Triatlón de Tudela 2011. Crónica.

Más de una semana después de competir en Tudela, sigo sin muchas ganas de escribir la crónica, pero como este blog lo escribo, sobre todo, para usarlo como diario y acordarme de cómo han sido las carreras, voy a seguir haciéndolo, a pesar de que el resultado fue bastante malo.

Un buen fin de semana con Patri, mi abuelo y Solís y Nerea en Valtierra.  El sábado, hicimos pasta por no hacer comer arroz integral a “inocentes”. Primer error, porque sabiendo que no la digiero tan bien como el arroz, comí demasiado.

Pequeña siesta y a Tudela. 32ºC y viento (caliente, por supuesto). Ante el panorama, decidimos dejar las bicis en boxes cuanto antes para evitar la cola que se forma siempre a la entrada (y más cuando vemos que sólo hay una pareja de jueces en boxes).

Nos vamos al Arenas, a la sombra a esperar, pero me noto bastante empanado a la vez que nervioso. Muestra de todo esto, que cojo mi Xterra Velocity (por fin lo voy a estrenar en carrera) para ponérmelo en la orilla y cuando voy a empezar a ponérmelo, me pregunta Solís si voy a meter el dorsal debajo del traje.. porque lo llevo puesto en la cintura! Así que salgo disparado para boxes para dejarlo, pero en vez de colocarlo cuidadosamente en la bici, lo dejo colgado del manillar de cualquier manera.

Después de aguantar un rato a que los habituales impresentables no sepan quedarse por detrás de la línea de salida, por fin, comienza la carrera. Me he colocado en segunda línea, al lado de Iván, pero no justo detrás, que es lo que tenía que haber hecho.

Los que tengo delante salen más despacio que yo, y me hago hueco como puedo. Todo el mundo está tirando hacia la izquierda, pero yo intento mantenerme por el centro del río, que siempre hay más corriente. Se gira en la boya, sin problemas y toca nadar contra corriente. La gente se va muy hacia la orilla. En mi opinión demasiado, con lo bajo que va el río y lo centrada que está la segunda boya así que me mantengo un poco separado del grupo. Me parece que hay demasiada gente por delante, pero tal como he estado nadando estos días, ni con ayuda del Velocity voy a salir delante.

Al salir del agua, oigo que alguien grita “hogeita hamazazpi” (37), así que bueno, no está mal del todo. Llego a mi bici y veo que todavía está la de Solís. Entonces empieza el desastre. Me quito el traje relativamente rápido. Me pongo las gafas el casco y el dorsal… al revés. Con los números hacia abajo. Me quedo pensando si hay forma de resolver eso sin quitarme el dorsal, si me arriesgo a salir así… y al final decido quitármelo por lo pies y volver a ponérmelo. Unos 15 segundos que se me hacen eternos y en los que todo el grupo que ha salido detrás mío me ha pasado (Solís incluido a pesar de que no me he enterado ni de que ha salido de boxes.)

Salto encima de la bici, y empiezo a tirar. Veo el grupo grande delante y aprieto, pero veo que no llego, así que empiezo a mirar hacia atrás, esperando a que llegue Solís (que iba por delante) o alguien para echar una mano. No llega nadie así que sigo tirando. Por fin llega un chico del Arenas, pero que me dice que va justo.. Pero por lo menos pasa, pero sí que va justo.. Así que le digo que ya tiro yo, y con que pase un poco de vez en cuando, vale.  A ratos parece que nos acercamos, pero en cuanto bajamos un poco el ritmo, enseguida se vuelven a marchar. Son aproximadamente 20, y nosotros dos, así que veo que va a ser imposible, a pesar de que llevo 260w de media, así que el pensamiento es, que se nos marchen lo menos posible para por lo menos intentar remontar algo corriendo.

Pero cuando llegamos a boxes, no queda ni uno de ellos. Nos han sacado dos minutos y poco voy a poder remontar. Más, cuando me pongo a correr y noto los efectos de la paliza en las piernas y un leve flato… Así que pongo un ritmo cómodo para intentar acabar lo más dignamente posible. Llevo un gel en la mano, con el calor que hace no me dan ganas ni de probarlo. En el kilómetro dos, lo intento, pero se me hace una bola en la garganta que hace que tire lo que me falta, y me dedico a correr. Me noto algo mejor, con las piernas ya más sueltas y con algún objetivo por delante, así que aprieto echando un par de huevos, que para algo ha venido el abuelo a verme con la chicharra que hace…

 

Al final, parcial 13, y puesto 30. Mal, porque si hubiera estado con el grupo grande, que era el mío, podría haber quedado entre los 10-15 primeros.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s