y llegaron las anginas.

Llevaba un par de semana que me sentía como acatarrado, flojo, y con mucha tos. No sé si lo estaba incubando o no, pero el hecho es que en Zarautz ya no me sentía muy bien, y al final el martes me desperté con la clásica sensación de angustia al intentar tragar saliva y sentir dolooorr..

Aún así, fui a trabajar… Pero el miércoles ya fue imposible. Y la cosa ha ido yendo a peor…hasta que al final tuve que ir al médico y a zumbarme a antibióticos y paracetamol.. tras 3 días, y sobre todo noches agónicas ya parece que estoy mejor y sólo me molesta un poco el oido y algo al hablar. 

Lo positivo: que por fin he parado del todo y que aún así he adelgazado!!

Lo negativo: que otro fin de semana sin ir a esquiar y me va a pillar el toro…

Lo neutro ( porque ya no sé si es bueno o malo):que el ebay cuando estoy aburrido es muy peligroso, pero eso irá en otro post…

Cross Mixto Zarautz

 

El fin de semana pasado, se celebró el XXX Cross Mixto de Zarautz. La verdad es que yo no tenía ni idea de que existieran este tipo de carreras, pero creo que fue Beto el que dijo que había y que podía ser un buen “plan de equipo”, como a nosotros nos gusta llamar a eso de “competir” y pasar el día juntos.
Al final, los giputxis se rajaron y sólo fuimos dos parejas de la sección patatera del tecnun: Lucía y Alex y Arrate y yo.
Deportivamente, se nos quedó un regustillo amargo, porque Lucía se tuvo que retirar en el km 4 por un dolor en el gemelo (que tuvo que ser fuerte de narices para que se retirara con lo brutica que es, jeje) cuando creo que iban casi entre los diez primeros y remontando.
Arrate y yo empezamos demasiado fuerte (por debajo de 4min/km) para posteriormente pillar un bache en el que bajamos a 4.20 y al final, a partir del 5 estabilizar en 4’10/km. Al final, puesto 22 de más de 370 parejas, que creo que está bastante bien, y terminando con un sprint de 200m espectacular para mantener el puesto.

Pero luego vino lo mejor. Haritz, cojo, y Junkal estuvieron animando durante la carrera y ya tenían reservado restaurante y todo en la parte vieja. Así que previo poteo, nos fuimos a comer. Después paseíto por la playa, cafecito en la terraza del Argiñano y para casa.
Un día completito en el que “los nuevos” comprobaron la esencia de nuestro equipo.