3era semana del mesociclo acelerado de volumen.

Seguimos subiendo volúmenes, pero cada vez con mejores sensaciones, y sobre todo, con datos esperanzadores.

Natación: 3500+3400+2700; clavando los ritmos previstos en grupos de series cada vez más largas. Además parece que he eliminado el gesto del punto muerto en sólo dos semanas…La clave es pensar que la mano de delante, se mueve en cuanto la otra va a la altura de la cabeza. 

La semana que viene tenemos el segundo test de la temporada. Debería hacerlo bastante mejor que el anterior, en el que estaba en pleno proceso infeccioso. (1250m/20’04”, que suponen 1’36″/100).

Running: Y creo que lo más noticioso del la semana ha sido que he corrido 40′ a casi 4’/km!! Me sentía como un elefante corriendo: sin levantar las rodillas, con las zancadas cortas, sin bracear.. pero iba rápido. Así que empiezo a pensar en posibles fechas para debutar este año. Sin embargo, tengo que ser realista, no estoy no de lejos como el año pasado en estas fechas, que podía correr a 3.30. La semana que viene intentaré hacer una prueba de vueltas fuertes en el Prado, más que nada para evaluarme y saber dónde estoy.

Bici: hoy, me he llevado otro sorpresón: 50 km, a 175w (que ya es una cifra a tener en cuenta), 147 ppm, y para terminar serie en la presa. A pesar de ir tirando desde antes del Club Naútico, me he animado, y he marcado 296W!!! que sólo conseguí en verano del año pasado (tampoco tengo mucha más base de datos).. Aún así, éste sí que es un dato sorprende que tengo que analizar bien.

A todo esto, llevo 17 días seguidos entranando todos los días. Más o menos, pero entrenando, y no me encuentro nada cansado. Pero las planificaciones hay que seguirlas bien, y la semana que viene toca recuperación.