Las aguas abiertas y yo.

No nos llevamos bien. Me gusta nadar en aguas abiertas, pero termino desesperándome después de cada competición, bien sea triatlón o travesía, año tras año.

Supongo que habré hablado de esto mil veces ya en el blog, pero por más que lo intento, no consigo encontrarle explicación a mi diferencia de rendimiento entre la piscina y las aguas abiertas.

El año pasado, después de hablar con mucha gente, y observarme a mi mismo, llegué a dos conclusiones o motivos:

1) respiración. Aunque parezca mentira, después de todos estos años, sigo sin terminar de echar el aire debajo del agua, salvo en los virajes (pista de por qué se me da bien la piscina de 25)

2) frecuencia de brazada. En general, en aguas abiertas, salvo si vas sólo, es más eficiente el nado con frecuencias altas. Mi tipo de nado, siempre ha sido de frecuencia baja y en cuanto salía de ahí, me ahogaba y bajaba mi rendimiento. Hasta el año pasado, en tantas de 50m, a partir de 72 bpm (36 ciclos) ya iba más lento.

Este año, he estado trabajando ambas cosas: la respiración con algo de concentración y la frecuencia de brazada, tanto preparando las competiciones de natación máster como escaqueándome lo menos posible de las series de palas +pull + la odiada goma en los pies.

Pero han bastado un par de entrenamientos en Landa con boyas con el equipo para ver que algo sigo haciendo mal.

La semana pasada montamos un triángulo de unos 200m al que le dabamos vueltas. Empezaba intentando seguir a Ciro, al principio incluso en paralelo, pero al llegar a la primera boya, él la pasaba más rápido que yo y ya era incapaz de cambiar para intentar cogerle pies… Y si la tanda era de más de 2 ó 3 minutos, terminaba pasándome Ibon, a quien en piscina le saco unos 4 sg/100.

Al llegar a casa analicé las gráficas de frecuencia de brazada (Golden Cheetah) y vi esto (las líneas rojas son mías).

Empezaba todas las series a unas 80 bpm para terminar medio muerto a 74-75. Puede parece poca diferencia, pero creo que cualquiera que haya entrenado con el tempotrainer sabrá que no es así.

Como referencia, 80-82 bpm es la frecuencia que estoy llevando en las series de 50 m en las que simulo ritmos de 200m libres…. Con lo cual, parece lógico pensar que no soy capaz de aguantar más de 2 minutos esa frecuencia, menos si son varias veces seguidas.

Para confirmar esto, miré la misma curva (frecuencia vs tiempo) de un entrenamiento en el pantano, yo solito, en tandas de 125 m, con el ritmo marcado por el tempotrainer. En este caso lo programé inicialmente en 72 bpm para subirlo en la mitad a 75, ver que no me compensaba y volver a 72.

Por último, he mirado el registro de brazadas, pulso y ritmo del triatlón de Vitoria de 2016 donde a pesar de ser una de mis mejores nataciones, al final se me terminó haciendo larga (e Ibon me pasó en una de las boyas intermedias para terminar sacándome algo más de un minuto).

A pesar de que falta el último largo (porque en un golpe alguien le dio al Stop), se ve cómo en el calentón inicial paso de 90 bpm, estoy por encima de 80 durante dos minutos y termino cayendo a 70 a los 5 minutos. Finalmente, el pulso empieza a subir bastante y a dispararse a partir del 12.

La primera conclusión que saco es que no puedo empezar con esas frecuencias, al menos hasta que no lo tenga más controlado. Pero claro, ponte en una línea de salida con 1000 maromos situados a 10 metros por detrás y ponte a deslizar… Como que no. Así que habrá que por un lado encontrar un equilibrio en el ritmo de salidas y practicar, practicar y practicar para que si hay que subir la frecuencia por necesidades del guión no me pase tanta factura.

El pasado fin de semana iba a tener la primera prueba de verdad en la primera travesía de la temporada, pero la MDKSwim se suspendió por mala mar.

Estoy a dos semanas del Campeonato de España Máster de Natación que es en piscina de 50, así que creo que voy aparcar lo de las aguas abiertas hasta julio y centrarme en preparar las pruebas para las que me he apuntado(100, 200, 400 y 800), que la piscina de 50 tampoco es que se me dé nada bien. Tengo todo el verano para seguir practicando.

Análisis de ritmos de carreras, de entrenamiento, con y sin neopreno, distintas piscinas, condiciones..

Si todos los años tengo una comida de tarro importante con la natación en las carreras, (análisis de mi rendimiento en la natación en 2015) este año la estoy superando con creces.

A pesar de haber mejorado entre 3-4 segundos el 100 en piscina, estoy saliendo más o menos igual que el año pasado del agua, que ya creía que salía por detrás de donde debería. En realidad, de este año tampoco tengo una muestra estadística demasiado amplia, ya que sólo he participado en dos triatlones y en uno estaba enfermo y en otro en condiciones digamos “no óptimas” para competir. Pero en cualquier caso, esperaba salir más adelante.

He estado analizando un poco mis tiempos en las series en piscina, en 25m, en 50m, con y sin neopreno, para intentar afinar los ritmos de cada zona para condiciones que no son las de todo el año: 25 sin traje. Sinceramente, no he conseguido sacar demasiadas conclusiones. Alguna sí, aunque no sea demasiado relevante a la hora de sacar conclusiones en carreras.

Por ejemplo:

  • la diferencia en pulso entre nadar en piscina a 28ºC o a 17º con neopreno es de 12- 15 ppm.
  • La diferencia en ritmo (para mí) con neoprenos tope de gama es de 5-6 segundos el 100 en series cortas a ritmo de competición.
  • Un 5×200 en AM necesito más de 20 segundos de recuperación. Ese día todavía no andaba fino y creo que es una de las tandas que debería trabajar más.
  • La diferencia (sin traje) de piscina de 25 a 50 metros, que sin traje suele ser de unos 2-3 segundos, con traje se dispara a 5-6 segundos/100 cuando llevas neopreno debido a lo lejos que se sales de la pared gracias a la flotabilidad del neopreno si haces bien el viraje.
  • En las tandas de rotas, hay un par de segundos entre el ritmo de los 50s y los 100s.
  • El ritmo de los 100s se asemeja más al real que he conseguido en las competiciones..

Y de momento, poco más. Tras consultar con dos de los mejores entrenadores de triatlón de España (Ciro Tobar y Jaime Menéndez de Luarca), mi entrenador de natación Koldo Azpiazu, algunos triatletas que tienen ese DON de saber moverse en aguas abiertas y dar el coñazo a todo mi entorno, parece claro que el problema está en la salida. No estoy muy seguro de saber qué es lo que hago mal, pero este sábado en Lekeitio, volveremos a intentarlo. Antes o después, saldrá.

Análisis de mi rendimiento en la natación en triatlones de 2015

Cuando las cosas no salen como uno espera o cree que tienen que salir, se pueden hacer varias cosas: seguir como si no pasara nada o pararse y analizar e intentar entender las razones por las que no salen.
Cuantos más datos se tenga más fácil será encontrar estas razones o motivos.
Lo primero que he hecho ha sido analizar las carreras en relación a competidores habituales que nadan mejor que yo, y se entiende que la mayoría son bastante constantes en sus rendimientos. Es algo que antes hacía para ver cómo mejoraba temporada a temporada y mantenerme motivado. Desde hace 3 o 4 años, que ya estoy 1 segundo arriba 1 segundo abajo cada 100m, es complicado sacar conclusiones de año a año. Pero para ver las diferencias de rendimiento dentro de una misma temporada, creo que puede ser útil.

natacion2015

La conclusión que se saca de esta tabla, es que he nadado igual o muy parecido en todas las carreras.Puede que Vitoria fuera la mejor, ya que es mejor que Castro (comparada con Gabilondo y Abad) y mejor que Gorliz comparada con Egoitz (aunque no con Abad)
Si las pusiéramos en orden, serían:

1.-Vitoria
2.-Aritzaleku
3.-Laredo
4.-Gorliz
5.-Castro Urdiales

En todas Vitoria, Laredo y Castro tuve salidas tirando a complicadas y a mitad de sector estaba sólo. En Aritzaleku fue todo más o menos normal y en Gorliz fui más solo que la una, pero con una trayectoria diferente al resto.
Pero la conclusión general es que el resultado ha terminado siendo prácticamente el mismo, así que el tema de la colocación, salidas, etc, creo que no ha sido determinante.
Entonces, quedaría saber si realmente ese ritmo que me ha salido es el mío. (He puesto 1:30 porque es el que me sale en Vitoria, en la única carrera en la que el agua estaba más o menos calmada, sin corrientes, viento, mareas, etc). Lo que no termino de entender es por qué si en abril he hecho un test de 1000m en piscina de 25 en 14:02, a 1:24/100, con lo cual descartamos la de “es que sólo sabes nadar series de 100”, no soy capaz de trasladarlo este año a las carreras, sin haber bajado el volumen ni la intensidad de los entrenamientos tanto como para que ese pueda ser el motivo (creo) y tampoco tengo un bajón de forma ya que en la bici y corriendo voy bien. Se admiten sugerencias.

De momento, y pesando que la razón es que algo pasa cuando me sacan de mi pecera de 25m, lo que he hecho ha sido aprovechar la oportunidad que tenía de unirme a los entrenamientos de natación en aguas abiertas con el probablemente, mejor grupo de triatlón del mundo, los Wollongong Wizards y machacarme siguiendo a las chicas del grupo: Gwen Jorgensen, Charlotte McShane, Amelie Kretz, Grace Musgrove, Sarah Anne Brault, Natalie VanCoevorden, Tamsyn Moana-Veale … bajo las órdenes de Jamie Turner. Nivelillo, vaya :).  Sí que he visto que en tandas cortas aguanto bien, pero que en las más largas, flojeo a partir del 200 y que se me marchan en el paso de las boyas de 90º.

Creo que ambos puntos los he mejorado con el paso de las semanas, pero ya veremos si da resultado. El domingo en el TBG 2015 de Zuera, primera prueba.

2015-08-29 11.59.34

Triatlón de Gorliz 2015. Crónica.

Llegaba el primer triatlón individual de la temporada. Como comentaba en la previa, lo afrontaba con ilusión porque me encontraba bastante bien de forma tras los últimos test de la temporada. No sé si en el mejor estado de mi vida, pero sí muy cerca.
Cuando sabes que estás bien, hay dos opciones: que enfoques eso como una forma de darte seguridad en ti mismo, y otra convertirte en un manojo de nervios porque no quieres que tanto trabajo se quede en nada.
Desafortunadamente para mí, soy de los de la segunda opción. Creo que esto no es elegible. Cada un oes como es, y se pueden trabajar cosas, pero el que es nervioso, lo es y ya está.
Así que el sábado lo pasé bastante nervioso y completamente agotado a pesar de no hacer nada. La noche, para variar, fue horrible. Adrián nos duerme casi siempre de tirón, menos las vísperas de carrera. Así que se pasó desde las 12:30 hasta las 3:30 dando gritos, Patri haciendo lo que podía, y total que sólo conseguí dormir seguido dos horas y media. De todas formas, cuando me levanté no me notaba cansado y ya estaba algo más relajado que el sábado.
Viaje en furgo con Alberto hasta Gorliz. Según íbamos llegando, el tiempo cada vez era peor, así que un inconveniente más: carrera sobre mojado, como todas las que he hecho en Gorliz.
Como llegamos con bastante tiempo, nos dio tiempo a ver el estado de la mar, el camino a la transición y hasta tomarnos un café tranquilamente.
Hacia las 9 dejó de llover, pero ya no iba a dar tiempo a secar el asfalto porque el sol estaba bastante lejos de llegar a salir.
Empecé a preparar las cosas, y me bajé de los primeros a la playa para calentar. El agua estaba bastante fría, así que tampoco me quedé demasiado tiempo, hice un par de patos (más glamurosamente llamados delfines, no sé muy bien si hay diferencia) con las olas y estuve atento para ir rápido al arco de salida.

Paréntesis: no sé quién es el responsable de que este año haya que hacer salir a 400 tíos debajo de un arco que no tiene ni 10 metros de ancho. ¿Dónde están las salidas anchas, con una cinta en el suelo, y a poder ser puestas en línea recta hacia la primera boya?

Me coloqué en primera fila al lado de Oscar Abad y Egoitz Zalakain. Observamos cómo la corriente empujaba a las chicas clarísimamente hacia la izquierda. Nosotros estábamos colocados a la derecha y la boya muy a la izquierda. Así que en principio, sí salíamos en línea recta, terminaríamos en la boya. Sin embargo, la mayoría de la gente optó por colocarse a la izquierda, y correr en diagonal por la playa hacia la boya.
Después de un rato bastante largo, por fin se dio la salida. Egoitz se fue todavía más hacia la derecha y yo seguí a Oscar que iba más recto, hasta que se tropezó y cayó en plancha en la arena tras un vuelo bastante considerable. Aún así, se levantó y llegó antes que yo al agua.

IMG-20150517-WA0034

Una vez en el agua, tocaba recuperar la respiración y pasar las olas. La primera por arriba y la segunda ya por abajo y a empezar a nadar. Pero miro a mi alrededor y estoy más solo que la una. Intento orientarme bien y coger un ritmo. La boya es bastante pequeña, pero consigo ir bien todo el rato. No tengo ni idea de cómo voy. Sé que llevo un tío a pies que me está dando unos manotazos muy guapos (Aupa Igor!;)) pero no sé cómo voy hasta que al acercarme a la boya (por fin!) veo que llevo bastante gente por la izquierda, más rápidos que yo. Hacemos las dos boyas, enfilamos la playa, y sí que veo ya más gente por delante, pero todos bastante desperdigados. Así que con el miedo que me daba la natación del sprint por los golpes, al final ha sido de las más limpias, pero algo me dice que no lo he hecho bien. Estoy atento para coger una ola de salida, me pongo de pie y corro todo lo que puedo por la playa. Oigo a Jon Alegría en la megafonía. Hace 1’30” que Oscar ha llegado a la transición..

2015-05-21 12.52.17

No soy capaz de calcular si es mucho o poco, pero a mí me queda correr toda la playa, subir las escaleras, el paseo… Y en todo ese tiempo, le sigo oyendo nombrar a gente que ya está en boxes y de los que pretendía estar cerca.. Así que, sí. He nadado mal.

Llego a boxes y me han cambiado la caja de sitio poniéndomela al otro lado de la barra. Gracias! Tras varios días dando lecciones de cómo quitarse el neopreno con los pies a los nuevos del equipo, estoy tan ofuscado que se me olvida y lo hago con las manos, atascándose en el chip. Cojo el casco, bici y salgo.

Vale: Momento del salto de la rana. Sólo hay una oportunidad, porque la salida es cuesta arriba, así que hay que acertar. Me hago un hueco, salto, primer pie dentro, bien! Y segundo, fuera y se suelta la goma. Puta mierda!! Le oigo a Ciro que ponga los pies encima y eso hago y arranco. Ya me las pondré cuando pueda. ¿Cuando pueda? Entre cuestas, badenes, rotondas, etc… Me cuesta un buen rato, pero lo consigo un poco antes de salir de Gorliz. Como dije en la previa, si fallaba en la natación, ya no quedaba nada que hacer, así que nada de tácticas, empujar y empujar. Subo la primera cuesta y empiezo a pasar gente. Me encuentro muy bien de piernas, lo que todavía me da más rabia… Empiezo a mirar hacia atrás a ver si puedo enganchar con alguien tipo Ander Aguirre, pero por detrás no llega nadie, así que sigo a lo mío.
Engancho a un chico del Garraitz y le digo que se ponga a rueda para que él me haga las bajadas.

2015-05-17 18.30.53

Así llegamos en una de las subidas a otros dos chicos con los que haría toda la bici, que básicamente eran 6 subidas y 6 bajadas (no las 3 que yo tenía en mente) y ni un puñetero metro llano. Era el primer día que iba con las ruedas de pista de frenado de carbono en mojado, y en las primeras curvas ya vi que con la distancia a la que freno yo, tenía más que suficiente. Así pasó todo el sector. Con cinco buenas subidas y bajadas con mucha precaución pero si descolgarme del todo.

Al final 251 watios medios y 292 normalizados. Números normalitos, que suben en las subidas y se quedan prácticamente en cero en las bajadas, para un puesto 40º.

PotenciaGorliz2015

Subida Tiempo Potencia
1 5:50 320
2 3:45 330
3 2:45 354
4 6:45 330
5 7:00 307
6 2:00 321

Justo al final nos cogieron otros 3 o 4 por detrás, lo que hizo acelerar un poco el ritmo, pero también hacer las entrada a Gorliz un poco más peligrosa, con gente descalzándose demasiado pronto, comiéndose rotondas…

Me quedo el último del grupo para entrar a boxes con bajada muy poco elegante pero segura y por fin, a correr. Me calzo las T7 (descarté el sábado las Adios para ir a algo más conocido), que me cuesta un poco porque parece que ha caído otro chubasco y está todo empapado y salgo.

Sigo viéndome fuerte, así que a apretar y a intentar quedar por lo menos el primero de mi grupo y ver si cae alguien de los de delante.
No llevo Garmin, así que sólo me preocupo de remontar y pasar a todos los que puedo. Empiezo a cruzarme con los primero. Parece que no me llevan demasiado. Hasta que veo que el punto de giro está bastante más lejos de lo que pensaba. Buff. Bajón. Intento olvidarme y seguir corriendo, por lo menos marcar un buen parcial, exprimirme y ver hasta dónde llego.
Al final, parcial 17:08 creo que para 5 km clavados, que sale a 3:26. Tampoco ha sido estratosférico, pero bueno, el 12, en tiempos de Okamika, Bizkarra y me coloca en el puesto 24 de la general.

FB_IMG_1432212724364

El puesto en sí no me dice mucho. Yo sé que no lo he hecho bien, que lo que más he trabajado que ha sido la natación, no ha salido bien y eso ha condicionado todo. Después de unos días y mucho tiempo dándole vueltas, sigo sin saber qué pasó. ¿No tener pies? ¿No tener referencias? ¿No ser capaz de mantener un ritmo? No llevé Garmin ni pulsómetro así que me falta bastante información y no soy capaz de sacar conclusiones. Así que lo único que puedo hacer es seguir entrenando lo que pueda, subir un punto más la intensidad y seguir trabajando las aguas abiertas. Al fin y al cabo, sólo era la primera carrera y en unas condiciones que me van bastante mal: mar con corriente, asfalto mojado y unas distancias descompensadas: 1,3-28-5 (encima, adrede).

La siguiente oportunidad estará el 6 de junio en el olímpico de Aritzaleku. Estoy convencido de que lo haré mejor.

Para terminar, una sincero agradecimiento a mis compañeros de equipo, que consiguieron que a pesar de todo, me fuera con una sonrisa a casa.

IMG-20150517-WA0008

Análisis Garmin 910xt.

Hace ya algunas semanas, vendí mi 310xt y compré en Amazon el Garmin 910xt. Los motivos que me impulsaron al cambio fueron:

1) Marca la potencia normalizada (fundamental para las carreras) de forma instantánea.

2) Hace lo mismo que el SwimSense de Finis, o sea, cuenta largos y brazadas, como el Poolmate pero es mucho mejor, ya que además pasa los datos al PC.

3) Sirve para aguas abiertas (no como el 310xt, ni siquiera en el Swim mode)

4) Es más pequeño.

Potencia Normalizada.

Del primer factor poco hay que decir. Funciona bien, y marca lo mismo que el tamagochi del PT cuando pasas los datos de éste al PC, (el tamagochi no los marca, el único dispositivo de Cycleops que lo marca es el Joule).

Natación en piscina.

También está muy bien, sobre todo si tienes el Sporttracks 3.1, con el Pool Swimming Plugin.

El 910xt guarda todos los datos de las brazadas en cada largo. Igual que el Poolmate. Pero después, se pueden descargar en el PC. Lo normal es subirlo al GarminConnect, que te muestra las gráficas de cada largo, pero no puedes hacer mucho más. Además de que, si no tienes conexión a internet, estás vendido.

El Pool Swimming Plugin, lo que hace es utilizar los datos de brazadas y tiempo de cada largo para dar toda la información que se te pueda ocurrir con esos datos: Frecuencia media, distancia  media de cada brazada, tiempo entre cada brazada…

Cosas interesantes, que hay que valorar en su justa medida, sobre todo en una piscina de 25 m, donde que te empujes un poco más o menos fuerte en cada viraje hace que cambie bastante la cuenta de brazadas. Sin embargo, creo que son datos bastante útiles sobre todo para observar tendencias en tiradas largas, y cambios entre diferentes épocas de entrenamiento.

Además al poder pasar el 910xt los datos al PC,  me ahorro el Poolmate (lo vendo si a alguien le interesa), el SportCount, y ya no tengo que pasar los tiempos al Excel “a pinrel” a las noches en casa.

También me sirve para cuantificar lo mal que nado respirando cuando hago series respirando cada 3 brazadas, y lo todavía peor que nado respirando hacia la izquierda. Además de peores tiempos, el número de brazadas es peor, lo que confirma que ya sabía. Que no cojo agua con el brazo izquierdo.

El reloj sería una bomba si tuviera la opción de incluir un “autolap” en una distancia determinada, por ejemplo cada 100m. Sí tiene una opción de “alerta” en una distancia determinada, que te avisa unos 5  metros antes de llegar a la pared,  pero no un autolap, por lo que :

a) Si estás haciendo 20×100: hay que darle al lap al empezar y al acabar cada 100 (aunque sí que detecta que estabas en descanso, y no es tiempo a velocidad cero).

b) Si haces un 1000: también hay que hacer lap en cada 100, si quieres tener luego en el Sporttracks el paso cada 100 y no volverte loco con intervalos de 25 m.

Supongo que esta alarma se activa en función de las brazadas que llevas. Sabe cuántas haces de promedio, y cuando te falta una o dos brazadas para llegar al “Objetivo” te avisa. Yo la tengo activada cada 100, y así en series largas no pierdo la cuenta.

En general, en este apartado, me gusta mucho.

Natación en aguas abiertas.

Lo mayor decepción ha surgido en la natación en aguas abiertas: Tras hacer algunas pruebas con el garmin 310xt en el modo de natación, y ver que los resultados no eran buenos, decidí comprar el 910xt (además de los otros factores que he mencionado)

Sin embargo, he probado el 910 en aguas abiertas y el resultado ha sido bastante pobre en mi opinión. No sé si hay algo que estoy haciendo mal, pero sólo me aparecen puntos de medición cada 80 metros aproximadamente, lo que creo que hace que sea complicado que el dispositivo calcule bien las distancias, y más todavía, que si le pongo que me dé alertas cada 100 metros, éstas sean fiables.

Para comprobar si mide bien o no, he medido la distancia “real”  de varias formas:

La primera prueba la hice, con series de 400m y “autolap” cada 100, con el 310XT en el gorro. El 910xt me marcaba 300 frente a los 400 del 310xt en el gorro, que es la buena. Casi nada.

En el resto de pruebas están hechas analizando datos de otros dispositivos de otros compañeros, y medidos automáticamente en el Sporttracks, que si no me equivoco, mide directamente en línea recta entre trackpoints. He medido todos los casos con Google Earth midiendo manualmente entre todos los trackpoints y en casi todos daba lo mismo que en Sporttracks.  Pongo algunos ejemplos:

-dos archivos del Mundial de Vitoria:

Con “autolaps”,marca 3540. Midiendo en línea recta sobre los trackpoints (que más o menos están cada 80), me sale 4280 y Sporttracks mide 4250

En otro, que está grabado sin Alertas: Sporttracks 4050, manual sobre Earth 4190, (aquí tengo algo más de diferencia) y el Garmin sin “autolap”, 4380.

-En Valencia, el campeonato de España de MD. (sin “autolap”) 2140m Garmin, 2010 Sporttracks.

 

-IM Regensburg (sin “autolap”):3880 Garmin, 3690 Sportracks.

-Triatlón Oliva (NDS) con “autolap” cada 100m: 1310 Garmin, 1720 Sporttracks

Oliva sin “autolap”: 1720 Garmin, 1650 Sporttracks.

Como resumen de todos los casos, la siguiente tabla en la que la medida de Sportttracks concuerda con la de las mediciones manuales sobre Google Earth, en casi todos los casos.

La conclusión que he sacado, es que con las “autolap”mide muy mal. No sé el motivo. Lo he preguntado a Garmin unas cuantas veces. Lo máximo que he conseguido es, en un caso que me ofrezcan reparar el dispositivo (lo que no tiene mucho sentido porque la prueba está hecha con distintos relojes) y en otra decirme que lo estudiarán.

Y la consecuencia, es que para entrenar en aguas abiertas, no sirve. La única información valiosa que te puede dar es, ya en casa, con los datos descargados, ver lo que has nadado en una carrera. De momento, es lo que hay.

Swim mode Garmin 310xt

Hace poco me enteré sin querer, recorriendo los menús del Garmin 310xt, que en una de las últimas actualizaciones del firmware (no suelo actualizarlo) añadía un Swim mode, que supuestamente es capaz de dar la distancia nadada en aguas abiertas, algo que hasta ahora sólo hace el 910. Me parecía extraño que siendo algo tan útil para un dispositivo pensado para triatlón, Garmin no le hubiera dado más publicidad. O sí lo habían hecho, yo no me había enterado.

Este mes de julio, mientras preparaba el Mundial de Vitoria lo probé un día en Castro Urdiales en la playa Ostende, recorriendo la línea de corcheras completa, de boya de un extremo a boya del otro extremo, 8 veces, con neopreno.

El resultado era cuando menos: raro. O nado muy mal y todas las carreras están mal medidas o torcido a pesar que iba siguiendo la línea de las corcheras, porque cada vez me marcaba distinto (hasta 30 metros de diferencia) y corto.

En rojo están los largos que iba contra corriente.

Fecha Garmin d (m) t paso/100
15/07/2012 swim mode 334 0:04:58 0:01:29
15/07/2012 swim mode 312 0:05:02 0:01:37
15/07/2012 swim mode 330 0:05:51 0:01:46
15/07/2012 swim mode 310 0:05:22 0:01:44
15/07/2012 swim mode 340 0:06:05 0:01:47
15/07/2012 swim mode 337 0:05:21 0:01:35
15/07/2012 swim mode 327 0:06:05 0:01:52

Al llegar a casa, pasé los datos a .kmz e intenté medir las distancias en línea recta en el Google Earth. Me daba 365m.

Miré en la página de dcrainmaker para ver si había análisis del invento, y evidentemente lo había. (http://www.dcrainmaker.com/2010/06/new-garmin-forerunner-310xt-openwater.html).

El error que tenía medido el crack (desde hace más de dos años) era de un 10%… A él no le parece mucho. A mi, una barbaridad. Digo yo que no es lo mismo nadar a 1:30 que a 1:39, ¿no?

También explica en su web, que en Garmin no han pretendido redibujar el mapa, si no “tan sólo” recalcular la distancia con algún algoritmo a partir de determinados puntos recogidos. También está claro que la distancia no es la del mapa, ya que si no sadrían muchos más metros.

Como en agosto he vuelto a Castro unos días más, he vuelto a hacer la misma prueba (boya a boya, unos 400m), y alguna adicional para intentar entender lo que pasa. Estaría muy bien saber cuál es el algoritmo que usa para entender cómo saca la distancia… igual un día de estos me animo y pregunto a Garmin a ver si suena la flauta y me contestan. Pero de momento, hice mis pruebillas y así tenía una motivación nadar algo tras mi parón veraniego.

La primera prueba consistía en repetir lo mismo de julio, pero esta vez sin neopreno. El resultado, como era de esperar, igual de “malo”.

Fecha Garmin d (m) t paso/100
16/08/2012 swim mode 367 0:06:41 0:01:49
16/08/2012 swim mode 327 0:05:59 0:01:50

Así que un par de días después, me puse el Garmin en el gorro, y repetí: primero de boya extrema a boya extrema:

Fecha Garmin d (m) t paso/100
18/08/2012 en el gorro 370 0:05:43 0:01:33
18/08/2012 en el gorro 385 0:06:26 0:01:40

Resultado de mapa y medición en Google Earth:

Y luego en una tanda de unos 100m (de primera a segunda boya)

Fecha Garmin d (m) t paso/100
18/08/2012 en el gorro 96 0:01:22 0:01:25
18/08/2012 en el gorro 102 0:01:34 0:01:32

Resultado de mapa y medición en Google Earth:

Para terminar me quité el garmin del gorro, me lo puse en la muñeca, activé el swim mode, y volví a hacer unos cienes, fuertes.

Fecha Garmin d (m) t paso/100
18/08/2012 swim mode 54 0:01:32 0:02:50
18/08/2012 swim mode 34 0:01:24 0:04:07
18/08/2012 swim mode 50 0:01:34 0:03:08

Se ve que cuanto más corto es el intervalo, mayor es el error.

A falta de averiguar cómo es el algoritmo de cálculo, lo que está claro, es que en mi opinión no sirve de mucho, lo que explicaría que no le hayan dado demasiada publicidad. Así, que si alguien quiere saber la distancia nadada en aguas abiertas, o se pone el GPS en el gorro, o se compra el 910xt (que no he tenido la oportunidad de probar, dicho sea de paso).