Duatlón de Corella. Crónica.

Nunca había tenido tantas dudas de si apuntarme a una carrera, más que nada, porque nunca hasta ahora había tenido una lesión muscular. Tras confirmar que el dolor que venía tocándome las pelotas desde mediados de marzo era una tendinitis en el tendón de Aquiles derecho, empecé a tomar algunas precauciones (no demasiadas por lo que se ve) en los entrenos. Dejé de correr, lo poco que estaba corriendo, pero el tendón seguía inflamado. Tras 3 sesiones de fisioterapia, seguía más o menos igual. La única mejora que noté es que al nadar ya no me molestaba el llevar el pie estirado, y el tendón contraido. Pero el martes de la semana de Benidorm hice una pequeña prueba, y a los 10 minutos de salir a correr, ya me molestaba. Hice la de Pantani, ir más rápido para que el dolor acabara antes, y vi que a pesar del dolor podía correr a 3.30, pero que la molestia iba aumentando. Decidí que si quería correr en Elche, tenía que parar del todo, y correr en Corella no iba a hacer más que retrasar la recuperación. Pero como en bici iba a seguir entrenando, la decisión final consistió en intentar aprovechar al máximo la semana, intentar correr en Corella y a partir de entonces, parar lo que haga falta hasta recuperarme del todo.

Dormimos en Valtierra, y fuimos con bastante tiempo a Corella. El circuito de bicicleta lo conocía de sobra, pero el de la carrera a pie era nuevo, aunque igual de duro o más que otros años.

Me coloqué en primera línea para intentar evitarme esfuerzos innecesarios al principio, pero como casi siempre, mi tiempo de reacción lamentable, y para cuando me doy cuenta ya estoy el 20, mientras que Borja, que estaba detrás mío se pone tercero.

salida-Corella

El ritmo de salida es altísimo, con los primeros kilómetros a 3.15. Ya veo, que el objetivo de quedar entre los 10 primeros va a ser casi imposible, aunque alguno de los de delante acabe petando.

cuesta1

Remonto posiciones poco a poco, cuando el ritmo se asienta en en 3.30, pero se empieza a producir un corte. Intento evitarlo y lo consigo, a costa de un esfuerzo extra con el viento de cara, pero un kilómetro vuelve a cortarse el grupo grande (sólo se nos han escapado dos por delante) y ésta vez, ya no sólo no tengo fuerzas para mantenerme si no que me quedo a cola del grupo.

cuesta2

Se han liado en una rotonda, y hemos hecho un kilómetro de más. Intento espabilarme un poco para no llegar a la transición el último, porque como pierda el segundo grupo la lío de verdad.

Hago la transición bien, y salgo con Borja. Estamos entre dos grupos, uno de unos 6 por delante y otro de cuatro por detrás. Nos toca viento de cara, así que decidimos (tal vez demasiado tarde) esperar al grupo de detrás que viene bastante fuerte. De hecho, pasamos un par de veces, pero a la tercera tenemos problemas para pasar, incluso nos quedamos cortados. Veo que se nos van, y arranco por dentro antes de que sea demasiado tarde. O ahora o nunca. Me sale un pico de watios de 750, pero por lo menos enganchamos, aunque al final nos quedaríamos sólo 5 en el grupo. Nos entendemos bastante bien, aunque se ve claramente que soy el que más flojea del grupo y aunque no me gusta hacerlo, empiezo a racanear algún relevo cuando vamos con el viento de cara, pero es que realmente no puedo ni remontar. Llega el repecho de final de la primera vuelta, y aguanto mejor de lo que esperaba, ayudado por el viento de cara. Vemos al grupo de delante, bastante cerca, y creo que vamos a pillarles… pero no hay manera. En el repecho de la segunda vuelta, como todos los años, me vuelvo a quedar, pero las piernas ya no dan más de sí.

Llego como puedo a la T2, me pongo las zapatillas con amago de subida de gemelos, y salgo a correr. El siguiente por delante está muy lejos, inalcanzable, y por detrás veo a Borja, que viene rápido, pero está bastante lejos, así que decido mantener puesto y no jugarme los gemelos intentando mantener un ritmo cómodode 3.50 que acabó siendo de 4.10 en la parte dura del final.

Al final, puesto, 16 bastante contento, por haber poder terminar y correr relativamente bien y haber reaccionado bien en la bici cuando había que hacerlo, aunque no pude aguantar del todo.