Renovación de mis plantillas

Ayer me tocaba renovar mis plantillas en la consulta de Ioana Arbillaga, en Tolosa. Si no he perdido la cuenta, éste será mi cuarto par de plantillas en 9 temporadas. O sea, que me duran una media de dos temporadas. Además, una vez que las jubilo de las zapatillas, las paso a los zapatos de calle, lo que me ha hecho ahorrarme una pasta en zapatos, porque antes me cargaba las suelas en un par de meses. Nunca he tenido plantillas hechas en otro sitio. Siempre han sido hechas por la misma podóloga, lo que aparte de evitarme lesiones, me ha dado la oportunidad ver cómo va evolucionando tanto el mundo de los materiales aplicados en estas plantillas, como la forma de obtener las mismas, lo que para un ingeniero de Materiales resulta bastante atractivo.

Los que me hayan visto correr, se habrán dado cuenta de que además de que no tengo un estilo muy estético, tengo las rodillas giradas hacia adentro. Eso hace que los que gemelos también los tenga algo girados y también desarrollados de forma diferente el interior del exterior, y en lo que a pisadas se refiere, hunda el pie muchísimo por la parte interior.

Un pronador de manual.

Ioana está especializada en el tratamiento deportistas. No hay más que ver la recepción llena de fotos de ciclistas, futbolistas, atletas, etc, que han pasado por allí. Le encanta el deporte y eso se nota y se agradece. Como siempre, primero vimos el reparto de peso estático entre los dos pies para posteriormente hacer una filmación corriendo descalzo en la cinta. En mi caso, no nos aportó mucho, porque ya conoce mi pisada de sobra y estas cosas raramente cambian con el tiempo.

Así que pasamos a hacer el molde para las plantillas, que como venían siendo hasta ahora, me darán bastante apoyo en el arco, para intentar hundirme algo menos y que la rodilla no sufra demasiado.

A pesar de que al forma será más o menos la misma, la novedad es que el material base pasará de ser EVA a neopreno. El neopreno es un elastómero algo más elástico que el EVA, lo que quiere decir que recupera la posición original con más facilidad que el EVA. Son más mullidas, amortiguan mejor y probablemente las zonas de sobrepresión (en mi caso debajo de los dedos gordos) no quedará comprimida tan rápido a lo largo del tiempo. Las probaré y comprobaré la diferencia, aunque estoy seguro de que si me las ha recomendado Ioana, serán mejores todavía y que serán las plantillas con las que debutaré esta temporada en Abu Dhabi.