Jaca-Candanchú, no. Primer objetivo que va a ser que no.

Me hacía mucha ilusión correr en Jaca, ya lo he contado varias veces, pero cuando no se puede, no se puede.
Otros años, y este también iba a ser así, el triatlón de invierno era una motivación para ir a esquiar dos o tres fines de semana, y algunos día de Navidad, y como efecto colateral, hacer un entrenamiento aeróbico intenso en altura, que me ponía como una moto.

Son tantas las razones que tengo para no correr que me han dejado la decisión en bandeja, así que lo de la ilusión habrá que dejarlo para otro año.
– la falta de nieve: durante lo que llevamos de temporada apenas ha nevado. No se sabe muy bien lo que va a haber allí, y sobre todo, no he esquiado todavía.
-la subida de las cuotas de inscripción en un 33% . Eso si te apuntas con 12 días de antelación, si no, otros 10 euros más. Que dirán, 10 euros no es dinero. Ya, pero no cuela, gracias.
-la coincidencia en fecha con el día en el que a los de Donosti les da por tocar el tambor,
-más la lesión de Mikel nuestro jefe de filas (al que este año sí le podía haber hecho un trabajo de gregario interesante hasta Canfranc), lo que implicaría que tendría que ir sólo y entonces ya no tiene tanta gracia.

el resto de triatlones de invierno:

-pues Ansó no sé si se va a hacer, porque ya ha sido aplazado una vez por falta de nieve y desde entonces no ha vuelto a nevar,

Reinosa parecido y en principio, nos coincide con que la semana que viene ya nos marchamos a Benidorm para “preparar” contrarreloj el primer Campeonato de España de triatlón de verano que se celebra en invierno (esto es de película de los hermanos Marx o nos hemos equivocado de hemisferio)

-Podríamos hacer un intento a la desesperada en el Campeonato de Euskadi de Isaba, pero en esa pista que es más de alpino que de fondo, si al año pasado sufrí, este año sin entrenar…puede ser un infierno. De momento, no está descartado, pero tiene mala pinta.