Pubalgia v2 y fin de temporada

2021 ha sido una temporada muy rara que ha terminado una forma inesperada. Una nueva pubalgia, esta vez en el lado izquierdo, pero con exactamente los mismo síntomas que la que me surgió también en agosto, pero de 2016. No es que tuviera grandes planes para estos últimos meses. Estaba preparando el triatlón olímpico de Santander, único sin drafting que me encajaba y luego que me quedaba la duda de Lekeitio o el duatlón de Valtierra, antes de empezar a preparar la Media de Vitoria. Al final, nada. Tampoco es que me haya dado una rabia del copón no poder hacerlos. Como ya he comentado en alguna entrada anterior, no ando muy sobrado de motivación para competir este año. Evidentemente, lo que más me preocupa es no poder correr ni para cruzar la calle y que ya sé los plazos de esta lesión. Sólo espero que esta vez no haya edema óseo, termine un poco antes y pueda volver a ser capaz de correr. No sé si competir, pero sí correr. Pero ya tengo 5 años más que entonces y la racha que llevo en los últimos años no es como para ser demasiado optimista.

Como quieto no sé estar, en principio, la idea es volver a competir en Máster en natación y acercarme al nivel de piscina de 2018. De momento, aunque puedo nadar a crol sin problemas, no puedo ni tirarme de cabeza sin dolor, pero para volver a competir en piscina sí estoy más motivado.

Por lo tanto, toca hacer balance de fin de temporada. Como decía, año raro. Muy raro. Aunque haya gente que compita como si nada ocurriera durante /tras la pandemia, a mí me ha costado apuntarme a pruebas. No veo carreras que me atraigan, la mayoría las tenemos a más de 5 horas en coche de casa y no me apetece andar moviendo a la familia ni viajar sin ellos.

Por otro lado, cada vez estoy más cansado de todo el negocio y parte del ambiente que rodea al triatlón: desde las empresas que vieron en el deporte una forma de dinero fácil y rápido y que no han mejorado las carreras, esas que publican los precios de las inscripciones y las fechas para pagar mucho antes que los circuitos y los horarios de la carrera, medios de comunicación al servicio de estas empresas a cambio de noticias y artículos fáciles con nulo espíritu crítico, egocentrismos de muchos triatletas, el coñazo de RRSS… Un poquito asqueado de casi todo, aunque todavía siguen quedando cosas y, sobre todo, gente que me gusta.

Con este panorama, me apunté al duatlón de LD de Zuia. Aunque era un duatlón de Larga, una de las cosas que dije que nunca más haría, era todo lo contrario a lo descrito en el último párrafo: una organización de gente cuya principal preocupación eran los deportistas( y no es una frase hecha), barata, unos circuitos preciosos con mis carreteras favoritas y en casa. Luego pasó lo que tenía que pasar. Después de darme el golpe en la carretera, me lo di (metafóricamente) en la carrera y tuve que abandonar con calambres que me obligaron a echar pie a tierra en la bici un par de veces. Una participación bastante decepcionante que me hizo daño.

Por último, Pont De Suert. Triatlón distinto, olímpico, en sitio chulo y con vacaciones en Pirineos, a continuación. A pesar de pasarlo muy mal en el agua, tuve una pizca de suerte en la bici y tirando un poco de experiencia y sangre fría, al final conseguí un puesto 20 y 3er V1. Esto me animó de nuevo, pero con las vacaciones de por medio e indefiniciones de calendario no terminaba de decidirme. Y cuanto lo hice, me lesioné… Y ya veremos si esta vez me cuesta menos de un año recuperarme.

¿Ha sido todo negativo? Pues no. Por diversos motivos, llevo mucho tiempo entrenando sólo. Desde luego, no es lo que más me gusta, pero sí me permite hacer muchas pruebas:

– sigo ayudando a Orca en lo que puedo probando sus prototipos de neoprenos,

– y estoy aprendiendo muchísimo de aerodinámica con Notio. Me está llevando mucho tiempo porque el análisis de los datos es bastante más complejo de lo que me esperaba ( y de lo que creo que la gente que lo usa cree), pero un año después, estoy empezando a sacarle partido. Me gustaría ser capaz de llevar estas mejoras a alguna competición, pero si finalmente no lo consigo, lo que estoy aprendiendo me llena lo suficiente y estoy más que contento. Porque para mí, la vida es aprender

– y lo más importante o lo que más tiempo me ha llevado, pero también más contento estoy: he desarrollado los que creo que son los mejores aerobars fabricados en España y que por fin me he animado a comercializar. Espero publicar dentro de poco una nueva entrada explicando el proceso de desarrollo. Sois pocos, pero entendidos y sé que os gustará 😉

Un comentario en “Pubalgia v2 y fin de temporada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s