Último sprint…

Se va acabando la temporada. Iba a hacer un pequeño parón después de Tudela antes de afrontar Pálmaces y Valladolid (que ya no va a ser, porque entre otras cosas, estoy hasta las pelotas de la FETRI), pero mis problemas lumbares lo han adelantado. Así que tras 4 días de parón total, vuelta a los entrenos, pero en plan progresivo, para no pasarme y volver a lesionarme.

lunes: 1000 m de toma de contacto y confirmar que no me molesta la espalda (aunque al final noto cargada)

martes: sesión de fisio en Igaro y 2200 m. Mejor que el lunes.

miércoles: 65 km en bici, ya con la cabra, a 33ºC, pero suave, con Nai, a sólo 141w aunque probando a mantener  series de 5 minutos a 200w. Sin problemas.

jueves. Ya con más confianza, 2400. 3×500: 8.08; 7.54;7.54. A 1.35/100, lo que confirma que nado 3″/100 más lento en la de 50.

viernes: 2400. 3×200 Ae1: 3:10;3:12;3:12. 3×200 Ae2:; 3:00;3:08;3.10 (he perdido el ritmo completamente).

El finde tenemos mini-stage en Vitoria… Estas cosillas que hacen diferente a nuestro equipo

sábado: 105 km (177w) con 5×10′ a 250w. Ejemplo claro de lo que no hay que hacer en un entrenamiento de series.

-“calentar” no es llegar a las series con un calentón. 1h25′ a 185w. Demasiado

-Hay que mantener las series constantes: 275,262,262,251,222. Espectacular.

-Dentro de cada serie, si no consigues hacerlo constante, es mejor empezar suave y terminar fuerte. Al revés otra vez. Sólo la 3ª y 4ª que hice en paralelo con Ciro me salieron bien.

En septiembre de 2009 hice 3×10′ a más de 285w… Era cuando mejor he estado de siempre. Ahora estoy bastante más lejos, pero tengo algo más de fondo (creo).

domingo: día de divertimento, con dos vueltas al pantano pasando relevos cortitos bastante chulos. 77 km, a 35 km/h de media y 186w. Lo hemos pasado muy bien, y parece que le hemos cogido el truquillo a los relevos, aunque no es lo mismo hacerlos a 140 ppm que a 170 .