Mi nueva etapa en el triatlón.

Después de dos semanas de parón absoluto, una de ellas disfrutando de las Olimpiadas, lo que le dejan a alguien sin entradas en el negocio de Londres, le estoy dando muchas vueltas a ver si doy por zanjada la temporada (he cogido 3 kilos en un visto y no visto) o corro algo a finales de septiembre y al calendario de la temporada que viene.
Lo único que ya tengo claro es que voy a dar un pasito más en el mundo del triatlón y voy a empezar a ayudar a Kepa Miranda (uno de los diamantes en bruto de nuestro equipo) a entrenar durante la temporada que viene.
En los últimos años ya he hecho algunos pinitos de forma puntual con algunos integrantes del equipo, pero esta vez vamos más en serio. Me voy a centrar en la parte de ciclismo y de la carrera a pie, donde llevo auto-entrenándome desde 2001, creo que con buenos resultados. La natación se la va a llevar Oscar Cofán. Mejor que él no lo voy a hacer.
No nos hemos planteado ningún objetivo concreto. Arrancaremos poco a poco, sin agobiarnos, disfrutando del entrenamiento, de las mejoras y ya veremos a dónde llegamos.
Estoy bastante ilusionado con este nuevo reto. Espero estar a la altura.