Benidorm 2011

Por tercer año consecutivo, y segundo en Benidorm, una semanita de vacaciones, para entrenar lo que no puedo entrenar por mi horario y por vivir en Vitoria. Cada año nos juntamos más gente del equipo, lo que ayuda a todo, a salir a entrenar, a ir a nadar después de la sagrada siesta, a animarte a meterte en una clase de Pilates.

Hace tiempo que no pongo los entrenamientos que hago, porque ya los tengo apuntados en otro sitio, y no creo que aporte nada, pero siendo una semana especial, los pongo, más que nada por recopilar las sensaciones durante la semana de más carga del año (al menos por ahora, ya veremos qué pasa en agosto).

Viernes:

8 horas de viaje con parada en Calamocha, a comer el bocadillo de jamón (D.O.) con tomate.

Sábado:
Finestrat-Sella-Tudons/Aitana, bajada por Ortxeta.
Subida a ritmo, hasta que nos coge la mejor master de Holanda (http://www.veltec-granfondo.nl/index.php?option=com_content&view=article&id=134&Itemid=92), me pico y tiro hasta arriba con ella.
Por la tarde, 2600 de agua con 12 x100 a 1.27. Cómodo

Domingo:
90km, en Elche, lloviendo, con mucho viento. Muy flojo. No me encuentro bien en ningún momento, y los últimos 30 km (tras el primer pinchazo de la semana) se me hacen eternos.

Por la tarde descanso.


Lunes:
Callosa D’en Sarria La Nucia-Finestrat. Carretera muy revirada, muy pestosa y otra vez con mucho viento. Tampoco acabo de encontrarme fino y empiezo a rallarme un poco. No me encuentro cansado, pero me noto con falta de fuerza en las piernas.
Por la tarde 2800m de piscina.

Martes:

Campello-Aigues-Relleu Finestrat.
Mejor, aunque el golpe en la rodilla con el manillar del día anterior (cuando me saltó el cambio en el 23, que llevaba varios días tocándome los huevos) me está haciendo ver las estrellas, sobre todo al parar a esperar al grupo tras darle bastante caña en la subida a Aigües (270w) en algo más de media hora.

Por la tarde, mi primera sesión de Pilates. Muy bien, pero muy duro. Si lo hiciera con más continuidad, seguro que nadaba mucho mas fluido… Aparte de que se trabaja mucho el abdomen, que siempre viene bien (aunque algún supuesto gurú del triatlón español diga que sirven para nada… No suele meterme en berenjenales, pero hay cosas que duele leer).

Miércoles:
Salimos a las 10, como todos los días,  pero a la media hora me doy cuenta de que el dolor en la rodilla empieza a ser insoportable. Así que me doy la vuelta sólo, y me las veo moradas para llegar al hotel. 45 km a 135w.
Por la tarde, pruebo a nadar, con pull-buoy, y acabo haciendo los 4000m bastante cómodo con 9 de 300 muy cerca de los 4.30.

Jueves:

Me sigue doliéndo la rodilla, así que mientras mis compis se pegan la soba en bici con subida a Tudons por Relleu, no me queda otra opción que doblar la natación

2800m por la mañana con 4×500, combinando pull y palas. Bastante más rápido con pull.
2600m, con 20×100 cada 1’50”, detrás de Eukeni y Borja, pero no a rebufo. 1.24”. Confirmación de que puedo hacerlo.

Viernes:

Tengo la rodilla algo mejor y Esti me pone kinesotaping, y la verdad es que lo noto mucho mejor.

Pero justo antes de salir empieza a dilivuar. Así que a guardar las bicis y a la piscina.
2600, con 4×500, en 7.30. No hay como tener nivel alrededor para forzar y exprimirte.
Por la tarde, 10 km con molestia en la rodilla, pero que no me limita. Después, pintxo-pote que acabó desmadrándose un poco (+gofre), que hay que tomarse un respiro.

Sábado:
105 km, subiendo a Aitana desde Ortxeta. En progresión, una hora a 250w, con la última media hora a 270w.

En la segunda curva de la bajada, me patina la rueda trasera, toco el freno delantero, yéndome todavía más adelante con lo que pierdo el control de la trasera y al suelo. Mucho daño…

Sobre todo en la muñeca… bajo como puedo, me cuesta calentar, pero conseguimos hacer 60 km más (no quedaba otro remedio), y acabando fuerte y a gusto desde Altea.Por la noche, fiestón en Penélope.

Resumen:

460 km en bici, 17000m nadando y 10 km corriendo.

Para muchos, una semana normal de entrenamientos. Para mí, el doble de una semana normal. Lo más positivo, la buena recuperación de un día a otro, que aparte de con el entrenamiento previo, se consigue con el arsenal de productos de Victory Endurance,

mallas de recuperación de Skins, medias de compresión de Medilast y gel recuperante de Born (Ni que me pagaran por llevarlas:))