Triatlón de Gorliz 2015. Crónica.

Llegaba el primer triatlón individual de la temporada. Como comentaba en la previa, lo afrontaba con ilusión porque me encontraba bastante bien de forma tras los últimos test de la temporada. No sé si en el mejor estado de mi vida, pero sí muy cerca.
Cuando sabes que estás bien, hay dos opciones: que enfoques eso como una forma de darte seguridad en ti mismo, y otra convertirte en un manojo de nervios porque no quieres que tanto trabajo se quede en nada.
Desafortunadamente para mí, soy de los de la segunda opción. Creo que esto no es elegible. Cada un oes como es, y se pueden trabajar cosas, pero el que es nervioso, lo es y ya está.
Así que el sábado lo pasé bastante nervioso y completamente agotado a pesar de no hacer nada. La noche, para variar, fue horrible. Adrián nos duerme casi siempre de tirón, menos las vísperas de carrera. Así que se pasó desde las 12:30 hasta las 3:30 dando gritos, Patri haciendo lo que podía, y total que sólo conseguí dormir seguido dos horas y media. De todas formas, cuando me levanté no me notaba cansado y ya estaba algo más relajado que el sábado.
Viaje en furgo con Alberto hasta Gorliz. Según íbamos llegando, el tiempo cada vez era peor, así que un inconveniente más: carrera sobre mojado, como todas las que he hecho en Gorliz.
Como llegamos con bastante tiempo, nos dio tiempo a ver el estado de la mar, el camino a la transición y hasta tomarnos un café tranquilamente.
Hacia las 9 dejó de llover, pero ya no iba a dar tiempo a secar el asfalto porque el sol estaba bastante lejos de llegar a salir.
Empecé a preparar las cosas, y me bajé de los primeros a la playa para calentar. El agua estaba bastante fría, así que tampoco me quedé demasiado tiempo, hice un par de patos (más glamurosamente llamados delfines, no sé muy bien si hay diferencia) con las olas y estuve atento para ir rápido al arco de salida.

Paréntesis: no sé quién es el responsable de que este año haya que hacer salir a 400 tíos debajo de un arco que no tiene ni 10 metros de ancho. ¿Dónde están las salidas anchas, con una cinta en el suelo, y a poder ser puestas en línea recta hacia la primera boya?

Me coloqué en primera fila al lado de Oscar Abad y Egoitz Zalakain. Observamos cómo la corriente empujaba a las chicas clarísimamente hacia la izquierda. Nosotros estábamos colocados a la derecha y la boya muy a la izquierda. Así que en principio, sí salíamos en línea recta, terminaríamos en la boya. Sin embargo, la mayoría de la gente optó por colocarse a la izquierda, y correr en diagonal por la playa hacia la boya.
Después de un rato bastante largo, por fin se dio la salida. Egoitz se fue todavía más hacia la derecha y yo seguí a Oscar que iba más recto, hasta que se tropezó y cayó en plancha en la arena tras un vuelo bastante considerable. Aún así, se levantó y llegó antes que yo al agua.

IMG-20150517-WA0034

Una vez en el agua, tocaba recuperar la respiración y pasar las olas. La primera por arriba y la segunda ya por abajo y a empezar a nadar. Pero miro a mi alrededor y estoy más solo que la una. Intento orientarme bien y coger un ritmo. La boya es bastante pequeña, pero consigo ir bien todo el rato. No tengo ni idea de cómo voy. Sé que llevo un tío a pies que me está dando unos manotazos muy guapos (Aupa Igor!;)) pero no sé cómo voy hasta que al acercarme a la boya (por fin!) veo que llevo bastante gente por la izquierda, más rápidos que yo. Hacemos las dos boyas, enfilamos la playa, y sí que veo ya más gente por delante, pero todos bastante desperdigados. Así que con el miedo que me daba la natación del sprint por los golpes, al final ha sido de las más limpias, pero algo me dice que no lo he hecho bien. Estoy atento para coger una ola de salida, me pongo de pie y corro todo lo que puedo por la playa. Oigo a Jon Alegría en la megafonía. Hace 1’30” que Oscar ha llegado a la transición..

2015-05-21 12.52.17

No soy capaz de calcular si es mucho o poco, pero a mí me queda correr toda la playa, subir las escaleras, el paseo… Y en todo ese tiempo, le sigo oyendo nombrar a gente que ya está en boxes y de los que pretendía estar cerca.. Así que, sí. He nadado mal.

Llego a boxes y me han cambiado la caja de sitio poniéndomela al otro lado de la barra. Gracias! Tras varios días dando lecciones de cómo quitarse el neopreno con los pies a los nuevos del equipo, estoy tan ofuscado que se me olvida y lo hago con las manos, atascándose en el chip. Cojo el casco, bici y salgo.

Vale: Momento del salto de la rana. Sólo hay una oportunidad, porque la salida es cuesta arriba, así que hay que acertar. Me hago un hueco, salto, primer pie dentro, bien! Y segundo, fuera y se suelta la goma. Puta mierda!! Le oigo a Ciro que ponga los pies encima y eso hago y arranco. Ya me las pondré cuando pueda. ¿Cuando pueda? Entre cuestas, badenes, rotondas, etc… Me cuesta un buen rato, pero lo consigo un poco antes de salir de Gorliz. Como dije en la previa, si fallaba en la natación, ya no quedaba nada que hacer, así que nada de tácticas, empujar y empujar. Subo la primera cuesta y empiezo a pasar gente. Me encuentro muy bien de piernas, lo que todavía me da más rabia… Empiezo a mirar hacia atrás a ver si puedo enganchar con alguien tipo Ander Aguirre, pero por detrás no llega nadie, así que sigo a lo mío.
Engancho a un chico del Garraitz y le digo que se ponga a rueda para que él me haga las bajadas.

2015-05-17 18.30.53

Así llegamos en una de las subidas a otros dos chicos con los que haría toda la bici, que básicamente eran 6 subidas y 6 bajadas (no las 3 que yo tenía en mente) y ni un puñetero metro llano. Era el primer día que iba con las ruedas de pista de frenado de carbono en mojado, y en las primeras curvas ya vi que con la distancia a la que freno yo, tenía más que suficiente. Así pasó todo el sector. Con cinco buenas subidas y bajadas con mucha precaución pero si descolgarme del todo.

Al final 251 watios medios y 292 normalizados. Números normalitos, que suben en las subidas y se quedan prácticamente en cero en las bajadas, para un puesto 40º.

PotenciaGorliz2015

Subida Tiempo Potencia
1 5:50 320
2 3:45 330
3 2:45 354
4 6:45 330
5 7:00 307
6 2:00 321

Justo al final nos cogieron otros 3 o 4 por detrás, lo que hizo acelerar un poco el ritmo, pero también hacer las entrada a Gorliz un poco más peligrosa, con gente descalzándose demasiado pronto, comiéndose rotondas…

Me quedo el último del grupo para entrar a boxes con bajada muy poco elegante pero segura y por fin, a correr. Me calzo las T7 (descarté el sábado las Adios para ir a algo más conocido), que me cuesta un poco porque parece que ha caído otro chubasco y está todo empapado y salgo.

Sigo viéndome fuerte, así que a apretar y a intentar quedar por lo menos el primero de mi grupo y ver si cae alguien de los de delante.
No llevo Garmin, así que sólo me preocupo de remontar y pasar a todos los que puedo. Empiezo a cruzarme con los primero. Parece que no me llevan demasiado. Hasta que veo que el punto de giro está bastante más lejos de lo que pensaba. Buff. Bajón. Intento olvidarme y seguir corriendo, por lo menos marcar un buen parcial, exprimirme y ver hasta dónde llego.
Al final, parcial 17:08 creo que para 5 km clavados, que sale a 3:26. Tampoco ha sido estratosférico, pero bueno, el 12, en tiempos de Okamika, Bizkarra y me coloca en el puesto 24 de la general.

FB_IMG_1432212724364

El puesto en sí no me dice mucho. Yo sé que no lo he hecho bien, que lo que más he trabajado que ha sido la natación, no ha salido bien y eso ha condicionado todo. Después de unos días y mucho tiempo dándole vueltas, sigo sin saber qué pasó. ¿No tener pies? ¿No tener referencias? ¿No ser capaz de mantener un ritmo? No llevé Garmin ni pulsómetro así que me falta bastante información y no soy capaz de sacar conclusiones. Así que lo único que puedo hacer es seguir entrenando lo que pueda, subir un punto más la intensidad y seguir trabajando las aguas abiertas. Al fin y al cabo, sólo era la primera carrera y en unas condiciones que me van bastante mal: mar con corriente, asfalto mojado y unas distancias descompensadas: 1,3-28-5 (encima, adrede).

La siguiente oportunidad estará el 6 de junio en el olímpico de Aritzaleku. Estoy convencido de que lo haré mejor.

Para terminar, una sincero agradecimiento a mis compañeros de equipo, que consiguieron que a pesar de todo, me fuera con una sonrisa a casa.

IMG-20150517-WA0008