Esqui de fondo. Volvemos a intentarlo.

Este finde, sin signos de amigdalitis por ningún sitio, he vuelto a intentar el aprendizaje del esquí de fondo, con paso de patinador, con la cabeza puesta en el domingo 24 de enero día en el que se celebrará en Ansó el Cpto de España de triatlón de invierno.

El sábado, tres horas prácticamente sin descanso con Mikel y María. A pesar de lo que se anunciaba, había bastante nieve y sólo alguna calvilla en la pista. Sin embargo, el paso de Somport a Candanchú estaba completamente helado, pasé un miedo del carajo. En Candanchú me pasé un buen rato haciendo técnica sin bastones en la explanada del biatlón. Para volver, ya bastante cansado, una agonía total, donde en la última rampa tuve que quitarme los esquís porque era incapaz de subir al no poder cantear por culpa del hielo.
Por la tarde fuimos a Deportes Goyo, que no es precisamente barato, pero tenían bastante gama, para comprar mis esquís:

Al final, tampoco me costó mucho decidirme, Atomic Race de 190 y bastones de 30% de carbono, Vipole, de 170. No había mucho más de esta longitud.

IMGP0481-p

Con los esquís bastante bien, pero uno de los bastones me duró menos de una hora ya que en la primera cuesta se me partió. De todas formas, no hay mal que por bien no venga. En el tramo que tuve que hacer sin bastones creo que fue donde más mejoré de todo el fin de semana. A partir de ahí, trabajo de técnica sin bastones en ligera pendiente, intentando lanzar el cuerpo hacia la punta del esquí correspondiente (sin caerse al suelo) y alguna vueltilla más con los bastones de clásico. Al final unas 2h30.

No acabo de hacerme una idea de lo que puede ser ponerme los esquís en Linza después de correr y de subir en BTT hasta allí…Pero me lo voy imaginando.