Resumen y balance de la temporada 2012

Ha pasado ya un mes desde mi última competición, el Mundial de LD de Vitoria. Tiempo suficiente para que, por un lado se pasen los últimos calentones que me pedían estirar más la temporada corriendo algo en septiembre, y por otro me dé algo de perspectiva para analizar lo que ha sido la temporada.

De todas formas, lo mejor, ya que para eso está el blog, es mirar lo que escribí al principio de temporada: Objetivos 2012

Visto así… pues de 3 objetivos sólo he cumplido uno. Este año no he podido ni esquiar ni un solo día porque no ha nevado cuando tenía que nevar, por lo que el triatlón de invierno quedó descartado.

Después vino el desastre de Valencia, en el que a pesar de que llegaba bien (1h16’40” en la Media maratón de Vitoria y 22º en la la San Silvestre), con la ya archiconocida historia de la Xentis TT no pude hacer nada y me llevé uno de los mayores disgustos desde que hago triatlón.

Eso me hizo variar algo el enfoque de la temporada. Necesitaba competir, tener resultados que refrendaran lo que veía en los entrenamientos, así que me apunté a un par de duatlones: Egués (10º) y Ermua (16º) llegando casi un minuto tarde a la salida. A pesar de que en ambos podía haber conseguido un mejor resultado, con esto ya me quedé algo más tranquilo conmigo mismo.

Pero entonces llegó mayo, y me lesioné calentado en el triatlón de Deba. Esto hizo que tampoco pudiera correr en Bilbao y que en Hondarribi corriera con algo de miedo aunque al final no lo hice mal (20º).

Después vino Zarautz. Le tenía muchas ganas a esta carrera, por cómo iba la temporada y porque por fin sacaba la Blue a competir. Me salió una muy buena carrera, creo que inteligente y llevada bajo control en todo momento, para acabar corriendo en 1h18’ y puesto 37º.

Cuando parecía que las cosas se enderezaban, en Lekeitio me fui al suelo (esta vez en carrera) y otra vez dañado (38º).

En Donosti también me salió una buena carrera (25º), de las que me gustan, apretando cuando hace falta y usando la cabeza. También terminé corriendo muy bien, en mi mejor 10km de un tri.

Y antes de Vitoria, tocaba Tudela. Otra carrera a la que le tenía muchas ganas… pero en la que se me salió la cadena en el km5 cuando estaba a punto de contactar con el 2º grupo. (15º).

Y por fin llegó el Mundial de Vitoria. Una nueva distancia, con rivales nuevos. Otra vez una carrera bien calculada y que salió según lo previsto (14º) que me dejó satisfecho, aunque creo que todavía tengo más en la carrera a pie de lo que demuestro en las distancias largas.

Esto en cuanto los resultados. Pero después está la parte de la mejora, que me motiva casi más que los resultados de las carreras. Por lo menos es gratificante en el día a día. Puntos de partida 2011/2012.

Nadando creo que ha sido donde más he mejorado. Entre otras cosas, por fin he conseguido hacer un 1500 en piscina de 25 a 1.28. No obstante, entre la lesión de la espalda y algunos problemas con los neoprenos que contaré más adelante, sólo en Valencia, Zarautz, y en menor medida, Donosti hice nataciones acordes a lo que había entrenado.

En bici estoy contento. Con la nueva postura en la Blue y también bastante entrenamiento, claro, he conseguido hacer buenas series de 40-45 minutos a 240w, y lo que es más importante, 230 watios normalizados en Vitoria y 254 en Zarautz, que era lo que buscaba.

Y corriendo, sin hacer nada del otro mundo (creo que entrenar mejor el ciclismo), he corrido más rápido que nunca en todas las distancias, y he podido aguantar 30 km en Vitoria terminando fuerte.

Ahora toca la autocrítica. He cometido algunos errores:

Planificación y/o elección de distancia.

O una cosa u otra: pero querer hacer duatlones, triatlones sprint, olímpicos, dobles olímpicos y triples olímpicos… pues o eres un fuera de serie, o al final, ni una cosa ni otra.

Las distancias cortas me gustan, y pensaba que nadando mejor este año me iban a ir bien. Me veía capaz  de salir entre los 20-30 primeros, aguantar en bici y rematar corriendo. Pero bien porque no salgo bien, porque no soy tan explosivo como creía (sobre todo en el agua), o porque en cuanto hay una bajada me cago… siempre llego a correr retrasado.

Los mejores resultados han llegado en distancias más largas, donde los detalles cuentan algo menos, y el entrenamiento y el  estado de forma tienen recompensa. Creo que se ajusta mejor, ya no sólo a mi forma de correr, si no también a mi carácter, me generan menos estrés y estoy más a gusto. Así que probablemente, me centre en ellas para la temporada que viene.

Gimnasio:

No he dejado de ir al gimnasio, pero sólo me he dedicado a estirar tendones, psoas y hacer abdominales. Apenas he tocado máquinas, y mucho menos barras y creo que eso ha influido en que en mayo me lesionara. En 2013 volveremos al hierro.

 

Jaca-Candanchú, no. Primer objetivo que va a ser que no.

Me hacía mucha ilusión correr en Jaca, ya lo he contado varias veces, pero cuando no se puede, no se puede.
Otros años, y este también iba a ser así, el triatlón de invierno era una motivación para ir a esquiar dos o tres fines de semana, y algunos día de Navidad, y como efecto colateral, hacer un entrenamiento aeróbico intenso en altura, que me ponía como una moto.

Son tantas las razones que tengo para no correr que me han dejado la decisión en bandeja, así que lo de la ilusión habrá que dejarlo para otro año.
– la falta de nieve: durante lo que llevamos de temporada apenas ha nevado. No se sabe muy bien lo que va a haber allí, y sobre todo, no he esquiado todavía.
-la subida de las cuotas de inscripción en un 33% . Eso si te apuntas con 12 días de antelación, si no, otros 10 euros más. Que dirán, 10 euros no es dinero. Ya, pero no cuela, gracias.
-la coincidencia en fecha con el día en el que a los de Donosti les da por tocar el tambor,
-más la lesión de Mikel nuestro jefe de filas (al que este año sí le podía haber hecho un trabajo de gregario interesante hasta Canfranc), lo que implicaría que tendría que ir sólo y entonces ya no tiene tanta gracia.

el resto de triatlones de invierno:

-pues Ansó no sé si se va a hacer, porque ya ha sido aplazado una vez por falta de nieve y desde entonces no ha vuelto a nevar,

Reinosa parecido y en principio, nos coincide con que la semana que viene ya nos marchamos a Benidorm para “preparar” contrarreloj el primer Campeonato de España de triatlón de verano que se celebra en invierno (esto es de película de los hermanos Marx o nos hemos equivocado de hemisferio)

-Podríamos hacer un intento a la desesperada en el Campeonato de Euskadi de Isaba, pero en esa pista que es más de alpino que de fondo, si al año pasado sufrí, este año sin entrenar…puede ser un infierno. De momento, no está descartado, pero tiene mala pinta.

 

Objetivos 2012

Ha pasado ya un mes desde el Challenge con el que concluí mi temporada 2011. Después de 15 días de descanso total, con una semana de vacaciones, que ayuda mucho, y otras dos semanas de reactivación, ya van saliendo pruebas de 2012 y tengo mi temporada 2012 definida.

Por orden de cronológico y de importancia creciente:

1.Campeonato de España de triatlón de invierno, Jaca.

En este caso, que sea campeonato de España me da igual. Quería hacer al menos un triatlón de invierno, y que sea en Jaca me hace una ilusión especial. Subir Somport en invierno, igual que vi aquella vez hace unos 20 años en medio de la nieve a unos locos en bici mientras yo subía a esquiar con mi tío en coche.. Entonces dije que yo quería hacer eso y por fin lo podré hacer en el mismo sitio.

Tenemos prevista una semana intensiva a final de diciembre en Jaca para ver si conseguimos mejorar nuestra técnica de una vez. Y una vez conseguido, aprender a esquiar cansados, que es como llegas a la T2, lo que hace que TODO sea técnica.

2.-Cpto España de triatlón de Media Distancia (Valencia)

Después de ver en 2011, que probablemente, ésta sea mi distancia, y que no me ha ido mal, quería probarme con los buenos así que me he apuntado en Élite (más después de las malas experiencias en grupos que no voy a volver a repetir).

Nunca he estado en Valencia, y el circuito parece bueno para mis características. Sólo son 16 semanas desde ahora y 5 semanas después del de Jaca. Me suele costar coger la forma, sobre todo en bici, pero bueno. Ahí está el reto. Teniendo en cuenta que este año no voy a alargar tanto la temporada, hay que acelerar y apostar por la INTENSIDAD. Parto de una buena base tras la preparación del Challenge. Después del descanso, no ha desaparecido, pero algo habrá que hacer con la bici porque sólo con los fines de semana no va a valer, y menos si algunos vamos a esquiar y otros hace mal tiempo… Ya tengo algunas ideas en la cabeza.

3.-Cpto Mundo de Larga Distancia (Vitoria).

Y 5 meses después, el Campeonato del Mundo de LD en casa. Creo que hay poco que decir. Una carrera que lo tiene todo, para la que llevo preparándome desde septiembre del año pasado, corriendo clasificatorios para coger puntos en el ranking, preparándome para entrar por puestos en el Cpto de España de 2011.

Será mi primera distancia C. Otra novedad. Otro reto.

El circuito en bici es duro. Muy engañoso. Si alguien cree que es llano porque no hay puertos, va listo.

Y si el circuito de carrera a pie no lo cambian, es una maravilla desde todos los puntos de vista posibles. Sólo espero que se me haga menos largo que el Challenge.

Ale, a entrenar, a ser posible, sin lesionarse.

Resumen/Balance de la temporada 2011.

Esta ha sido la temporada más larga desde que empecé a entrenar para esto allá por agosto de 2001, cuando me compré mi primera bici “de carreras”, mi primera subida a Zaldiaran cogiendo tiempos ehice mis primeros 200m seguidos cronometrándome (prometo un post de mis inicios, pero vamos a cerrar esta temporada primero).

Tras dejar la temporada 2010 en julio medio lesionado, me tomé agosto de descanso, y empecé poco a poco en septiembre. Los objetivos principales eran:

-el Campeonato de España de Vitoria(que iba a ser distancia C) y,

-el Challenge de Maresme.

O sea, que me centraba en Larga Distancia. Necesitaba un cambio de enfoque. Estaba atascado nadando, y veía claro que donde tenía margen claro de mejora era en la bici, y quería correr bien de una vez en una Larga (por lo menos como se supone que tengo que correr viendo mis tiempos en medias maratones) , algo que todavía no había conseguido.
Objetivos 2011/

O sea, que eran dos picos muy claros(julio y octubre), con algunas tachuelas intermedias: Elche (que era un poco de prueba) y el Half de Maresme.

Otro objetivo era mejorar en el esquí de fondo y el triatlón de invierno. Me atraen los deportes de técnica, y el esquí de fondo lo es. Y además en la montaña, con la nieve, aeróbico… Lo tiene todo. Y si le ponemos un poco de correr para calentar y una subida en bici antes a un PUERTO…
Así que empezamos con una base aeróbica de esquí, cuando había nieve, y mucha bici, ya que el invierno fue seco pero bastante frío, con bastantes días saliendo con temperaturas bajo cero.
Entre medias, la media maratón de Vitoria y la San Silvestre. Dos éxitos, que me hicieron ver que los 4 kilos menos de peso  que tenía respecto al año pasado me iban a ayudar mucho.
En los triatlones de invierno mejoré bastante en puestos, más que nada porque apreté desde la salida y en Ansó hubo ratos en los que esquié muy a gusto (cuando se deshizo el hielo), pero me siguen metiendo unas minutadas esquiando que son de vergüenza. Aún así, o tal vez por eso, con ganas de repetir el año que viene.

En Elche, por fin, vi que, dentro de lo que se puede correr en esa carrera, podía ir a 4’/km después de 90 km en bici. Los watios de la bici eran los mismos que el año pasado, pero me bajaba de la bici mucho más fresco. Ése era el objetivo.

En el Half-Challenge de Maresme, me pasó más o menos lo mismo, pero corrí un poco más rápido. Por primera vez, estaba en una carrera de larga luchando por puestos (en grupos, claro). Me quedé 4º gracias a un pseudo-pro argentino que no sé qué cojones hacia corriendo en grupos.
Antes había corrido en Hondarribi, donde me vi muy fuerte en la bici, pero una mala colocación en el grupo hizo que me quedara fuera de la lucha del top-20, donde creo que podía haber estado.
En Lekeitio, pasó un poco lo mismo. El puesto no correspondió con las sensaciones que tenía y después de la carrera pasó el ya conocido episodio del neopreno pillado en la rueda y mi cabeza estampada en el suelo, con amnesia de 5 horas y noche en observación en Galdakano. Una vez más, muchísimas gracias a todos los que estuvisteis allí… Pepe Camelas, Borja, Nai, Aritz y por supuesto Patri. Os debo una muy grande.

Cerré el capítulo de sprints en Tudela. El Reto del Ebro. Otra carrera con mucho valor sentimental para mí,  y que otra vez no salió bien. Estaba recuperado de la cabeza, pero no de piernas, y otra T1 lenta me fastidió la carrera.

Tras 15 días completamente parado, empecé una puesta a punto exprés para el primer gran objetivo del año: Vitoria. Estaba claro que no iba a estar tan bien como quería, pero tampoco estaba mal. Había que ir a por todas. Mola bastante saber con quiénes te enfrentas, saber cuánto puedes perder (más o menos), cuánto puedes recuperar, etc. Mola mucho menos que tengas que ir a clasificarte a Barcelona para que luego haya gente que corra por invitación, y encima te quedes fuera del podio en tu casa porque dos de ellos han quedado delante de ti. Otra vez 4º, y satisfecho con mi carrera, pero otra vez fuera del podio, en un campeonato de España y en casa. Ésta me dolió casi tanto como la descalificación de San Juaz de Luz de hace un par de años. En este caso, nadie incumplió el reglamento, pero me queda la sensación de injusticia. Parafraseando al poeta G.S.: Nunca pienses que lo justo es lo correcto porque si te meten un dedo en el culo queda justo, pero no es correcto.


Me tomé 15 días de descanso, para empezar a preparar de forma específica el Challenge de Maresme. Empecé con muchas dudas pero la primera salida con la grupeta deluxe, me hizo ver que la bici no sería un problema. Todo estaría en la carrera a pie, pero tras un entrenamiento bastante bestia por asfalto y bastante cuestas,Vitoria-Bitoriano, me quedé tocado de psoas y sobre todo tendones para todo lo que quedaba, así que la cosa se ponía bastante negra.
Tras muchas dudas, hice el tratlón de abejar en Soria, 4 semanas antes del Ironman. Me parecía pronto, pero creo que fue un acierto. Me vi corriendo fácil, de forma constante a 4 durante los 21 km, sin molestias y con una bici bastante agresiva, (aunque todavía podía haber apretado algo más) y vi que puedo correr en élite de esa distancia.

El mes de septiembre fue el peor del año, sobre todo a nivel mental. No llegaba a nada. Sólo el fin de semana entrenaba a gusto, con buenas palizas en bici, pero durante la semana el no poder entrenar como lo había hecho en julio y agosto me estresó bastante.

El Challenge, salió bastante bien, hasta donde me aguantó el cuerpo. Si al principio de la temporada me dicen que iba a hacer10h6’, hubiera firmado inmediatamente. El problema es que una vez en carrera, si hubiera hecho 7 minutos menos estaría como unas castañuelas, lo que no deja de ser un poco estúpido, mirado fríamente. Pero según pasan los días, cada vez estoy más orgulloso de haberlo hecho. Sé que puedo hacerlo mejor, pero como ya he dicho un montón de veces, entrenando más la carrera a pie. Si puedo hacerlo, tal vez repetiré, y si no, me quedaré en corta y media, que realmente me gustan más y me lo paso mucho mejor, tanto entrenando para ello como compitiendo.

En resumen, he cumplido todos los objetivos que tenía, a pesar de 3 caídas fuertes  o sea que estoy muy contento.

He dado un saltito importante en las carreras de larga que ha sido en lo que me he centrado este año.

He hecho mi primer ironman con un tiempo bastante decente.

En los sprints, no he estado mal en cuanto a lo físico, pero fallos técnicos -tácticos me ha privado de puestos bonitos.

He mejorado en el triatlón de invierno, donde todavía tengo muchísimo que mejorar.

En cuanto a lesiones, a pesar de los problemas de psoas y tendinitis, creo que he estado mejor que el año pasado, y he durado un año enterito entrenando, pero tengo que cuidar más eso con estiramientos y excéntricos. El cambio de postura en la bici parece que soluciona mis problemas de psoas, pero todavía puede mejorarse. Lo importante es que he podido competir en 4 medios y un ironman, cuando hasta ahora sólo había hecho un medio-ironman por temporada.

Todo esto sin olvidar que en el equipo hemos conseguido que la Donostiako Sprint Triatloia sea una prueba de referencia en el circuito vasco, seguimos aumentando en número en el club con chavales jóvenes con muchas ganas, la gente que entrena bien sigue mejorando y cada vez nos animamos más a salir por ahí juntos.

 

Resumen de triatlones de invierno

Una tabla con los resultados de este año, comparados con los del año pasado.

Estoy bastante contento con la progresión. Teniendo en cuenta lo que hemos entrenado este año, y que el esquí de fondo es una forma de trabajar la base aeróbica y no un objetivo competitivo, creo que el resultado general está bastante bien.

En resumen, este año he apretado más corriendo, en la bici he podido coger algún grupo bueno y he subido sin reservar demasiado.  Sinceramente, me esperaba algo más de mejora esquiando, y sobre todo, me da un poco de rabia el sector de esquí de Isaba, porque estaba esquiando bastante bien, pero la minutada que perdí en la cuesta, hace que se haya convertido en mi peor sector. El año que viene, mejor.

running tiempo Diego 0:27:54 0:36:24 0:26:53 0:20:36
distancia 7 9,85 7 5,5
ritmo 1º 0:03:23 0:03:22 0:03:32 0:03:36
ritmo Diego 0:03:59 0:03:42 0:03:50 0:03:45
dif/km 0:00:36 0:00:20 0:00:18 0:00:09
puesto 51 19 11 14
% 38% 17% 17% 20%
bici tiempo 1º 0:45:02 1:05:50 0:49:44 0:56:50
tiempo Diego 0:57:27 1:18:15 0:57:11 1:03:06
28% 19% 15% 11%
puesto 68 29 17 20
% 50% 27% 26% 29%
esquí tiempo 1º 0:29:31 0:22:46 0:27:25 0:33:29
tiempo Diego 0:53:41 0:41:55 0:48:09 1:03:37
82% 84% 76% 90%
puesto 105 53 31 51
% 77% 49% 48% 73%
total tiempo 1º 1:40:39 2:02:34 1:44:53 1:50:12
tiempo Diego 2:19:02 2:36:34 2:14:53 2:27:19
38% 28% 29% 34%
puesto 81 37 21 30
% 60% 34% 32% 43%

Triatlón de Isaba 2011. Crónica.

Como ya es costumbre en el equipo en los triatlones de invierno (con la tontería ya es mi cuarto) , la víspera vamos a esquiar para reconocer el terreno y ver el estado de la nieve. Nunca habíamos estado en el Ferial, aunque sí que hace unos años había subido Belagua en bici, para ver una etapa del Tour. Pero que no es lo mismo que subir en carrera.

Nieve hay bastante, pero el circuito es MUY duro, sin prácticamente zonas llanas y una posible bajada muy empinada.

Por la tarde, tras la siesta de rigor en la casa de Ustarroz, charla técnica. De las más multitudinarias que he estado. Se produce bastante caos con la situación de los relevos. Personalmente, no tengo nada en contra de las carreras por relevos. Es una forma más de fomentar el deporte, pero eso no es triatlón, y no tiene ningún sentido que salgan a la vez que los triatletas, cuando se producen adulteraciones clarísimas de la carrera. Pero no se tuvo la agilidad suficiente para retrasar la salida de los relevos, y así se quedó la cosa. Luego nos vendrán los de la ETF diciendo que los federados de un día adulteran la competición y tenemos que hacer dos salidas diferentes en el Donostri. En fin.

Cena abundante en Ustarroz, y a dormir a los colchones sobre el suelo, compartiendo habitación con otros 3 individuos, uno de los cuales roncaba como pocas veces he oido… Menos mal que me llevé los tapones, en previsión de los ronquidos de Fuente.

Logísitica de lo más complicado que he visto nunca. si ya de por sí es complicado, el hecho de que no hubiera autobus para bajar después de la carrera, nos obligaba a subir los coches a las 8.30 a Belagua. Total, que a las 6.15 arriba para correr a las 10.00.

Más tiempo para hacer la digestión (esta vez mi arroz integral con crema de cacahuete), pero Fuente y yo nos estuvimos una hora en una cafetería sin hacer nada, esperando a que llegaran Haritz y Mikel que habían subido los coches.

A las 9.20 empiezo a calentar, pero enseguida noto que el dolor de rodilla de Benidorm no ha desaparecido (como era de esperar) . Intento calentar más la rodilla que coger ritmo de carrera para evitar que me duela de más.

Se da la salida sin avisar y para variar, salgo super atrás. Remonto en la bajada por fuera, y me coloco con los de delante.

Me noto pesado, y me pongo a la par que Moya, a quien conocí en Ansó e hice toda la bici con él. En la bajada las Brooks patinan en el barro que lo flipas, y me adelantan. En la segunda vuelta voy mejor y  reservo un poco.

Acabo sintiéndome fuerte, y en principio, tras lo visto en la prueba del viernes, la rodilla no va a molestarme en la bici.

Transición bien. Esta vez llevo los guantes North Face, con los que no soy capaz de atarme el casco, así que lo he dejado en la T1 y ahora me los tengo que poner. Con lo que pierdo unos segundillos, pero no demasiado.

Se sale Cuesta arriba en Isaba, voy con Mujika a rueda, y al acabar el pueblo cogemos a Moya y vamos tirando para adelante hasta que veo que viene Regillaga por detrás. Es de relevos, y como el reglamento lo han dejado así, se puede ir a rueda. No es lo que me parece más correcto, pero competimos todos en las mismas condiciones.  Después tengo que esquiar, así que racaneo bastante los relevos. Todos los que están ahí esquían mucho mejor que yo.

Acabo el llaneo con 25 minutos 270w.

Empieza la subida y la gente empieza demasiado rápido. Yo me pongo mi ritmo. 300w mientras aguante. Sé que son 5,5km duros y luego afloja algo. Me noto bastante bien y enseguida empiezo a recoger gente. En el primer kilómetro le revienta el tubular a un chico que venía conmigo… Para que luego se metan con las cubiertas…

Acabo la zona dura con 291w de media y bastante entero. Me estoy animando por momentos. El puerto es bonito y me viene a la cabeza esa tapa que estuvimos durante horas esperando para ver pasar a Rasmusen, Contador y Sastre..

La parte fácil deja de serlo después de toda esa paliza… Y sólo el último kilómetro se hace más llevadero. Josetxo aprieta entonces, pero yo me dedico a soltar piernas, que ahora viene lo duro de verdad.

Una hora de subida, para establecer mi FTP (en carrera, tócate los pies) en 270w. Suelto piernas, calma en la T2, barrita y para afuera. La primera cuesta, que se las traía, bastante bien, y sigo subiendo. Completo una vuelta sin caerme!!y deslizando!! Im-presionante!!

Me pasa Azkarate, que se cae delante mío. Joder, hasta los buenos se caen!! Poco  a poco la fatiga se va notando y voy menos fluido, pero cuando me van doblando los buenos, me sacan mucha menos diferencia que en anteriores carreras.

Pero entonces llega la segunda bajada… Se cae un tío delante mío, y claro, yo al suelo.  Daño en mi lastimada muñeca izquierda. Tenía que pasar. Por detrás viene Mikel a toda pastilla, y al suelo.. eso es labor de equipo.. Al menos se levanta rápido. A mí me cuesta algo más pero acabo bajando. Pero todavía queda la tercera bajada… Ridículo, impotencia… Como si no hubiera hecho alpino en mi vida.. Cagado de miedo, sin fuerza en las piernas. Pierdo casi 5 minutos en esa bajada. Lamentable, pero finalmente lo consigo. Un poco más, último esfuerzo para mantener la posición y meta.

Puesto 31 en la individual, 11º de Euskadi, y SUBCAMPEONES DE EUSKADI POR EQUIPOS !!

Triatlón de Ansó 2011. Crónica.

Tercer triatlón de invierno ya de mi vida, y segundo de la temporada.  A estas alturas ya sé con bastante seguridad dónde voy a andar en cada sector, dónde y cómo voy a sufrir, y eso hace que hasta me plantee estrategias en la carrera.
Visto lo visto en Reinosa, la idea era salir más agresivo en la carrera a pie, para estar algo más cerca de los buenos en la T1, y no esperar a que me coja gente de atrás en bici. Más que nada porque había poca gente inscrita y no me aseguraba que me enganchara un grupo bueno.
En la nieve, sobrevivir e intentar esquiar por primera vez en condiciones.
El sábado por la mañana, subimos a Linza para reconocer el terreno. Llevaba toda la mañana lloviendo y así siguió. Así que pasamos un rato largo rascando los esquís, que tras mi primer encerado tenía un barrizal importante de cera en las suelas, y dimos un par de vueltas al circuito.

Nieve había bastante, salvo en un par de zonas, pero muy muy húmeda.

El domingo, después de pasar bastante frío en el hostal Kinboa, nos despertamos con una helada terrible y cielo completamente despejado. Tras desayunar tres miseras tostadas con café (ni probar la leche), sólo dos horas antes de la carrera, porque el dueño del hostal no quiso levantarse antes. Para la siguiente, escogeremos mejor, y sobre todo, volveré a llevarme mi desayuno hecho desde casa.

Ropa de competi: mallas largas (no las gorditas), camiseta interior de compresión, y camiseta Helly Hansen. Novedades respecto a Reinosa: vuelvo a las medias de compresión para intentar evitar los problemas de gemelos, y guantes (que me tuvo que dejar Haritz porque los perdí el sábado en Linza) puestos para correr desde el principio e intentar minimizar pérdidas en la T1. MUY Importante: la camiseta metida por dentro de los gayumbos, y la HH por dentro del pantalón, con el pantalón bien subido… Igualito que cuando me vestía mi madre para que no se me quedara la tripa fría.

Como siempre que vamos varios, nos pilla el toro y calentamos menos de lo deseable, pero no le doy más vueltas. Más me preocupa que he desayunado poco (aunque luego me he metido una mule bar) y todavía lo tengo en la tripa.

Me coloco en segunda fila, se da la salida y por una vez reacciono rápido y enseguida me pongo a la par de Mikel, que es la referencia. Enseguida comienza la cuesta y me voy encontrando mejor. Así que me decido a tirar para adelante. Los 5 primeros se han escapado ya, me crezco y me pongo a tirar del pelotón seguido de Ergüin y Mikel. Primer kilómetro a 3.35 (cuesta arriba) Al acabar la subida me abro y dejo pasar, porque sé que la bajada no es mi fuerte. Pero me despisto un poco y pierdo más de lo esperado. Me quedo a unos 10 segundos de Mikel, en una distancia que ya no recuperaría hasta la T1.

Por detrás viene gente, pero bastante distanciados, y no voy a esperar.

T1: casco y zapatillas, salto de la rana y para arriba otra vez. Adelanto a Mikel y salgo detrás de Ricardo Moya, con quien haría toda la bici, relevando lo que pude, aunque tiró el bastante más que yo.

Con nosotros sale Mikel muy fuerte como siempre, nos adelanta pero le mantenemos durante 2 kilómetros a 20 metros. Me entran dudas, de intentar ir a por él, para ayudarle en la zona inicial, pero creo que va a ser un derroche excesivo y Mikel se basta él solito.

Enseguida nos pasa Rozas, a un ritmo que no podemos seguir. Así que poco a poco vamos subiendo, mirando para atrás para ver si se acerca alguien, pero no llegan hasta Zuriza. A partir de la mitad me tomo el gel, y empiezo a beber el Ice Blue de Victory Endurance. La subida se me ha hecho bastante más corta que el año pasado, y lo más importante, ningún atisbo de calambres.

Así que me descuelgo para empezar mi segunda carrera con calma, bastante contento. El día es espectacular, el paisaje brutal y estoy entre los 15 primeros. Ahora se trata de intentar hacerlo lo mejor posible durante 10 km, que no es tanto.

Corriendo por la nieve unos 200m me adelanta Etor, que nada más ponerse los esquís se mete una golpe tremendo. La nieve está completamente congelada. El primer kilómetro lo supero sin dar ni un solo paso, sólo empujando con los bastones intentando no caerme. Como esté así la bajada va a ser una masacre. Por suerte, al entrar en el bosque la cosa mejora bastante, y cuando estoy  a punto de completar la primera vuelta sin caerme… costalada bestial en un tramo de hielo. Grito del dolor y pienso que no merece la pena seguir patinando sobre hielo. Entonces pienso en el equipo, y que hay que puntuar, así que me levanto, pero con tanto miedo que me vuelvo a caer. Así, mal vamos.

O me tranquilizo o así no acabamos. Reanudo otra vez la marcha poquito a poco, con la esperanza de que con la subida de la temperatura con el paso del tiempo y el sol que está dando, y el paso de la gente, se vaya soltando un poco la nieve. Y así es. De todas formas, sigo apartándome demasiado para dejarme adelantar y doblar.. Me siento como un Hispania en Mónaco, pero la nieve no está para obligar a nadie a hacer cosas raras…  La cuarta vuelta consigo hacer la subida deslizando y adelantando a gente aunque el pie izquierdo me derrapa un montón (me he qutiado las plantillas y creo que voy peor así).

Así que ya está hecho. Acabar con cuidado, y meta!!.

Puesto 21 y terceros por equipos=PODIO!!!