Blueseventy Helix vs Xterra Vortex.

A final de abril, antes del triatlón de Senpere hice una prueba (otra más) de neoprenos. Esta vez se trataba de comparar el tope de gama de Blueseventy, el modelo Helix, con mi Xterra Vortex con el que he competido los últimos años.

Los test anteriores que había hecho era con series cortas, de 200m, donde no se llegaba a notar fatiga en los brazos, por lo que en principio, no se podía comprobar bien la diferencia entre un neopreno flexible y otro que no lo fuera tanto. Así que decidí hacer un 500 con cada uno, y otro a pelo, para comprobar las diferencias. Todas las series con pulsómetro.

Blueseventy Helix

pulso

153

160

160

169

169

total

Media

Pulso final

Paso/100

01:19

01:25

01:25

01:25

01:24

06:58

01:24

169ppm

 

Xterra Vortex

pulso

155

160

164

167

167

total

Media

Pulso final

Paso/100

01:21

01:23

01:28

01:27

01:25

07:04

01:25

167ppm

 

A pelo

 

             

Media

Pulso final

Paso/100

01:27

01:30

01:33

01:33

01:32

07:35

01:31

147ppm

Notas

La serie del Helix, está hecha en la famosa calle del chorro del Estadio.. algo más lenta, pero no lo voy a tener en cuenta.

En la serie a pelo, me puse un poco tarde el pulsómetro, pero no creo que estuviera por encima de 150 ppm.

Conclusiones

Cada vez me sale menos diferencia de nadar a pelo a con neopreno… Antes eran casi 10-12 seg/100 y ahora me salen 6-7, de donde creo que se puede deducir que he mejorado mi técnica. Por otro lado, antes hacía series más cortas, donde la diferencia con el neopreno se nota más, por lo que esa diferencia es menor.

En cuanto a sensaciones el blueseventy es más flexible, flota menos, (es más fino) pero por lo que se ve un pelín más rápido. Sin embargo me apretaba bastante. Mido 1.88 y peso 76 kg y en las tablas la talla SMT se recomienda para un máximo de  1.82 y 78 kg.  En los virajes me molestaba (esto es evidente que no es importante). 

En el vortex, es menos flexible, sobre todo en brazos, flota bastante más más, y me entra agua. Pero tal vez es más cómodo de llevar.. aunque creo que a la larga me cansaría más, ya que cuesta más mover los brazos debajo del agua. Sin embargo, pensaba que se iba a notar más en el pulso… y casi es al revés… Pueden influir varios factores: el calor de la piscina (27ºC) que con el Helix todavía se notaban más, el chorro 🙂

Al final, me decidí por correr en Senpere con el Helix, y me sentí supercómodo. No noté nada que me apretara, me lo quité fácil y no noté algo de fatiga en los brazos hasta los últimos 50 m.

Eso sí, me lo puse en brazos y piernas con bolsa de plástico y aceite, porque los brazos van superapretados (las muñecas van muy cerradas) y es hiperdelicado…

Me quedaré con el Vortex para entrenar en la piscina (la descubierta) y el Helix para competir.

 

Buscando el ritmo para Zarautz.

Una de las mayores dificultades de la Larga/Media Distancia, es encontrar un ritmo en la bici adecuado, de forma que sea lo suficientemente rápido como para lograr los objetivos de cada uno, y sobre todo, no llegar demasiado castigado a la carrera, donde se puede perder el doble de lo que se ha ganado en la bici.

En mi caso, creo que el objetivo sería mantener más o menos el puesto que haga en la natación, para después intentar remontar lo que pueda corriendo, si consigo correr en 1.25.

Experiencias anteriores:

Zarautz 2006. nadé en 49′, puesto 226; en la bici 3h06, puesto 255 (pasé el corte por los pelos) y encima peté corriendo: 1h42.

Elche 2007: nadé en 49 (3000), puesto 141, bici en 2h27 (130), y corrí en 1h31.

Vitoria 2007:nadé en 49 (3000), puesto 95, bici en 2h21 (106), y corrí en 1h29.

En Zarautz, dosifiqué mucho y aun así, fallé corriendo. Vamos, que muy preparado no estaba. Intenté guiarme por la cadencia y el pulsómetro. La cadencia por encima de 90 rpm, que al final creo que eran demasiado altas. El pulsómetro no me cogió el pulso desde la natación.

En Elche, se me soltó la cinta del pulsómetro. No tengo datos. Corriendo fui entre 160 y 170 ppm.

En Vitoria, tengo datos de los primeros 30 km (Polar): 212w,164ppm,92rpm. La segunda parte se me hizo un poco larga, así que parece que me pasé un poco.

El otro día hice un entrenamiento de calidad con Mikel, salir con él es sinónimo de calidad, de 77 km a 186 w y 146ppm de media. 

Ayer hicimos salida “larga”: 115 km, que parecía la vuelta a Alava.

  • 1ªhora 129w/130ppm (todo el tiempo a rueda), 
  • 2ªhora:187w/141ppm.
  • 3ªhora 160w/135 ppm(bajamos bastante en las excursiones por los pueblos), 
  • 4ºhora 178w/143ppm.

Yo creo que podría ser capaz de hacer una media de 200w, por debajo de 160 ppm y no sufrir “demasiado” en la carrera a pie. Más o menos, creo que debería hacer las zonas llanas a 190-210w y las subidas sin pasar de 300w. No me quedan muchos entrenos largos para probar, (creo que ninguno), así que con estos datos iremos a Zarautz… 

Sprint por equipos de Senpere.

El sábado, se hizo un triatlón sprint por equipos, contrarreloj. Era nuestra segunda experiencia en esta modalidad tras lo de Mallorca del año pasado.

Esta vez, presentábamos un equipo más competitivo, o al menos más igualado en teoría, y con algo más de experiencia. La táctica era, de nuevo punta de flecha, con Beto en primera línea, Fuente y yo por detrás, y Oskar y Borja al final.

El agua estaba a 16ºC, fría que te cagas. Estuve en un tris de salir con el gorro de neopreno, pero me lo probé y me di cuenta de lo incómodo que voy, así que gorro normal.

Se dio la salida, y salgo demasiado fuerte, subiéndome a la chepa de beto dos o tres veces, y sin nadar recto. Voy mirando hacia atrás de vez en cuando, y enseguida veo que algo ya no va bien. La formación está rota, Oskar está más delante de lo previsto, y hay un gorro blanco que se está quedando, y poco a poco yéndose hacia la orilla.. Es Fuente!! Hablamos algo entre Beto y yo… y me dice que siga hacia delante, así que me pongo primero, intentando marcar un ritmo sostenido, esperando que Beto haga “algo” con lo de atrás y dando ya por perdido a Fuente, que era quien tenía que hacer el trabajo en la bici.

T1. Salimos los 4 que quedamos más o menos juntos, cogemos la bici, salto de la rana y de repente…”espera espera que me he dejado el dorsal!!”.. y Borja corriendo hacia arriba de boxes en busca de su dorsal. La estampa no tiene precio. Todos apoyados en la valla, viendo cómo pasan los franceses que habíamos adelantado en el agua, los del Atlético que habían salido 2 minutos más tarde… Por fin llega Borja, y claro todos nerviosos, y salimos a tirones, sin poder encadenar un relevo en condiciones… Se ve perfectamente en la gráfica los tirones que dábamos al principio, y que luego conseguimos estabilizar

Y en menos de 2 km, Borja empieza a quedarse. Esto sí que no me lo esperaba. Le esperamos, engancha, pero enseguida vuelve a quedarse.  Nos hace un gesto de que no fufa, y seguimos los 3. Me noto muy fuerte, con unas sensaciones como pocas veces he tenido, y tiro con todo lo que puedo.

Un poco después del giro, nos cruzamos con Fuente y Borja. No están tan lejos. Tal vez teníamos que haber esperado…pero bueno, ya está hecho.

Así que llegamos a la T2. Hago el cambio el más lento de los 3, pero salimos rápido. Oskar muy suelto, Beto con problemas estomcales, y yo a gusto.

Vamos de menos a más, y terminamos muy fuerte, en el puesto 11º, a menos de un minuto de los premios en metálico, que por lo menos nos llegaba para pagar la gasolina…

tecnun.com triathlon gana el relevo de Senpere!!!

Y yo corría en ese equipo!!!!

 

Sí, sí… Como suena. Que he ganado un triatlón,jajajaja… La afirmación tiene sus matices, (bastantes) pero ahí estoy, en el podio, con trofeo, y saludando a la afición!!

Vaya carrerón como culminación de un increíble finde semana con el equipo en tierras extranjeras (cruzas 20 km de la frontera, y hay que ver cómo cambia todo, y lo difícil que es competir…)

Pero vamos a empezar por el final, el domingo.. porque no me aguanto más. Tras ver a Arrate y a Haritz correr el sprint, por fin llegó la hora del relevo formado por Eukeni, Oskar y yo. Habíamos estudiado a los rivales ( a los franceses, no) y creíamos que teníamos opciones de ganar, pero sin creérnoslo del todo.

A las 12 llegó Eukeni con toda la tropa niños, mujeres, cuñado… y aunque parezca mentira, más nervioso que el resto que llevábamos allí toda la mañana. Oskar ya con montado en el rodillo, con una rueda “especial” traída de casa, y yo dando vueltas sin saber muy bien qué hacer.

A las 13.00 se da una salida, que no sabemos muy bien de qué es, porque veo que salen chicos y chicas… pero no veo a Eukeni, que supongo que habrá preguntado. 5 minutos después se da la salida de chicos. En la primera vuelta, intento distinguir a Eukeni en el agua, pero es imposible, así que me voy a ver la salida del agua. El primer chico sale en 16.30 (tomados desde la salida de los chicos), y pienso, “joder como nadan en Francia, vaya nivelazo…”. Al bajar a boxes, veo al maromo todavía con el neopreno puesto y me informan de que va en un relevo… Pienso que ya no tenemos opción porque le va a meter a Eukeni 5 minutos… Entonces oigo un “rumor” que dice que la salida de los relevos era con la chicas. Y claro, no nos hemos enterado… pero como nosotros otros cuantos equipos… Pero resulta que hay 2 equipos, entre ellos el Antxitxika, que nos llevan 5 minutos porque sí. Por fin llega Eukeni a boxes, en los esperados 21.30, pero nos llevan 4 minutos!! 

Oskar sale con su bici antigua pero italiana, como un cohete… y Eukeni y yo nos intentamos convencer de que lo importante es participar y pasarlo bien, y esas tonterías que se dicen cuando la has cagado…

Pero en esto, vemos pasar a Oskar en la primera vuelta a sólo 2.30 del primer clasificado de relevos, rodeado (sin drafting, claro) de cabras, lenticulares y los gallos del circuito vasco… Empezamos a creer que podemos tener alguna opción si no peta.

Llega el ciclista del Antxitxika, y sale a correr el marido de Lourdes, que creo que le puedo ganar pero como no llegue Oskar no le cojo… Y por detrás va a salir un korrikalari (no triatleta) que acaba de decirme que hace el 10000 en 33. Vamos que ya puedo espabilar. Eukeni me pregunta que a cuanto voy a correr. Le contesto que sin pasar de 184ppm. Y llega Oscar, entrando derrapando en la rotonda y creo que a menos de un minuto del Antxitxika… Puedo hacerlo. Me grita algo de 300 m pero no le hago ni caso, y salgo como un tiro.

Intento controlarme un poco, porque son 10 km… y voy a ritmo de aguantar 5 km, como mucho. Le veo al marido de Lourdes a lo lejos. Se le ve suelto y con buen ritmo, pero me encuentro bien, envalentonado y poco a poco veo que le voy recortando. Paso a Egoitz, (joder, nunca me lo hubiera imaginado), a un ruso,  y a varios del Lagunak. Antes de acabar la primera vuelta, le tengo a tiro, y pego un pequeño cambio para que no pueda seguir. El ritmo es bueno. Sólo es cuestión de aguantar 6 km así, no petar, y vigilar que no llegue el de los 33 minutos. Por si acaso, me guardo un poco e intento mantenerme en 180 ppm. Cada paso por meta es una inyección de moral. Veo a Karlos saltando, a Eukeni dejando el carrito de Luken para aplaudir, a Oskar gritando chorradas, y ya veo que no voy a fallar y que vamos a GANAR!!! 

Empiezo a mira más hacia atrás, buscando las zapatillas verdes del de los 33’/10km, pero no aparecen… Sólo pienso en abrazar a estos en cuanto llegue. No es muy justo que el que entre en meta sea sólo yo después del carrerón que han hecho, así que lo primero, abrazo general. 

Así que nada, un apretón más por si acaso y meta!!!

 

 

Empiezan los tris!! Senpere (Francia)

Este finde comienzan para mí los triatlones. Es muy pronto, aparte de por el frío que hace todavía (todavía no me creo que mañana me meta en el agua, y vaya a ir en la bici en tirantes), porque sólo hace 2 meses y medio que empecé a entrenar en condiciones. Pero voy a debutar de una forma especial:

El sábado corremos un triatlón por equipos. El segundo que hacemos después de la experiencia de Mallorca, pero esta vez con un equipo más competitivo… Borja, Beto, Kalamotxa, Fuente y yo. Un grupo bastante homogéneo, y que creo que en la bici me van a hacer pasar algún apuro seguro. Es una competición bonita, y ya veremos qué tal nos sale.

Y el domingo, triatlón olímpico por relevos. Esto todavía no lo he hecho nunca. Aprovechamos el nuevo estado de paternidad de Eukeni, que sólo ha podido nadar, para hacer el primer sector, el espectacular estado de forma de Kalamotxa para la bici, y yo… pues haré lo que pueda corriendo. 

Hemos cogido un hotelillo por allí, y así aprovechamos para seguir haciendo grupo después del finde de Lezaun, que es de lo que se trata.

Duatlón Arbizu 2009. Crónica.

Para variar cada vez que duermo fuera de casa, pasé mala noche y me levanté cansado. Abrimos la ventana y llueve. Miro el termómetro del coche y marca 3ºC.. buff.. El recuerdo de Azkoitia 2007 pasa por mi cabeza, y la sensación de de no notar los frenos en las manos comienza a acojonarme. 

Bajamos desde Lezaun por Echarri, para supervisar la bajada, que parece que tiene bastante mejor pinta de lo que me esperaba. Pero sigue lloviendo, y la temperatura a las 10.15 a.m. es de 5ºC. Estoy sentado en el coche, sin cambiarme, y pensando seriamente en no correr.. Hasta que me ve Haritz, y me amenaza… Así que como veo que no puedo ser el único rajado decido salir del coche como primera medida. Veo que Javi corre de largo, y entonces me doy cuenta  de que tengo la ropa de correr larga.. Y ande yo caliente, ríase la gente…

Entramos en boxes a todo correr las 10.40 (somos un puto desastre) y otra vez salimos sin casi calentar.. Haber visto la subida de La Cadena el día anterior hace que me tome las cosas con más calma que el añopasado, y me pongo en segunda fila, saliendo más o menos tranquilo.

 

Enseguida se hacen dos pelotones detrás de los primeros: Borja está en el primero y yo me quedo en el segundo con Mikel hasta ver cómo evoluciona la cosa. Enseguida me coloco en 180 ppm, que con el frío que hace no está mal. El grupito va perdiendo unidades, e incluso me animo a intentar cambiar para alcanzar al grupo de Borja…

pero veo que no voy fino, así que me resguardo. Entro en el puesto 32 en 26.30, con lo que evidentemente no son 8 km. Han puesto mal el cono de giro en la recta.

Transición sin demasiados problemas, aunque me obstaculiza bastante gente que va con las zapatillas de la bici puestas por el resbaladizo firme de boxes. Salto de la rana sin incidentes, y a pedalear.

Tengo a 3 delante, pero por más que lo intento, no puedo pillarles, ( hago picos de 450 w pero enseguida bajo a menos de 250 w y voy reventado). Así que empiezo a mirar hacia atrás para ver si llega un grupo salvador… Me adelantan otros 3 y me pongo a rueda, pero sólo resisto un minuto…

No voy. Me duelen los isquios, (no están en su sitio), y como no me relaje, así voy a perder un mundo en la subida, así que opto por subir a mi ritmo (275-300w y 175 ppm en la subida), y me va bastante mejor. Aun así, Mikel me pasa como un obús… 

Antes de coronar, todavía recupero algún puesto, y justo me alcanza Kalamotxa..Comenzamos la bajada y me encuentro extrañamente seguro. Parece que los últimos simulacros de bajada en Zaldiaran empiezan a dar sus frutos. Sin cambios hasta la siguiente subida, en la que ya más caliente, subo más cómodo aguantando el ritmo que marca Kalamotxa (300-325w con 176 ppm), y con el que alcanzamos a Borja. Sin embargo, los gemelos empiezan a avisarme.. En la bajada nos quedamos un pelín, y al llegar me pongo a tirar… hasta que llega mi primo Iñaki con David Latasa, y nos adelantan como una exhalación. Todo el mundo salta a su rueda… menos yo. Que me quedo sin capacidad de reacción., y les veo alejarse lentamente a pesar de que lo estoy dando todo.

Llego sólo a boxes (parcial 45, que no está mal para mí), me bajo, dejo la bici, intento ponerme las zapatillas, y se me sube el gemelo.. Grito y empiezo a dar saltos por boxes intentado que se baje… Estiro, y lo vuelvo a intentar. Se vuelven a subir. Ya nos les pillo ni de coña, así que inento tomármelo con más clama… Abro más las zapatillas y por fin lo consigo, pero empiezo a correr completamente plano, pisando huevos..

Pero bueno, uno lleva ya unos añitos en esto y sabe que terminará pasándose si no aprieto mucho al principio. Y más o menos en el km 1 los gemelos vuelven a sus sitio, y pesar de que no siento los pies voy cambiando el ritmo hasta recuperar algún puesto, y marcar un increíble parcial 28 después de todo, para terminar en el puesto 36.

No puedo terminar sin agredecer al desgraciado que me dio el cambiazo con el casco, que me tenga que poner a buscar otro casco para reemplazar al que tenía hasta ahora, que además de valor económico tenía mucho valor sentimental para mí.