Duatlón por equipos de Egüés 2014. Crónica y pequeño análisis.

La semana pasada corrí con mi nuevo equipo, Vibike, el duatlón por equipos de Egüés. Las pruebas por equipos cada vez me gustan más. Inicialmente, este año teníamos un equipo muy compensado con opciones muy serias de subir al podio y tal vez de intentar ganar, con David Arias, nuestro mejor duatleta, Ciro Tobar que está muy en forma en este inicio de temporada y Rubén González, que también está muy fino, bastante rápido y tan consistente como siempre en bici.

Sin embargo, David no pudo terminar de superar una periostitis y fue baja a sólo 48 horas de la carrera. El mínimo número de integrantes para poder participar era 4, así que teníamos un problemón. Por suerte, “Txino” Toskano, se ofreció voluntario para completar el equipo. La verdad es que era un papelón para él. Acaba de empezar en esto y sabía que se metía en un grupo donde iba a sufrir mucho, sobre todo corriendo, aunque confiaba (y con razón por lo que he visto en las salidas que he hecho con él) en poder ir a rueda sin demasiados problemas. Así que gracias a él, por lo menos podíamos participar. Lo del podio ya era secundario. El objetivo era intentar hacerlo lo mejor posible como equipo y pasarlo bien trabajando como tal.

Por mi parte, iba bastante confiado respecto a mi rendimiento, si no fuera por un dolor en la rodilla que apareció en fin de semana pasado, y que probando la bici el jueves comprobé que para nada había desaparecido. Era un dolor que no me limitaba (de hecho hice mis mejores números de siempre en 3 horas el viernes y en series de 15 minutos el domingo) pero jorobaba bastante.

No teníamos demasiado clara la estrategia, aunque fuimos intentando ir definiéndola durante el viaje a Sarriguren en la furgoneta del equipo. Es curioso, porque aunque Ciro, Rubén y yo nos conocemos desde hace muchos años, tampoco es que hayamos coincidido mucho ni entrenando ni compitiendo, y las referencias que teníamos de este año unos de otros es de lo que habíamos visto de clasificaciones. Al final, tampoco nos marcamos un ritmo objetivo concreto pero creíamos que con un 3:45/km llevaríamos al Txino rapidito pero sin matarlo.

En bici, relevos sobre la marcha, en principio entre Ciro, Rubén y yo. Yo ya conocía el circuito y entre la cuesta del inicio y la carretera estrecha cuesta abajo y con curvas de después tampoco era demasiado propicia para hacer muchos relevos así que iríamos sobre la marcha, turnándonos en cabeza más que relevándonos.

Ya en Sarriguren, mi equipo se fue a calentar en bici. Además de que no suelo hacerlo nunca, esta vez no quería empezar con dolor en la rodilla desde el principio, así que me quedé en la zona de boxes. Una vez pasado el control de material (fuera de hora), empezamos a calentar corriendo. Como siempre, malas sensaciones, pero más tranquilo que en una carrera normal.

Por fin llegó nuestro turno y arrancamos. Nos pusimos Rubén y yo tirando con Ciro y Txino por detrás. Los dos primeros kilómetros a 3’40”, más rápido de lo previsto, pero Txino tiene una cara muy poco expresiva, que no denota ningún sufrimiento, aunque voy viendo que Ciro, además de decirnos dos o tres veces que bajemos un punto, lleva su mano en la espalda de Txino.

Foto: Foto Tri

Es un punto curioso éste de empujar corriendo. No sé por qué, siempre me ha parecido que no sirve de mucho, pero cuando me dijo Ciro que bajara a su lado a echarle una mano para empujar también, la verdad es que sólo poniendo un dedo en la espalda se notaba que íbamos más rápido. Por otro lado, también supone bastante más esfuerzo del que parece para el que empuja, no tanto por el empujón en sí, que ya digo que es minúsculo, sino por el correr braceando con un solo brazo, lo que resta equilibrio y perjudica muchísimo la técnica de carrera.

Volviendo a la carrera, terminamos el primer sector muy cerca de 4’/km, (3’52/km de media) con el Txino bastante tocado. Rubén se adelanta al llegar a la transición porque con el dedo cortado de víspera le va a costar abrocharse las zapatillas y los de más entramos después. Gafas, casco aero y salgo con Ciro. Tras el desastre en la T1 de Arbizu, por la mañana me había hecho unas 25 subidas y bajadas de la cabra en marcha, y otras 5 ó 6 al bajar de la furgoneta en Sarriguren. El caso es que esta vez acerté, me subí en marcha y acerté a la primera a meter los pies en las zapatillas.

Foto: Foto Tri

En cuanto nos reagrupamos los 4, paso a tirar e inmediatamente noto el dolor en la rodilla. Va a tocar sufrir. Sé que lo puedo aguantar, pero me da miedo que corriendo ya no vaya a ser así, por lo que en cuanto pasa Rubén a tirar en la subida, y viendo que lleva un ritmo muy bueno (300 w a rueda tras decirle que bajara un par de puntos), le dejamos que haga la subida entera.

Cuando llegamos arriba y pasado el susto de oir el ruidillo en el cambio de plato del Di2 de Rubén en el que pensaba que alguien había pinchado, pasamos Ciro y yo a relevar también. Yo no recordaba muy bien la bajada. Sólo me acordaba de que en 2012 con el suelo mojado y el visor lleno de agua no veía ni cascorro, aunque con el suelo seco y viendo bien me pareció bastante más sencilla, pero menos que a Ciro, que una curva me tuvo que pasar por fuera de lo que le estaba ralentizando. En esta bajada también vimos que le habíamos forzado demasiado al Txino corriendo, porque tampoco estaba yendo en bici como él sabe. Al final, cuando le sacas de punto a alguien, es difícil que se recupere, y más en una distancia sprint.

En la bajada, y casualidad en la zona más estrecha, también nos tocó un coche cuando iba tirando Ciro. Es curioso cómo cambia el carácter de la gente en carrera: un tío tranquilo y pausado como Ciro pegando gritos al coche para que se apartara o acelerara… Al final, conseguimos que se apartara y le adelantamos.

Una vez hecho el giro de 180° y ya de vuelta hacia Sarriguren, empiezo a encontrarme mejor y me mantengo más tiempo en cabeza. Ya he visto más o menos cuál es el ritmo que tenemos que llevar (300w) e intento que sea lo más constante posible mirando al Joule, aunque con las ondulaciones de la carretera y ahora que ya hemos empezado a adelantar a gente no es sencillo. También el terreno es algo más favorable y con el viento de cara, por lo que va a ser más difícil que Txino se quede. Disfruto bastante de este tramo, con la cabeza bien metida entre los hombros, oyendo zumbar toda la bici, las ruedas con las tapas y metiendo buenos watios a pesar de ser bajada.

Levantamos un poco el pie antes de llegar, Ciro me pregunta si voy bien de piernas, y la verdad es que me encuentro genial. Sólo me preocupa la rodilla.

262w medios, 285 normalizados y 162 ppm. Menos watios que en Aranguren este año, pero por ejemplo, más que en la misma carrera en 2012 cuando fue contrarreloj individual.

Transición con calma y a correr. Tengo algo de dolor pero bastante más aguantable que en la bicicleta. Así que me pongo con Ciro de nuevo a empujar a Txino. En el último kilómetro también nos relevamos los 3 en esta tarea, y acabamos bastante fuerte con todos sprintando en la recta final (qué bonita recta) con el arco al fondo, no vaya a ser que perdamos algún puesto por algún segundo (como ya me pasó en 2012), que con lo que ha tenido que sufrir Txino, ya nos fastidiaría bastante. (3:51/km de media)

Al final 6º puesto, que no está mal. Es curioso que con respecto a la mayoría de la gente que quedó por delante, donde más perdimos fue en la bici. Por un lado, ir sólo 4 contra equipos de 6 se nota muchísimo, y por otro, Txino tiene más en bici de lo que pudo demostrar, pero llegar ya fundido a coger la bici (a mí me pasó en menor medida en Arbizu este año) penaliza muchísimo.

En conclusión, una bonita carrera en la que lo pasamos muy bien, tanto en la propia carrera como en el viaje, nos conocimos todos un poco mejor y con ganas de que llegue la siguiente, esta vez ya en triatlón (por fin), en Senpere. Espero tener la rodilla recuperada para entonces, aunque de momento tiene mala pinta.

Anuncios

Un comentario en “Duatlón por equipos de Egüés 2014. Crónica y pequeño análisis.

  1. Pingback: Triatlón por equipos de Senpere 2014. Crónica. | VOLUNTAS OMNIA VINCIT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s