Diferencia de ir a rueda o tirando.

Hoy hemos dado la vuelta del circuito del C de Vitoria… Mikel a rueda porque mañana corre, y yo con el gancho intentando ir a la par de Borja… 33 km/h durante 65 km… y las piernas echándome humo. 196 w de media, o sea lo mismo que en Zarautz, pero en “llano”, que es más complicado..

Un rato ha tenido que pasar Mikel porque yo ya no fufaba.. A qué se ve en la gráfica de los watios cuándo ha sido??

La primera hora: 220 w en progresivo (los últimos 45 minutos).

Cuando me he puesto a rueda: 25 minutos a 157w ( y Borja iba tirando al mismo ritmo..)

En los 10 últimos km he vuelto a pasar a tirar y otra vez a 215w. 

O sea, que yendo a rueda se ahorra aproximamente un 35% de fuerza… O sea, que se entrena un 35% menos.

Regenerando.

Los días previos a Gijón ya me notaba que no andaba fino. Las sensaciones y los pulsos de la carrera me lo confirmaron. El sábado a la noche estaba muerto, y el domingo durante el viaje se acentuo el dolor de garganta. El lunes, completamente afónico y tri-cansado (que es 3 veces cansado, no cansado del tri..).

He llegado a mi límite. De los últimos 9 fines de semana he competido en 7, doblando en algunos (Senpere, Hondarribi+Gorliz), con Zarautz por ahí incluido… No puedo más. No voy a correr en la repetición del Onditz en Donosti, y me quedaré en casita entrenando suave. Quiero correr el sprint de Tudela. Una prueba especial para mi por correr al lado de Valtierra, y que no corro desde 2003. Después bajaré un poco para afrontar el 2º pico de la temporada.

 Así que toca regenerar, o sea recuperarse.

Lo primero, todos los días a las 23.00 a la cama, y entrenar… pues casi nada. El lunes fui al gimnasio, más que nada para ver dónde estaban las máquinas. El martes 1400 m suaves y el miércoles 1000m + 4 pesillas.

El jueves ya me encontraba bastante mejor, y creo que hasta trabajé en condiciones (que ya hacía tiempo). Así que me llevé la bici a la oficina, y a las 18.30 salí en mi habitual particular batalla contra el viento Norte de la Llanada. La idea era rodar un poquito y recuperar sensaciones, peeero.. cuando estaba dando la clásica vuelta al pantano, adelanté al mítico cinquentón que se te pega a rueda… Y claro, los que me conocéis, podéis suponer que el suave rodaje terminó siendo una crono progresiva que terminó en Durana, con la serie de 5 km desde la presa, pero que no fue serie sino un punto más continuación de lo que le estaba metiendo para intentar soltar al chuparuedas.. (y que al final no conseguí, claro).

Creo que en el gráfico de la potencia se ve bien lo que duró el pique:

Al final me salieron:

  • 205 w en todo el entreno (1h40′), que para llano está muy bien (vamos, que he regenerado).
  • El pique: 41′ a 255w (37 km/h) y
  • el rato (que no la serie) de la presa: 294 w. Que está bastante bien para lo fundido que iba ya.(normalmente me salen 305w, menos un día que hice 333w pero era nada más empezar el entreno).