Media Maratón de Vitoria 2010.

Como suele pasar antes de las grandes citas, viaje de trabajo al canto. Esta vez, Avilés. Así que la semana de descanso se convirtió en una semana de no entrenar, pero no precisamente descansar. El sábado salí a rodar 30 minutos suave, y las sensaciones eran pésimas. Pero como es algo ya habitual y tenía en la cabeza e l3.30 de la Herri Krosa, seguía siendo optimista de cara al objetivo que era bajar de 1.19: objetivos-2011/

Así que allí nos plantamos: Haritz, Julen, Iker Cámara Borja, Dieguito y yo. Haritz e Iker  intentarían ir a por la 1h30, Julen terminar, Borja y yo juntos, y Diego aguantar hasta donde llegara con nosotros. Llegamos bastante pronto, pero nos lo tomamos con calma, y visto el frío que hacía y que Toñín Blanco esperaba en el coche, optamos por copiar la estrategia de uno que sabe de esto.

Un poquito de calentamiento, y a la salida, que se preveía complicadilla. Nos juntamos un montón de triatletas en la misma línea: Iván Gil con camiseta de tecnun!!, Piepoli, Guz que se quedaría más atrás, Ibón Mondragón, Gorka Bizkarra… Vamos, como en casa, pero esta vez en casa.

Se da la salida, y tras adelantar a los típicos que salen de 3 en 3 en primera línea para ir a más de 4.30/km, nos juntamos todos, que teníamos objetivos más o menos similares. Cachondeito y risas en el primer kilómetro, hasta que vemos que vamos a 3.23 y la cosa no está para florituras (aunque a Iván le sobran las fuerzas y sigue…) Y así van pasando los primeros kilómetros. En el 7 seguimos con gente buena: Alonso, Joserra, Beloki, que en principio van a hacer mejor marca que yo.. pero no voy demasiado forzado y todo lo que gane ahora al 3.45/km, ganado lo tengo.

En la subida a las Trianas empiezo a sufrir un poco más, pero bueno, toca pasar por mi casa y sé que eso me dará ánimos.. hasta que oigo a mi madre animarme con unas palabras que no consigo entender.. será la falta de costumbre.. Total que al pasar por la estación de autobuses empiezo a descolgarme preocupantemente..  El pulso está bajo, pero no puedo cambiar. Al entrar en Zaramaga, la cosa empieza a complicarse más. Empieza a dolerme el tendón de Aquiles derecho, por la parte exterior. O sea, lo de siempre… Sigo, pero el dolor parece que se extiende por todo el tobillo. Me acojono bastante, y pienso seriamente en la retirada, pero estoy en pantalón corto a 3 km de mi casa, sin llaves… Casi mejor si tiro para adelante. En la Alsasua me pasó algo parecido y terminó pasándose.

La circuvalación antigua es el infierno de siempre, pero creo que al ir más pendiente de la zancada, y sobre todo del tendón, se me pasa antes, aunque empiezan a cogerme grupos por detrás. Miro el Garmin, y he bajado a 3.50… que no está del todo mal para esa zona. Así que sigo a lo mío, sin cebarme con nadie.

Tras subir la cuesta de Uritiasolo, sorprendentemente bien, me empiezo a encontrar mejor. Ha pasado lo peor, se me ha pasado el dolor, estoy en tiempo de cumplir el objetivo y quedan menos de 7 km por zonas que conozco mejor que el pasillo de mi casa. Así que intento ser un poco más ambicioso y coger a la gente que empieza a descolgarse de los grupos de delante.

Entonces empieza la pesadilla “aupa neska”. La primera chica está a 15 metros por detrás mío y la gente parece que se sólo la ve a ella…

Así durante 5 km. Entonces sale mi orgullo viril, y el clásico “por mis huevos que no me pasa”. Pero nada. En el km18 me pasa sin poder seguirla. Hasta que en el paseo de la Senda, a menos de 2 km, veo mucha gente, entre ellos a Iván Aguayo, que me anima rollo Tour, me crezco, tuerzo el gesto y cambio de verdad.

En el Estadio veo en la contrarecta a Borja que tiene fuerzas suficientes para animarme. No puedo responderle. Parece que no me lleva mucho,… pero sí. Un minuto. EL cambio sigue, y en la recta veo el 1.18. Tengo que apretar. Un esfuerzo más, y 1.18.33, a 3.43 de media, un minuto y medio menos que mi mejor marca, y 3.30 mejor que el año pasado. Para estar más que contento.

Respecto a los demás, Borja 1.17, enorme. Diego aguantó hasta el 8 pero tiene que aprender a conocerse mejor. Al final 1.23, que está muy bien, pero tiene potencial para mucho más.

Iker y Hartiz 1.30,1.31,  y Julen terminó, que era lo que quería.

Al enfriar aparece de nuevo la tendinitis, pero hoy miércoles, tras varios intervalos de frío-calor, parece que las molestias casi han remitido.

Pongo una gráfica que ya puse el año pasado de comparación de ritmos y pulsos en esta carrera. Ahora, con los datos de 2010.

Muchas gracias a todos los que me animasteis y como dijo alguno en el pelotón, me hicisteis sentir más popular que la Estebán :), Galindez, Eukeni, Leire e  Ibon, Celaya, Iker Iriondo, Jubera Senior, Urtzi… Aunque no os devolviera el saludo, y a alguno ni le mirara, sé que estabais.

Queda la San Silvestre. Tendré que hacer un par de entrenos específicos.. Es mi carrera favorita y tengo MUCHAS ganas.