Balance de la primera parte de la temporada.

El domingo, en Valencia, terminará mi primera parte de la temporada. Cuatro meses en los que tras parar completamente dos semanas después del Challenge,  y otras dos de puesta a punto, he entrenado bastante bien, en cantidad, calidad y sobre todo siguiendo lo planificado con los clásicos ciclos de carga-descarga 3+1.

No he tenido ninguna lesión, no he estado enfermo, no he tenido muchos viajes de trabajo. Todo ha ido según lo previsto, como me gusta, salvo que no he esquiado ni un solo día y por lo tanto tampoco he hecho ningún triatlón de invierno. Una pena, pero ni las condiciones metereológicas han acompañado (no ha nevado hasta finales de enero) ni la ridícula fecha del Campeonato de España de MD en invierno ha ayudado nada. Pero de Valencia ya hablaremos.

El balance de estos 4 meses es por lo tanto, muy positivo. Sólo he competido en algunas carreras populares en diciembre, centrándome (dentro de lo poco que me suelo centrar en la carrera a pie) en la Media Maratón de Vitoria donde conseguí mi mejor marca, y en la San Silvestre donde también hice mi mejor puesto y mi ritmo de carrera más alto de mi vida. O sea, que muy bien.

Pero es en la natación y en la bici con lo que más contento estoy. En el agua, desde que empecé con Oscar Cofán, en junio de 2011, hemos subido los metros bastante, pero el resultado ha sido muy esperanzador. Tras cuatro años estancado, he conseguido mejor bastante mis tiempos en todas las distancias, pero sobre todo en las que importan. Por ejemplo, de agosto aquí he bajado 1’30” en 1500m, que para un tío de 33 años (que ya no soy un chaval) y 11 “nadando”, creo que está muy bien.

En la bici, también me veo muy bien. Mientras que el año pasado me centré en aumentar el fondo de cara al ironman (nunca había pasado de 120 km), haciendo tiradas largas pero sin muchos watios, este año se trataba de subir los watios en la zona que me interesa: entre 1hora y dos horas. A estas alturas he subido los watios aproximadamente un 10% respecto a lo que movía al final de la temporada pasada aunque también las series más cortas (10, 20 y 30 minutos) me están saliendo en la cabra bastante mejor.

He puesto unas curvas interesantes, que salen con el WKO+. Cada curva representa la potencia máxima para cada intervalo de tiempo. En este caso he comparado la potencia máxima en dos periodos de tiempo:

– en discontinuo la temporada pasada entera (incluyendo competiciones) y

-el rojo contínuo mis últimos tres meses de entrenamientos.

La zona que me interesa es la marcada con el círculo rojo… que parece que no por la escala, pero es diferencia, sobre todo teniendo en cuenta que en Abejar la discontinua subió mucho.

 

Así que deberes hechos, contento, y después de Valencia a descansar, que todavía me van a quedar 5 meses, que van a ser los divertidos de verdad (en los que espero que haga menos frío y deje de llover/nevar).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s