Campeonato de España Máster de Natación, Badajoz 2017. Análisis de diferencias de ritmo en piscina de 25 y 50m.

El pasado mes de julio tuve mi bautismo en competición en piscina de 50 m en el Campeonato de España Máster de Natación, celebrado en Badajoz. Ya intuía que la piscina de 50 no se me iba a dar muy bien, pero desde la primera carrera ya vi que las diferencias con respecto a mis marcas de piscina de 25 no eran las que esperaba y mucho menos las que pone en las tablas de conversión oficiales:

Fuente: http://www.lacorchera.com

800 m libres

Empecé el Campeonato el jueves con el 800 y un batacazo moral mayúsculo, al menos con un tiempo mucho mayor de lo esperado: 10’55” (10’18 en 25 + ¿15’70?= 10’33’). 10’18” era el tiempo que hice en Mallorca, pero hacía un mes había hecho un 1500 en 19’36, pasando el 800 en 10’19…

Total, que me tiré al agua (bastante más fría que en Vitoria (¿?)) , y en el paso del 200 tuve que dejar de intentar seguir a la cabeza (se supone que iban con marcas parecidas a la mía) porque si no, no llegaba. A partir de ahí, no me vi mal, ni con la sensación de dejarme nada como me pasó en Mallorca. Pero cuando al terminar vi el tiempo en el marcador electrónico no me lo podía creer. Penúltimo de mi serie, con 10’55”.

Esta “sorpresa”, la consiguiente comida de tarro durante todo el día y tras hablar con mi entrenadora, me obligó a  hacer un análisis de tiempos propios y ajenos para no venirme abajo desde el primer día e intentar entender lo que estaba pasando. Lo primero que pensé era  que los 7 días de piscina de la semana anterior no me habían ido bien a pesar de ser pocos metros, pero no me sentía cansado.

La comparación de tiempos respecto a los pasos en cada 100 de Mallorca era la siguiente:

Parece que empecé demasiado fuerte, (mis brazos ya lo avisaban), y cuando decidí levantar, la diferencia ya es más o menos de un 7% (unos 5seg/100!!). La diferencia se mantenía hasta el final, por lo que el cansancio no era un factor determinante.

De mis rivales/compañeros de grupo de edad, tenía la referencia de Bruno González y Alberto Pérez. A Bruno (extriatleta del SVC de antes de que empezara yo en el tri) le conozco del año pasado y también hemos coincidido un par de veces esta temporada. El año pasado me ganaba fácil en 800 y travesías, mientras que según se acortaba la distancia de la prueba yo me iba acercando. Sin embargo, este año le estaba ganando y en el 1500 de Santurtzi le saqué 58 segundos (casi 4 seg/100) .

A Alberto le conocí en Mallorca este invierno, donde me ganó en todas las pruebas por un segundo y está más centrado en travesías. No me volví muy loco mirando a más gente.

Después de ver sus tiempos, aquí ya empecé a pensar que Bruno era un fuera de serie en piscina de 50, y nada mejor en piscina de 25. (me lo confirmó él al día siguiente). Por su parte, Alberto me dijo que había entrenado poco… Joder, pero yo había llegado bien!

Ahora, algo más tranquilo, he ampliado el análisis al resto de gente de mi grupo, aunque ya menos en detalle. Como se puede ver en la siguiente tabla, tampoco es que esté tan lejos del resto. Salvo Aguado, el resto (incluso los de nivel más alto) están entre el 4 y el 7%, que más o menos es 3 y 5 segundos el 100. También creo que hay que tener en cuenta que la piscina de Son Hugo es un piscinón, y la de Badajoz no tanto… Además de que el agua estaba bastante fría y los dos primeros días andaba un vendaval bastante serio (aunque se va en los dos sentidos). Creo que en una buena piscina cubierta de 50, estas diferencias serían algo más bajas.

400 m libres

El viernes era el 400. Una prueba que se me da algo mejor, y donde en Sopelana bajé 3 segundos mi marca dejándola en 4’52”. Salí algo más controlado, llegué justito al final con lo sensación de haberlo dado todo pero cuando miré al marcador, el disgusto fue parecido al del 800: 5’12”02. Así que de nuevo a analizar.

Se puede ver cómo esta vez salí más controlado que en el 800, pero la diferencia sigue por encima del 5%, esta vez 5,6 que suponen 4,14 seg/100.

En los dientes de sierra de la curva de arriba se puede ver perfectamente en qué largos íbamos contracorriente y en cuáles teníamos el viento a favor.

¿Y comparando con el resto de gente? Pues analizando los tiempos de Bruno y Alberto, parece que me faltó algo de “punch” al final, pero por lo menos le gané al Alberto J . Creo que está mejor nadado que el 800.

Como se puede ver en la tabla, las diferencias en la gente de mi grupo vuelven a estar entre un 4 y un 7%, que suponen entre 2,5 y 5 segundos el 100. De nuevo estoy en la parte alta de la desviación, pero no soy el peor, y conseguí ganar (por poco) a Alberto y Castellano, que me ganaron fácil en Mallorca.

200 m libres

Como ya he dicho antes, estos análisis no las había hecho tan en detalle en Badajoz, pero sí había mirado lo suficiente como para ver por dónde iban los tiros. Así que con un poco más de moral, fui el sábado a por el 200m libre, en el que creía que mi rendimiento iba a caer menos.

Me la jugué y salí fuerte. Casi no llego, pero quería arriesgar y me salió “bien”. Repito análisis de nuevo:

Como se ve en la siguiente gráfica tabla, el perfil de la curva es completamente diferente al resto. Se me va un poco al final, pero los valores son más bajos que en el 800 y el 400.

Con respecto a Bruno y Alberto, de nuevo estoy entre los dos, un poco más cerca de Bruno, pero fui el único que hizo el último 50 más lento que el tercero.

Y con respecto al resto de fondistas de mi grupo de edad y algún velocista más que he tenido que añadir a la muestra porque no todos nadaron el 200:

Por lo que por primera vez en lo que iba de Campeonato, mi empeoramiento en la piscina de 50 no era peor que la media.

Vídeo del 200 para aligerar la lectura. Calle 1:

100 m libres

Para terminar, el domingo nadé el 100. Aquí ya se nada con velocistas, es la prueba que menos preparo (nada) y esto es otra historia. No tenía nada que perder y volví a arriesgar en el primer 50 viendo que el sábado había ido bien.

Por completar el análisis de forma análoga a las pruebas anteriores:

Resumen

De lo que se trataba en esta entrada era de:

  1. Hacer un repaso de mi participación en el Campeonato
  2. ver las diferencias entre mi rendimiento en piscina de 25 y 50 metros. Probablemente habría que ampliar el estudio a otras piscinas de 50m, porque como he mencionado antes, la de Badajoz y las condiciones que había no la hacían nada rápida, pero esto es lo que hay de momento.
    Para eliminar la variable de los posibles diferentes estados de forma, he metido en la comparación a varios compañeros (mejores que yo) y he promediado los resultados. Finalmente, comparo mis resultados con los del promedio. La tabla resumen sería la siguiente:

Se aprecia claramente cómo la diferencia entre las marcas de piscina de  25 y la piscina de 50 (insisto, la de Badajoz), aumenta al aumentar la distancia de la prueba, estabilizándose en el 400. En lo que a mí respecta, estoy por debajo del empeoramiento en el 100 y el 200, en la media en el 400 y peor en el 800. En líneas generales, creo que el balance global del Campeonato es positivo en cuanto a las marcas y muy positivo en lo que he aprendido.

No sé si volveré a competir en piscina de 50, ya que el verano que viene espero estar compitiendo en triatlones… Pero bueno, ahora ya sé a qué tablas tengo que hacer caso.

Anuncios

Un comentario en “Campeonato de España Máster de Natación, Badajoz 2017. Análisis de diferencias de ritmo en piscina de 25 y 50m.

  1. Pingback: Arranca la temporada de natación. Primera jornada Liga Norte Máster. Logroño | VOLUNTAS OMNIA VINCIT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s