Media Maratón Vitoria 2011.

Después de los resultados de las primeras carreras populares, me presentaba en la Media Maratón de casa con muchas ganas.  Tenía bastante claro que podría mejorar el tiempo del año pasado, así que 1.17 era el objetivo (el tiempo del grupo del que me solté el año pasado en el km 9).

El tiempo se presentaba bastante asqueroso, pero como ya he dicho unas cuantas veces, en lo que a correr se refiere, cuando llueve no salgo a entrenar, pero me encanta competir con lluvia.

También se preveía frío, pero bueno, 4ºC en diciembre en Vitoria, no es frío. Así que repetí uniforme del año pasado cambiando las ST4 (que este año las llevaba Ivan) por las T6, con las que corro muchísimo mejor.

Además, parece que esta vea la crema calentadora de Cramer se activó más o menos cuando quería y no 6 horas después, así que todo estaba en su sitio.

Se dio la salida, como siempre colocados demasiado atrás a pesar de que en un principio estábamos en segunda fila. Aproveché los huecos que elegantemente fue haciendo Borja, y en la primera rotonda pasamos por la izquierda cuando todo el mundo iba por la derecha.

Así pasamos el primer kilómetro en 3.18. 5 segundos menos que el año pasado, y aún así seguíamos atrás. Veo a Aitor Zubia que tira para adelante y a Iván Gil tras él. Quería ir con Iván, pero me parece que va demasiado rápido, así que me quedo con Borja Abecia, que aunque con la paternidad ya no corre tanto como antes, pero sabe correr.  Enseguida nos estabilizamos en 3.35. Ahora ya es cuestión de mantener. Durante 18 km más, pero de verdad que con la de ánimos que estaba recibiendo me notaba con mucha fuerza para aguantar. Muchas gracias a todos!!!

Se van haciendo grupitos. El mío está ya formado con otros ilustres como Antonio Peula, pero me pongo a tirar, hasta el 8 donde ya me pongo a cola.

Pasamos el 10km por debajo de 36 y ya empiezo a hacer la goma, pero sin soltarme del todo como el año pasado. Voy mucho mejor, y con el pulso relativamente bajo, 170 ppm. Y poca historia más: salvo que en el km 15 me paro a apretarme las gomas de la zapatilla izquierda, que no entiendo por qué se ha aflojado, y que se vuelve a soltar en el 16 pero ya no me paro porque estoy en modo de persecución de Zerain. Al llegar a meta me di cuenta de que se había roto!¿?.

En los dos últimos kilómetros, con la “subida” al Mineral donde en todas las carreras me pasan hasta los caracoles, por una vez tengo fuerzas para cambiar y recuperar algún puesto. Al enfilar la recta de meta, veo 1.16 al fondo.. Buahh!!! Aprieto y braceo como un loco, intentando que no aparezca el 17… 1.16.40!!!


 

En la comparación del año pasado, se ve que fui más o menos 4/5 segundos más rápido durante toda la carrera, pero sobre todo del 10 al 14 donde el año pasado tuve molestias en el tendón de Aquiles, he recuperado casi 10 segundos por kilómetro.

 

Ahora queda la San Silvestre. Mi carrera favorita.  Ésta vez sólo 5,7km  con salidas separadas y salgo con los Élite!  La voy a “preparar” con 5 días en Jaca. Otros años ha ido bien. Ya veremos esta vez.