Dureza mental.

Para las carreras en general, pero sobre todo para las de Larga Distancia, es fundamental estar preparado mentalmente para ser capaz de sobreponerse a los momentos donde va a tocar sufrir, en los que falta motivación para seguir empujando para mantener el ritmo, esos en los que ves que no vas, en los que parece que eso no va a terminar nunca.

Como todo, eso también se puede entrenar. Creo que tampoco es necesario hacerlo demasiado, porque corres el serio riesgo de ya no querer salir a entrenar (y yo hago esto porque me gusta y me apetece, no por otra cosa) y cuando no tenga ganas de ir a entrenar y no me apetezca zurrarme, me buscaré otra cosa.

Así que esta última semana de entrenamiento de verdad, que probablemente sea la última de la temporada (eso también lo ha hecho más fácil) me había marcado dos entrenamientos, exigentes, no tanto por la dureza física (que también) si no por la mental.

El de la bici consistía en dos vueltas al circuito del Mundial (que creo que no andaré lejos de recibir el premio al que más vueltas le ha dado.. les tengo que preguntar a Eneko y a Pedro Oviedo cuántas le han dado ), con 2×1 hora al 75%FTP. Esto un lunes, después de trabajar y con cerca de 30ºC.

Nunca había hecho dos series tan largas pero acabé muy contento. Los watios no salieron como esperaba, pero no era lo más importante. Fui capaz de mantener la concentración durante ese tiempo y aguantar. También ayudó que se me engancharan a rueda de la última dos chavales del Aranako a los que me vi obligado a soltar:)

Corriendo, había otro que tenía ganas de hacer desde que se lo oí a alguno por aquí… Empezar a dar vueltas al Prado (707m) a 4’/km…..y seguir, seguir y seguir. Introduje una pequeña novedad de mi cosecha: intercalar vueltas 3.55’/km con vueltas a 4.08’/km, para por lo menos entretenerme un rato. Al final, 26 vueltas non-stop (casi creo que es peor parar y arrancar 25 veces), muy constante (+/-2 segundos/vuelta respecto al tiempo objetivo) con la sensación de que podría haber seguido (ésa es la buena) pero que tampoco era plan porque tenía bastante cargados los isquios y empezaban a resentirse los tendones y estamos a falta de una semana.

Así que, en lo que a la cabeza se refiere, creo que estoy preparado. Además de que el domingo 29, por falta de estímulos no va a ser.