Onditz 2010. Crónica.

Una vez piblicados los tiempos con parciales, que confirman lo que pensaba, antes de que se me acaben de quitar las ganas de escribir aquí va la crónica.

Tras dormir bien en casa de Haritz, desayuno mi arroz integral a las 6.45 (2h45 antes, igual que en Madrid) y ducha para espabilar. Inconvenientes de estar con más gente, salimos tarde de casa. Hacemos un calentamiento de unos 5 km en bici a buen ritmo (con mochilas y todo). Sudor raro y sensaciones extrañas. Esta vez si me tomo el Red Bull, pero salgo de boxes tarde y apenas caliento. Me noto perezoso. Me coloco en segunda línea, detrás de Gorka, con intención de aprovechar sus pies.

Salida

Sin embargo, tras la salida nula provocada por el graciosillo de turno, en la buena, Gorka se queda clavado y yo detrás. Cuando arrancamos, a los dos pasos kalamotxa se cae. EStamos todos alrededor y empiezan los comentarios graciosos, de forma que me entra la risa floja y no puedo parar.. Vaya forma de arrancar. Empiezo a notar calambres en la fascia plantar (lo de la bici previa no ha sido buena idea). Casi ningún golpe, pero ya veo que llevo demasiada gente delante.

En la segunda vuelta, tras un penosa entrada al agua en la que nadie de los que están alrededor mío tienen fuerzas para correr (yo tampoco) me empiezo a encontrar algo mejor e intento remontar algo. Me pongo en pie de los últimos y veo a Mikel (que llevaba toda la semana enfermo delante mío…) Mis sospechas empiezan a confirmarse. Como durante toda la temporada, no llevo pulsómetro nadando, pero me noto demasiado fresco, así que ya va siendo hora de cambiar el rumbo de la carrera. Me doy vida en el transición y adelanto a Mikel.

T1

Me junto con Aitor Tejería (que no sé muy bien qué hace tan atrás) y con Aperribai que dan un par de tirones pero consigo cogerles. Sufro un poco en la subida a Berio pero aguanto y en la zona del polígono, tras otro ataque decido pasar a tirar y evitar sustos.

Cogemos a un grupo grande en Rezola, y apartir de ahí todos juntos. Unos 30. Empezamos a relevar 4 ´0 5, pero a golpes, y sin demasiado convencimiento. Me impaciento, veo que se nos va la carrera y me pongo a tirar.  Cogemos a Alberto queya había visto que se había quedado en Zuazu, y con la ayuda de Mikel nos ponemos los tres a marcar ritmo. No es muy alto, pero suficiente. En esto, atacan Yus (que no sabía que había llegado) Aperribai y un tercero que no sé quién es. No tengo fuerzas para salir a por ellos. Sí lo hacen Tejería, sin éxito, y Mikel, invadiendo el carril contrario, que le cuesta una tarjeta roja por parte del inmisericorde Remen. Se acerca la subida a Medizorrotz, y empiezo a desanimarme. Sé que he nadado mal, me he desgastado demasiado en bici para llevar a 30 tíos en carroza que van hablando cual salida dominguera (hostia, por lo menos un poco de respeto!)y veo que no voy a poder seguir el ritmo en la subida.

Por lo menos, entro el tercero en la curva. Arranca Mikel, Alberto detrás, y después yo. Pero enseguida cedo, y me pasan unos 8 o 10 que se van juntos mientras yo decido ir a mi ritmo. Veo que el pulso no va demasiado alto, así que por lo menos intento no dormirme y no bajar de 300w. Llego entero al repecho duro, y justo en la parte de arriba me coge un chico con el que hago toda la parte de falso llano a todo trapo. Esta vez a rueda, que ya vale de hacer el mongolo (una vez más). Parece que recobro un poco el ánimo, y me propongo como objetivo a corto, hacer una buena bajada. Lo consigo y llegamos a T2.

Xabi va con los buenos. O se le rompe la rodilla del todo o imposible cogerle. Alberto y Mikel sí están a distancia más asequible. Hago la T2 con calma, Garmin, calcetines de la suerte ( sea los que sé qeu no me hacen nunca ampollas) dos geles (novedad) y galopar. Es mi última oportunidad de salvar el día.

Salgo a 3.35 (creo, porque se me olvidó enceder el Garmin al principio de la carrera y le costó la de Dios encontrar satélites), aunque tengo un dolor de cuádriceps importante. Esto también es novedad. Pero bueno, sé que con los kilómetros se irá pasando. Así que no pienso mucho en ello y me concentro en adelantar gente y bracear.

running

Hace bastante calor, así que cojo agua par echármela por encima. Me noto bien. No como en mis mejores tiempos, pero por lo menos consistente. Pasos por kilómetro:

3.40/174,3.41/174,3.38/175,3.38/174,3.55/174 (se encienden las alarmas),3.49/176 (tengo que aguantar como sea) ,3.50/175,3.55/177, 3.50/177.

Al final, puesto 53, justo detrás del que quedó delante mio en Lekeitio (Gorka Eraso, del Trigoi), y sensaciones muy extrañas. Acabo vacío, pero sabiendo que tampoco lo he dado todo. O más bien, no lo he dado cuando lo tenía que dar.