post Half-Calella y pre-Lekeitio

Han pasado ya 3 semanas desde Calella, lo que quiere decir que quedan 5 para Vitoria y que hoy corro en Lekeitio. La primera semana fue de recuperación, con bastante más cabeza que la post-Arenales, probablemente porque mi cuerpo también lo necesitaba y de darle bastantes vueltas a los watios promedio y normalizados. Hablaré de esto en otra entrada, (todavía no lo tengo claro del todo), pero la conclusión es que voy en bici más o menos igual que el año pasado, tal vez un poquito mejor, pero llego mucho mejor a la T2.

La segunda, era la previa al Donostri Sprint Triatloi 2011(en adelante DST, que lo de las siglas está de moda). La carrera que el DTT (mi club) organiza todos los años en Ondarreta. Puede que si saco un poco de tiempo, escriba una entrada sobre esto, que creo que merece la pena.. La semana que viene. El caso, es que aparte de los 1500m que hice en Ondarreta cogiendo medidas de la distancia a las boyas, de los sprints por la arena el domingo por la mañana con las estacas y la cinta al hombro y de las series de fuerza –resistencia con las vallas, poco más entrené.

Y esta semana era la tercera. He dejado de hacer pruebas en el velódromo, (12×4’ a 240-250w salvo que ponga mal la rueda, me roce con la vaina, no me dé cuenta y me salgan a 280w¿?) y he vuelto a la carretera. Los días alargan ya un montón y se puede andar perfectamente hasta las 21.30, así que el martes, saliendo desde Miñano a las 19.00 pude hacer 75km con una tarde estupenda, aprovechando el viento y repetir las 4x250w. Lo bueno de llevar viento de culo o lateral, es que las series son más agradecidas, pero llegar a 250w me cuesta. Me salieron un poco más dispares de lo habitual. 245, 270, 244, 248. Aunque me quedé por debajo en la media en 2 de las 4, la parte positiva es que en la 4ª ya no se me caen los watios. Y he empezado a reducir el descanso entre series. 10 minutos me parecían demasiados, así que bajé a 9 y la siguiente a 8..

En la natación le he dado un giro, casi pensando ya en el año que viene, de la mano de Oscar Cofán, entrenador de Easo de waterpolo, que nos estuvo echando unas cuantas manos en el DST 2011.. (otra entrada más que se me queda pendiente).

Y corriendo, pues nada. Un día 45 minutos a 4.10 por Salburúa hace 2 semanas, y el jueves 4×1000, a 3.30, 3.28, 3.22, 3.22…. O sea, dos días en tres semanas… es lo que hay.

Así que hoy (tras un “estupendo” viaje ayer de ida y vuelta a Madrid yo sólo) vamos a Lekeitio. Uno de los clásicos y una de mis preferidas. Nos juntamos un montón de gente del equipo, de Vitoria y conocidos en general. El año pasado sin hacer una buena natación, y corriendo normalito, quedé bastante delante gracias a unos muy buenos kilómetros iniciales en bici.
Lekeitio 2010

Este año, probablemente no pueda hacer ese kilómetro en la variante con el tipo de entrenamientos en bici que estoy haciendo, así que habrá que intentar nadar mejor.