Plofff, bluff…katapún

Cualquiera de las onomatopeyas del título del post sirven para describir mi estado físico actual. 3 días de regeneración no me han servido de nada, si después han ido 3 días de bici seguidos, el último dándolo todo desde el principio (con Borja) y un dolor de patas brutal y después 40 minutos de carrera continua.

Resultado: mis defensas por los suelos, el domingo vomitando toda la tarde, después de haber sufrido mareos varios por la mañana. El lunes, no pude ni levantarme de la cama hasta las cuatro de la tarde…

Pero el sábado corro en Tudela, “el Reto del Ebro”. Para cualquier otra carrera ya me habría desapuntado, pero correr cerca de Valtierra me motiva muchísimo, y aunque voy a ir sin entrenar esta semana, tengo confianza en por lo menos recuperarme para hacer algo digno. Así que nueva regeneración, pero esta vez de verdad.

Ayer martes, 100 m en la piscina (sí, cien, no me he dejado ningún cero), y hoy creo que he llegado a 1200m siendo la serie más larga de 200 (eso sí, a 1.30 sin forzar demasiado).

Para acabar de joderla, los problemas que tenía en el curro en mi proyecto maldito y que me ha hecho dormir 4 horas esta noche, hoy han aumentado exponencialmente…Eso sin contar otro tipo de problemas que no tienen cabida en este blog…

He ido de compras para intentar olvidar y me he dejado el móvil en el bolsillo de unos pantalones que me había probado.. (lo he rescatado pidiendo un teléfono a uno que pasaba por ahí y llamándome), pero por lo menos mi coche ha salido indemne  de la increible granizada que ha caido en Vitoria, y que va a hacer que las acciones de CarGlass suban como la espuma.

Así que un poquito de música para olvidar… La que va a ser la canción del verano, sin duda, a tope en mi subwoofer..