Triatlón de Lekeitio 2012. Crónica.

Salimos de Vitoria a 28ºC y camisetita de tirantes, y llegamos a Lekeitio (por Urkiola), a 16ºC y lloviendo. Íbamos bastante motivados, pero llegar con ese ambiente, la verdad que desmoraliza bastante. Pero bueno, total, vamos a ir mojados de una forma u otra, así que al tema.

Dejamos todo en boxes rápido (tanto que se me olvidó dejar el Garmin) y nos vamos a resguardar debajo de la Iglesia, que había una ambiente espectacular.

En la salida, veo en la de las chicas que la corriente, las lleva hacia la izquierda, aunque las olas van hacia el otro lado y decido colocarme en el centro, que es donde hay más sitio, en primera fila. Tras hablar con Gari, pienso que igual es mejor ponerme detrás de los buenos, así que me coloco tras Muller, Okamika y Unanue. Sin esperanza ninguna de coger sus pies, pero queriendo nadar con espacio. Error.

Se da la salida (se supone, porque yo no oí ni bocina ni nada), y como siempre, llego en cuarta línea al agua. Tardo en lanzarme, pero me han adelantado por todos lados, y ya no tengo sitio libre y me llevo un par de patadas en la cara. Sigo estando bien orientado, pero todavía no he dado ni dos brazadas buenas, y tengo mucha gente por delante. De repente, se abre el espacio por delante.. Pero es muy tarde. Llega la temida primera boya en la que hay que girar casi 180 grados, pero se pasa mejor de lo esperado y ahora sí empiezo a nadar. Cojo unos pies y me centro, pero veo que voy demasiado relajado y cambio para marcharme. Pero sé que voy mal.

Delante de mí sale Taracena y a mi lado Alberto, que sale más rápido que yo por la arena.

Encuentro la bici rápido, no me pongo gafas y salgo. Toca una de las líneas de montaje más complicadas del mundo, estrecha, con árboles, bancos y un pivote… y el típico gilipollas que llega dando gritos. Total que fallo de nuevo en el salto, intento montarme de forma tradicional, vuelvo a intentar saltar, y al final vuelvo al tradicional, metiendo un pie al principio. A pesar del desastre, no he perdido tanto y le cojo a Alberto antes de terminar el pueblo. Sé lo que toca, apretar, apretar y apretar. En la rotonda de bajada de la variante ya veo que el asfalto y los frenos están peligrosos, pero bueno, no es circuito difícil. Sigo tirando, con alguna colaboración puntual. Llega Ander del Antxintxika, a quien no conocía e hizo el mejor parcial y nos suelta antes de tiempo… Me marcho con uno de Zornotza (creo que Etor Etxeandia) y otro chico y vamos cogiendo gente.

Primera bajada. Salvo algún kamikaze que pasa, no pierdo el grupo y bajo bastante bien, tras aplicar lo practicado el jueves en Zaldiaran. Al cruzarnos con la cabeza veo que vamos bastante atrás, pero tampoco me sorprende. Por una vez, el giro de 180º también lo hago bien, y me quedo tras el chico de Zornotza. Subimos fuerte, pero aguanto bien, empieza la bajada. En la segunda curva se cae un chico del SVC. Joder, que ruido hace una bici en una caída… Y dos curvas más tarde, sin darme cuenta, me caigo yo. No sé ni cómo ni por qué, pero estoy resbalando por el suelo y casi me meto debajo de la ambulancia que viene por el otro carril. Me gritan desde la ambulancia si estoy bien. Pues no. Me duele la cadera y el codo, pero cojo la bici, pongo la cadena al segundo intento y me monto ante el aplauso de los coches que han parado detrás de la ambulancia. En este rato sólo ha pasado un grupo de cuatro, lo que me sorprende bastante. Empiezo a tirar con rabia para abajo… Me he caído casi en la última curva, y ahora es fácil. Me duele, pero no me limita. Miro para atrás y veo un grupito, así que me dejo coger, pero no van nada rápido y tras un par de relevos, meto un hachazo de los que no meto nunca para por lo menos poner en fila a los que van tocándose los huevos atrás. La entrada al pueblo, me la tomo con calma, porque ya lo del pavés  mojado puede ser de escándalo.

Transición normal y a correr. El dolor sigue sin limitarme pero me noto cascadillo, y no tengo las piernas de Hondarribi. También aquí sé de  sobra lo que toca. Sufrir hasta el giro, y luego alargar zancada. Sigo pasando gente.. Y empiezo a cruzarme con gente a la que gané en Hondarribi. Poco después del giro me adelanta uno que no tengo ni idea de quién es, e intento pegarme a él. Sólo me queda intentar coger a Guz, más que nada por no tener que aguantarle durante lo que queda de año. Creo que me da tiempo, pero va ligerillo.. con las rodillas por el suelo, pero rápido. Le paso antes de encarar el puerto, y me centro en que ya no me pase nadie más. Por lo menos he terminado, que cuando me vi en el suelo no las tenía todas conmigo.

Puesto 38 y fuera de la primera página de la clasificación. Casi igual que el año pasado, pero esta vez había bastante menos nivel. Otra oportunidad perdida, esta vez con caída incluida, y cada vez quedan menos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s