San Silvestre 2010

Llegó la carrera a pie que más me pone del calendario, y para la que normalmente, menos entreno. Este año no fue una excepción. Los dos entrenos específicos previstos tras el éxito de la Media Maratón se quedaron en cero, primero por que el tendón me molestó unos días, luego llegó Nochebuena y Navidad y luego dos días de esquí de fondo en Sonport donde me lesioné el pulgar de la mano derecha.

Así que descansado, con la mano tocada y el efecto de la altura¿? me presenté en la salida.  Por una vez, calentamiento más que suficiente, con 4 progresiones potentes, pero de las que te dejan con una sensación de “no voy a poder”.

A las 18.20, diez minutos antes de la salida, nos colocamos debajo del arco para intentar evitar el caos. La espera se me hace bastante larga, y me noto alteradillo (116 ppm) pero confiado. El objetivo es:

-mejorar la marca del año pasado (3.35) que estoy bastante seguro de que lo voy a hacer.

-intentar bajar de 3.30/km. Creo que puedo.

-intentar meterme en la clasificación final, donde cada año meten a menos gente (y creo que desde que bajaron de  60 hace unos años ya no aparezco).

Salida: uno de los mayores caos y vergüenzas que he visto en mi vida. La gente saliendo 300 metros más adelante de la línea de salida, independientemente de su nivel, sin importarles los que vienen detrás, el coche de la publicidad, más despacio que la gente que termina adelantándolo, bocinazos, caídas.. Hora de reaccionar: me hago sitio rápido sin importarme nada y empiezo a progresar. Veo a Borja y le cojo. Sigo, y ya cogemos a Mikel. Me parece que estoy bastante atrás, pero al llegar a las Trianas veo que no hay demasiada gente delante. Subo bastante fuerte y en la bajada, tras pasar de nuevo por casa, esta vez con buena cara, cojo a Gorka. “Vamos!” y sigo marcando el ritmo. Me noto muy bien, cómodo (mucho mejor con las T6 que con las ST4) y con el pulso donde tiene que estar: 182 ppm. Acabamos Los Herrán, el único medio-saludo  que me permito en toda la carrera es a Patri, que lleva un año aguantándome y ahí está intentando sacarme una foto a oscuras con su móvil 🙂

Giramos y empieza lo duro. Subimos Portal de Villarreal y al empezar la calle Francia cogemos a Quintana. Decido que ya vale de tirar, que queda toda la parte vieja y se me va a hacer duro, así que me pego al culo de Gorka y seguimos progresando. Llegamos a la Cuesta. Tanta gente como siempre.. y siempre hay alguien que te conoce y te anima… Diego, Calderón… da igual. No consigo identificar a nadie, pero se agradece. Cogemos a una chica negra.. Primera vez que me pasa.. Empiezo a notar el sabor a sangre en la boca, el pulso está ya en 186, pero ya no puedo cagarla. Es momento de recurrir al factor C.

Pinto superada, el gustazo de bajar por a Mateo Moraza y entrar en la Corre. Dios, ¿por qué tardaron tanto en hacer este recorrido?. Cambiamos a Zapa sin descolgarme y cogemos a las dos primeras chicas (africanas, of course)… pero no me acordaba que había que llegar hasta al Virgen Blanca… En esto, Aritz Uriarte, que llevaba detrás mío sin saberlo (como reconoció unas horas más tarde por aquella zona) me mete un hachazo increíble.. imposible de seguir, pero al llegar a San Pedro ya he sacado unos metrillos a las chicas. Aprieto el culo. A los de delante no les voy a poder coger, pero intento alargar lo que puedo la zancada.. Me da tiempo a mirar la hora en el reloj de la farmacia y a poco más, porque las chicas esprintan por detrás y casi me llevo la cinta de la meta por delante.

tiempo final 22.58 (3 segundos más que el año pasado, pero en 500 emtros más).

Pongo cómo hacer una compración entre dos carreras con el Sporttracks 3.0.

-Para seleccionar las actividades: lo más fácil es ir a reporte de actividades. Pinchar las dos.

-Para sacar las gráficas: Analizar/overlay de 2 actividades.

Se ve percfectamente, cómo una vez más este año, entre 5 y 8 ppm menos, que en las curvas y arrancadas, cuando el año pasado me hundía, éste tenía fuerza para acelerar, y que aguanté, 3 km por debajo de 3.20… hasta que la carretera se puso un poco cuesta arriba.



3’21″/km a 185 ppm de media. Alucinante. Nunca había corrido tan rápido y no consigo explicarme cómo lo he conseguido.

Posibilidades:

-74 kg en lugar de los 77.5 del año pasado cuando el amigo Iñigo Simón me llamó gordo (con razón).

-descansado

-el esquí de fondo

-confianza

y lo que más ilusión me hace: