Blue Triad SL 2012 LE (IV). Análisis y detalles.

Último capítulo dedicado a la BLUE TRIAD SL. Tras la elección, la talla y los ajustes de posición, he dejado para el final lo más importante: cómo me ha ayudado a mejorar mi rendimiento, medido, como siempre, en watios y pulso.

Hace unos meses, publiqué unos datos de cómo habían variado los watios que era capaz de meter en una salida larga en función del pulso al cambiar la posición en la Razesa de crono levantando bastante el manillar. Es decir, de cómo de fácil era capaz de meter watios con menos esfuerzo. Ahora a esa tabla le he añadido los datos que he sacado en las salidas largas (más de 2h30) que he hecho con la Blue Triad SL.

La diferencia es notable. Se puede ver cómo con el mismo pulso (esfuerzo) puedo mover aproximadamente 10 watios más. Esto tienes dos causas, aunque es difícil cuantificar cuánto influye cada una:
1) Posición (ir más adelantado)
2) Rigidez del cuadro, que hace que los watios no se pierdan por el camino deformando el cuadro (elásticamente, claro), sino que lleguen íntegramente al buje trasero. Esto se podría medir si tuviera un sensor en las bielas, que estuviera calibrado con el PT, pero como no es el caso, pues nada.

Yo diría (a ojo) que la proporción de lo que contribuyen cada uno de los dos factores en los datos que he medido, es 80% posición, 20% rigidez.  Hay que tener en cuenta, que en la mayor parte de las salidas, son en llano, sin meter mucha fuerza en los pedales. Lo de la rigidez se nota, y mucho, sobre todo al ponerme de pie, subiendo y en arrancadas. El eje no se mueve absolutamente nada, y veo unos picos en el sensor que antes no aparecían. Evidentemente, en una subida, esta proporción cambiaría.

La toma de datos tiene dos limitaciones teóricas:

1) que mi estado de forma también evoluciona según avanza la temporada. Sin embargo, cuando cogí la Blue por primera vez fue a finales de abril (cuando ya estaba bastante fino) y el primer día ya pude ver la diferencia.

2) que no voy el 100% del tiempo acoplado, pero en todos los entrenos intento ir  acoplado el máximo de tiempo. Eso no ha cambiado al cambiar de bici. Tal vez, en la Blue he intentado mantener la posición más, por lo que en principio los datos tendrían que haber salido peor, pulso más alto para la misma potencia, pero no ha sido así.

Por otro lado, tengo serias sospechas de que mi aerodinámica (la del conjunto bici+ciclista, que es la importante) también ha mejorado, pero eso de momento no lo tengo medido, así que por ahora, no digo nada.

Y para terminar, algunas fotos de los detalles de la bici que más me gustan.

Tubos aero, muy afilados. Es una pena que estas formas nunca se aprecien en las fotos de catálogo de cualquier marca.

Vainas trasera muy cerradas y cubriendo el cambio trasero. Un punto muy característico de Blue desde hace años.

Manillar muy limpio y con posibilidad de regulación. El Garmin 910xt, entra perfectamente con el soporte de serie.

Freno trasero escondido. La unión de las vainas con el tubo del sillín, tiene mucho mérito desde el punto de vista de fabricación, y queda muy chulo.

Uno de los puntos que menos me gustaba de la Triad era que el freno delantero quedaba muy expuesto al aire, pero lo solucioné con el Omega Brake. Se trata de un freno desarrollado por Tririg.com. Me pareció currado, ingenioso y me gusta la gente que sin muchos recursos, desarrolla cosas desde el principio, así que lo que me costó el freno me dolió un poco menos de lo habitual.

Tienen publicado hasta datos de túnel de viento realizados por Andrew Coggan. Muy interesante. Si alguien quiere verlo: Estudio de frenos aero. El Omega Brake,  irá montado de serie en la versión SL de la Blue Triad 2013. En algo me he adelantado!:)

BLUE TRIAD SL 2012 (II). La talla.

No quería volver a equivocarme con la talla, como creo que me pasó con la Razesa, así que lo primero que hice fue dibujarme la Razesa y la Blue en las tallas MD, ML y LG.

blue-razesa

La Blue ML, medium large, (en azul) es bastante más alta y más corta que la Razesa (rojo), pero tengo que tener en cuenta, que pretendo ir 4,5 cm más adelantado (punta del sillín encima del eje) y que tengo que conseguir una altura de manillar más o menos equivalente a la que llevaba, o tal vez algo más baja.

Entre las diferentes tallas, parece que no hay demasiada diferencia, y que con ajustes en la potencia (hay de 80,90,100,110 y 120), levantar el manillar (hasta 7 cm de separadores), y moviendo los apoyacodos hacia adelante o hacia atrás (unos 5 cm) se podría conseguir casi cualquier geometría. Pero claro, la potencia no se puede mover. Cuando escoges la longitud de la potencia, escoges el manillar completo, porque es todo de una sola pieza. Así que un poco sí que había que afinar.

El siguiente paso era aplicar el método de la comparación.

Clemente lleva MD y le estaba muy bien sin apenas llevar separadores en el manillar, y lleva el sillín en la posición de 76º.

Jaime Menéndez de Luarca, que es algo más bajo que yo, también llevó MD en Gales, pero en mi opinión le estaba muy justa. Así que descartada.

La que yo probé  en el la víspera del Challenge era una LG. Aunque estaban puestos todos los separadores, iba con zapatillas de correr y estaban los acoples sin cortar, me notaba como subido en un caballo.

Así que, por descarte, tenía pinta de ser la ML.

Más comparaciones: tanto Dirk Bockel como Marko Albert miden exactamente lo mismo que yo, y ambos llevaban ML en Kona (Bockel en 80º y Albert en 76º), con muy buenas posiciones.

La cosa parecía estar clara. Ahora tocaba escoger la potencia, así que me intenté poner en contacto con ellos. Bockel no me contestó, (tal vez porque ya no está en Blue?) pero Albert, sí. Un tío muy majo, que me dijo que llevaba la potencia de serie, que no sabía ni que se podía escoger. Pues ya está, ML con potencia de 100mm (la que viene de serie), con mis platos y bielas y el resto, Ultegra menos el cambio trasero y manetas de cambio que serían DuraAce.

En el siguiente capítulo, detalles, personalización, análisis de datos y las cosas que más me gustan de la Blue Triad SL.

BLUE TRIAD SL 2012. La elección

Comienzo aquí una serie de entradas describiendo el proceso que me ha llevado a mi nueva cabra: la Blue Triad SL 2012. Es bastante largo, así que lo voy a dividir en algunos capítulos. Empiezo por cómo llegué a decidirme por esta bicicleta.

Después de 2 años con la Razesa de crono, por fin había conseguido una postura en la que iba cómodo, metía watios y no me dolía nada. Pero, además de que tuve que ponerme una potencia de ángulo variable, con lo que estéticamente perdía un montón, pero sobre todo, era bastante menos manejable y no demasiado aero. Veía que eso todavía se podía mejorar bastante. ¿Por qué ir con una geometría de 76º cuando el reglamento de triatlón no es el de UCI? Podía conseguir una posición, por lo menos igual de aerodinámica pero con capacidad para meter más watios si llevaba una bici de más ángulo. Pedro Oviedo tiene una de las mejores posiciones que he visto con su Wilier, y fue él el que me empezó a poner en canción en una de mis salidas preironman de agosto del año pasado con la grupeta deluxe. (no estoy seguro de que la de la foto sea exactamente el modelo de Pedro, pero para hacernos una idea, vale).

Así que ya puestos a aumentar el ángulo, vámonos al máximo que he visto, ¿no?: 80º ( tal vez hay algún 81 por ahí, ahora no soy capaz de asegurarlo).

Pero también buscaba más rigidez. Aunque hasta ahora siempre había creido que lo de la rigidez de los cuadros era un cuento chino para vender más bicis, cada vez más gente me hablaba de la dichosa rigidez y de lo que se notaba. Y el verano pasado, en Ciclos Carreras ya me demostraron un día lo que se deformaba mi bici.

Así que empecé a buscar. Las nuevas Cervelos (además de carísimas) no me gustan. La P3C sí, pero además de la gran separación que tiene entre el tubo diagonal y la rueda delantera,  ya está tan vista que no me acababa de convencer.

La primera Shiv de Specialized  es muy bonita, pero tiene una geometría bastante especial y la nueva no me gusta, es muy tocha.

También está QR, una marca que sólo hace bicis con geometría de triatlón. Llegué a interesarme por la Illicito.

Es la bici que probablemente tenga los mejores datos de túnel de viento (más que nada porque le falta un tirante!!), pero no oí muy buenas críticas sobre su rigidez del modelo anterior, y sinceramente, me parece que la diferencia de drag entre unos cuadros y otros en estas gamas es despreciable. La diferencia en las condiciones más desfavorables son 50g de drag, es decir 5 watios a 36 km/h. Pero si esos watios se pierden una vez que te levantas y empiezas a menear la bici… Si vas a hacer carreras como Calella o Roth, puede servir… pero si corres en Zarauz, Bilbao… pues parece que algo más de rigidez hace falta.

Por otro lado, ni las Trek ni las Scott me han acabado de llenar nunca.

Siempre me había gustado la BMC, pero el ángulo del tubo del sillín sólo es de 77º.

Además, tenía una marca menos conocida en la recámara, pero bastante parecida a la BMC. BLUE.

La primera vez que vi una Blue fue la de Liger,  a quien se la había comprado Pedro Oviedo (otra vez Pedro) en ebay. Si no recuerdo mal, era una T14, mezcla de aluminio y carbono, pero siempre me gustó y eso que era de 76º, pero parecía bastante más  agresiva.

Cuando me lo cruzaba por el pantano mientras él estaba entrenando para su IM hace unos años  llevaba una de las mejores posiciones que he visto nunca. Además se trata de una empresa joven, poco conocida, por la que sentía cierta simpatía. Busqué en la web y vi que tenían un programa de esponsorización en el que no se ocupaban sólo de los pros. Así que probé suerte, y después de unos cuantos meses, conseguí que me ayudaran con un descuento sobre una de las bicis de crono de 2012. Ahora tocaba escoger el modelo.

Triad SL 2012.

El modelo tope de gama con menos peso y manillar y potencia en una pieza. Estéticamente impresionante, aunque me daba algo de miedo lo de la integración, por si no acertaba con la talla.

Triad EX 2012.

Exactamente la misma forma que el SL porque salen del mismo molde (no como en el modelo de 2011), aunque tiene laminado diferente, y manillar convencional, lo que da un poco más de flexibilidad en el ajuste, pero pierdes mucha estética, y probablemente algo de rigidez  y aerodinámica. Otro problemilla que le veía era que no venden el cuadro suelto y había cosas de mi bici (ruedas, sillín, platos y bielas) que quería aprovechar.

Triad SP 2012.

Igual que la Ex, pero también con diferente laminado y algo más de peso. En este caso sí tienes la oportunidad de coger el cuadro suelto. Aunque es bastante más barato y la de gama más baja, con el modelo de 2011 es con el que ganó Clemente Alonso en Zarautz, así que malo tampoco será.

La SL con DuraAce electrónico, me dejaron probarla la víspera del Challenge de Maresme.. Aquello fue mi perdición. Por si me faltaba algo, me encontré con Clemente por la feria, que me dijo lo encantado que estaba con la bici y lo que flipaba con su rigidez (tanto las de crono como las de carretera). Le tengo por un tío íntegro, que no va a mentir por mucho que le patrocine alguien.  No sabía cuántas veces me iba a ver en una oportunidad de éstas, así que sólo dudé durante 48 interminables horas. Mi nueva bici sería la Blue Triad SL 2012.

En  principio no había posibilidad de escoger la Limited Edition (en un negro “glossy” brutal), así que me “conformaba” con la azul y blanca, pero tras una serie de retrasos y carambolas, la que me tocaba era la LE.

En USA por el precio del cuadro, te incluyen una hora en un túnel de viento de baja velocidad… No creo que dé tiempo a ajustar muchas cosas en una hora (yo me paso varias en mi rodillo y en varias sesiones para dejarlo todo a mi gusto, y a veces ni aún así), pero hubiera molado. Más, teniendo un túnel de viento parado a 50 metros de mi oficina, que además hemos pagado entre todos, pero bueno, que me he quedado con las ganas.

Faltaba decidir la talla, pero eso lo dejo para el próximo capítulo..:)