      

              01:25  154ppm                      

             01:25   154 ppm  

Medición ácido láctico:    5,4 mmmol/l. Recuperación: 120 ppm tras 01:30

Conclusión: Entre 5 y 7 ppm de diferencia son muchas. Y sobre todo, la sensación que tuve al ponerme el Vortex fue como si no llevara nada en los hombros.

Moraleja de Perogrullo: por muy tope de gama que sea un neopreno, si te equivocas con la talla, la cagas.