Triatlón Sprint Tudela 2012. Crónica

Llegamos al parking del Arenas a las 16:15 de la tarde con 31º grados y Cierzo fuerte. Lo de siempre. Saco la bici del coche y le pido a Patri que me saque la rueda delantera del asiento trasero… “qué rueda?”.. Cómo que qué rueda??? La de 60, que la de 90 la he dejado en casa… Ale, bici al coche y de nuevo a Valtierra a por la rueda que me he dejado en el garaje. Por suerte, no estábamos en Vitoria y habíamos ido con bastante tiempo así que en menos de media hora estoy de nuevo en el mismo sitio.
Ahora sí, monto la rueda y vamos a boxes. Paso el control pronto para evitar la cola de todos los años y dejo todo menos el bidón de isotónico de 226ers que me lo traigo congelado y si lo dejo en la bici va a estar caldito. Nos subimos a la piscina un rato, aunque no queda mucho para salida, así que enseguida vuelta a boxes a dejar el bidón y ponerme el Velocity de Xterra. Cuando llego a mi bici veo que hay un chico que lleva acoples ilegales y le hace falta una llave allen. Se la dejo, pero le cuesta un montón arreglarla situación, así que acabo saliendo el último de boxes.
Breve calentamiento y a tiritar como todos los años hasta que salen las chicas y nos metemos al agua.

Este año han decidido meter a un juez con tarjetas al agua (y los gorros numerados, claro) que es lo suyo, para evitar que los de siempre se pasen de listos. La mayoría de gente se coloca en el lado más central del río, que es evidentemente la línea más corta, pero sólo hay 5 o 6 metros de diferencia, así que estimo que es mejor ahorrarse unos golpes y nadar más tranquilo, yendo poco a poco hacia el centro. De todas formas, la situación tampoco está muy clara, y acabo perdiendo la primera línea. Se da la salida, por fin una bocina que suena!

Y para variar el de delante de mí es bastante lento, pero le paso rápido. Al lado mío tenía a Muller y a Taracena. Muller se marcha rápido y me quedo con Taracena. Todo el mundo se tira bastante rápido hacia la izquierda, mientras que creo que yo lo hago de forma más gradual. Voy asfixiadillo, pero no me noto con suficiente cadencia. Voy más pendiente de la boya que de la técnica y ya veo que estoy de nuevo más atrás de lo que quería, aunque tampoco me sorprende. Boya y toca remontar la corriente.
Como siempre, todos muy pegados a la orilla. Y como siempre, tampoco me atrevo y me quedo más hacia el centro. Al levantar la cabeza para ver la boya, veo claramente un grupo muy grande que nos lleva unos 30 segundos. Empiezo a encontrarme mejor y a empujar en condiciones, pero a los de delante ya va a ser difícil cogerles en la bici.
Subo como puedo los escalones, piedras y elementos varios de la orilla y trato de soltarme el traje hasta que chaaaasss…. El cordón de cuero que me puso mi madre se rompe..

Este es mi año con las cremalleras. Nada, sólo me quedan 50 minutos de carrera a 30 grados con un cacho de plástico pegado al cuerpo. Veo que eso no es factible, así que hago otro intento desesperado de abrirlo antes de pedir ayuda a alguien (aunque me pudiera costar la descalificación),

y gracias a Dios, funciona y se abre… Uff. Respiro aliviado. Llego bien a mi bici, otro pequeño lío con el dorsal pero nada comparable al del año pasado y salgo rápido mientras veo como Taracena se pone a beber del bidón sin prisa ninguna…ay. Salto de la rana perfecto y a tirar.

Enciendo el PT y no se conecta con el buje. De puta madre. No es para nada necesario en una carrera, pero me gusta tener los datos de las carreras, y hoy tiene pinta de que voy a reventar mis mejores registros… Hasta que pasamos por encima del puente sobre el Ebro, y me pega un bandazo la bici que casi me tira. Me vienen los fantasmas de Valencia a la cabeza, pero la HED 6 no es la Xentis, y por suerte le he hecho caso a Patri, que cada vez entiende más de esto, o más bien sabe ponerle sentido común, y no he traído la HED9, que sí, va mejor con viento cruzado, pero no con ESTE viento. Me doy cuenta de que cruzado sólo va a ser en esta recta y que dentro de poco será de cara y luego de culo, así que mantengo la calma hasta enfilar la recta que va ya en dirección Arguedas. Ahora, a apretar dientes e intentar recoger gente, porque me da que por detrás no va a llegar nadie. Cojo al eterno Santamaría (que gracias a la absurda regla del neopreno en los V2 me sigue sacando una barbaridad en el agua), y formamos ungrupo de 5 donde nadie colabora, pero todavía es pronto para pararme a pensar.

Veo que llevo la cadena cruzada, así que decido quitar el plato, y a la vez bajar un par de piñones… Una maniobra que hago un montón de veces… pero esta vez la cadena se tiene que salir, y no hay forma de que entre sola. Mierda puta. Pie a tierra y  a meterla con la mano. Me pasan 2 ó 3 bastante fuertes, uno de los cuales era Latasa pero no le vi. Me monto, miro para atrás y no viene nadie cerca, así que a intentar volver a coger a mi grupo. No queda otra. Con el viento de cara parece que están más cerca de lo que realmente están.. Al girar 180º veo que están mucho más lejos, pero sigo intentándolo. Ahora con viento de culo, y por fin lo consigo. Ahí ya, veo que el único que tiene ganas de colaborar el Daniel Sánchez-Alvaro, pero empieza a echarse la mano a las lumbares.. Nos cansamos de que nadie pase el relevo, ni aún pidiéndolo directamente, así que decidimos atacar. Sale Daniel y yo detrás, pero con el viento de cara no es nada fácil y creo que nos ha faltado convicción. Giramos de nuevo, ahora viento de culo, y soy yo el que arranco. Nunca lo suelo hacer, porque normalmente soy más rápido corriendo que la gente con la que voy en bici, pero a este paso los del segundo grupo se nos van definitivamente, los jetas me tocan las narices y quiero darme el gusto de ver que puedo hacerlo. Total, ya no tengo nada que perder. Miro ligeramente para atrás, y veo que me he marchado con relativa facilidad. Ahora es cuestión de mantener. Todavía paso a un par de descolgados de los otros grupos y encaro ya la recta en la que pega de costado, en la que al fondo diviso al grupo.. Calculo que pueden ser unos 30 segundos, así que todavía puedo coger a alguno corriendo.


Llego a la T2 sólo, con Daniel que al final me ha cogido, unos metros atrás. Le hago un gesto de agradecimiento, zapatillas y a correr.
Poco más que contar. Toca remontar pero los de delante no son cojos. Paso a Ana Casares (que 20 minutos antes de la carrera estaba dando el pecho), Altuna Jr que ya tiene que tener pesadillas conmigo, y dos o tres más.

Otra vez que no me noto muy suelto, pero el ritmo no es malo, aunque es en el último kilómetro cuando empiezo a notarme mejor. Voy contando puestos según nos cruzamos, y al final no va a salir mal del todo. Puesto 15, mejor que el año pasado, pero otra carrera en la que me pasa algo.

2 comentarios en “Triatlón Sprint Tudela 2012. Crónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s