Balance de la primera parte de la temporada.

El domingo, en Valencia, terminará mi primera parte de la temporada. Cuatro meses en los que tras parar completamente dos semanas después del Challenge,  y otras dos de puesta a punto, he entrenado bastante bien, en cantidad, calidad y sobre todo siguiendo lo planificado con los clásicos ciclos de carga-descarga 3+1.

No he tenido ninguna lesión, no he estado enfermo, no he tenido muchos viajes de trabajo. Todo ha ido según lo previsto, como me gusta, salvo que no he esquiado ni un solo día y por lo tanto tampoco he hecho ningún triatlón de invierno. Una pena, pero ni las condiciones metereológicas han acompañado (no ha nevado hasta finales de enero) ni la ridícula fecha del Campeonato de España de MD en invierno ha ayudado nada. Pero de Valencia ya hablaremos.

El balance de estos 4 meses es por lo tanto, muy positivo. Sólo he competido en algunas carreras populares en diciembre, centrándome (dentro de lo poco que me suelo centrar en la carrera a pie) en la Media Maratón de Vitoria donde conseguí mi mejor marca, y en la San Silvestre donde también hice mi mejor puesto y mi ritmo de carrera más alto de mi vida. O sea, que muy bien.

Pero es en la natación y en la bici con lo que más contento estoy. En el agua, desde que empecé con Oscar Cofán, en junio de 2011, hemos subido los metros bastante, pero el resultado ha sido muy esperanzador. Tras cuatro años estancado, he conseguido mejor bastante mis tiempos en todas las distancias, pero sobre todo en las que importan. Por ejemplo, de agosto aquí he bajado 1’30” en 1500m, que para un tío de 33 años (que ya no soy un chaval) y 11 “nadando”, creo que está muy bien.

En la bici, también me veo muy bien. Mientras que el año pasado me centré en aumentar el fondo de cara al ironman (nunca había pasado de 120 km), haciendo tiradas largas pero sin muchos watios, este año se trataba de subir los watios en la zona que me interesa: entre 1hora y dos horas. A estas alturas he subido los watios aproximadamente un 10% respecto a lo que movía al final de la temporada pasada aunque también las series más cortas (10, 20 y 30 minutos) me están saliendo en la cabra bastante mejor.

He puesto unas curvas interesantes, que salen con el WKO+. Cada curva representa la potencia máxima para cada intervalo de tiempo. En este caso he comparado la potencia máxima en dos periodos de tiempo:

– en discontinuo la temporada pasada entera (incluyendo competiciones) y

-el rojo contínuo mis últimos tres meses de entrenamientos.

La zona que me interesa es la marcada con el círculo rojo… que parece que no por la escala, pero es diferencia, sobre todo teniendo en cuenta que en Abejar la discontinua subió mucho.

 

Así que deberes hechos, contento, y después de Valencia a descansar, que todavía me van a quedar 5 meses, que van a ser los divertidos de verdad (en los que espero que haga menos frío y deje de llover/nevar).

 

 

Anuncios

Histórico de resultados.

Me ha costado un buen rato, pero he completado la pestaña de Resultados con todos los de mis carreras desde que empecé a hacer triatlón, en 2002, y con vínculos a las clasificaciones. Me faltan algunas de vincular, que todavía las tengo que escanear porque sólo las tengo en papel.

Han pasado un montón de años y han sido un montón de carreras. Cada una tiene su pequeña historia. Algunas supongo que las olvidaré antes, pero otras me costará: por supuesto ,mi primer triatlón en Donosti, en el que me caí bajando Igeldo y bajé magullado y con la rueda trasera pinchada, mi primer Zarautz, en 2006, en el que pasé el corte de la T2 por un minuto, nuestra primera Copa de Rey por Equipos en la que conseguimos no llegar últimos y hacerlo todos juntos, la victoria en Senpere por Relevos,  el duatlón de Altza en el que hice 4 km con la bici en la mano y corriendo descalzo hasta llegar a la T2, mi 3er puesto robado por los franceses en un parcial en bici a 330w que no sé si voy a ser capaz de repetir, mi 2º puesto en Madrid, el 4º puesto del Cpto de España de MD en Vitoria y por supuesto mi primer ironman.

El valor que le doy a cada una no va directamente relacionado con el puesto conseguido, si no por todo lo que hay por detrás. Siempre he pensado que el día que deje de mejorar, probablemente, deje esto… Pero por suerte, sigo mejorando. Estoy en el mejor momento de forma de mi vida, con mucha diferencia. Y mirar atrás, y ver que poquito a poco he ido logrando superarme, me llena de orgullo y satisfacción, como diría el otro…

VOLUNTAS OMNIA VINCIT.

 

Benidorm 2012

Un año más, y ya es el tercero, me he desplazado con la gente del equipo (este año sólo Haritz y Oskar) hasta Benidorm, para dar un empujoncito a mi preparación de cara a esta temporada. Descartado ya el triatlón de invierno, y con el Campeonato de España de MD ya encima, hemos adelantado las fechas, para sobre todo de cara a esta carrera, intentar salvar los muebles. Es una semana en la que nos centramos entrenar, no comer demasiado (menos mal que hemos llevado la báscula) y sumar y sumar.

Como siempre, nos alojamos con pensión completa en el ya mítico Hotel Bermudas, un clásico dentro del ciclismo y triatlón, (si pusiera la lista de gente que ha pasado por aquí me quedo sin memoria en el blog) donde sin lujos pero con un trato atento y absolutamente familiar, te sientes como en casa por cuatro duros. Este año me he llevado la bicicleta de carretera, porque vista la experiencia de años pasados, ir con la cabra es bastante tontería.

También como otros años he hecho una excepción en la dinámica del blog y he apuntado aquí lo que hemos ido haciendo. Como este año me ha servido bastante, lo voy a volver a hacer, aunque a la mayoría de gente que lo siga, le parezca un tostón. Al final, esto no dejar de ser un diario.

Sábado: Como llovía bastante, 4000m en la piscina del Dynastic, con buenas sensaciones en A2. Por la tarde 1 hora de rodaje por el paseo de Levante y el acantilado. Fácil. Después a ver a mi bro’ eliminar al Newcastle en la 4ªronda de la FA Cup, en un pub… Es lo que tiene estar alojado en el Rincón de Loix.

Domingo: 115 km de bici con mucho viento: Jijona-Torre de los Manzanos-Relleu. No me he encontrado nada a gusto. 177w medios y 213 normalizados, que para ir todo el rato tirando dan idea del recorrido rompepiernas. Además, he partido la cadena en  las herraduras de Jijona. Menos mal que llevo un par de mecánicos (con su correspondiente tronchacadenas) y me la han ñapeado.

Lunes: Ibamos a subir a Tudons por Ortxeta, pero en Sella cuando he empezado a apretar se ha vuelto a partir la cadena. Vuelta a reparar, pero como ya cada vez quedan más escalones, bajamos directamente a Villajoyosa a por eslabones de repuesto. Parece que ya va más fina, pero no me quedan ganas de bici, así que vuelta al hotel y hago una transición con 40 minutos de carrera continua esquivando jubilados por el paseo en una progresión final bastante buena.

Por la tarde 3500 de piscina con 3x(400-300-200-100), bastante decentes.

Martes: 103 km Busot-Aigües-Relleu.

No hay viento y la cosa empieza a cambiar radicalmente. Me encuentro mucho mejor y aprieto en las subidas a Busot y Aigües, que me las conozco muy bien de cuando Iñigo vivía en San Juan.

Por la tarde, un poco de gimnasio y Pilates con balón.

Miércoles: 105 km Tudons – Callosa.

Una vuelta que ya hicimos el año pasado, dura, y en la que tengo dos objetivos: hacer la subida a Tudons (una hora) fuerte y no caerme como el año pasado en la bajada hacia el otro lado.

Ambos objetivos cumplidos, con 30 watios más que el año pasado en la subida (aunque creo que el año el año pasado empecé más tarde a apretar).

Acabamos tocaditos, pero por la tarde nos quedan ganas para correr casi una hora.

Jueves: Amanece diluviando. Casi lo agradezco, porque no tenía demasiadas ganas de andar en bici. El plan alternativo consiste en 3600 en la piscina con un 1000 en A1, en el que casi sin querer hago mi mejor marca 15:06. Vídeo (que hace tiempo que no cuelgo), por si alguien quiere aportar algo (no vale meterse con mi estilo en los virajes), pero bueno, que aunque he mejorado, se me sigue quedando un poco corta la brazada.

 

Por la tarde corremos 50 minutos, con molestias en la rodilla y las lentejas paseándose por mi aparato digestivo haciéndome pasar un rato horrible. Después un poquito de spinning y Pilates.

 

Viernes: Con frío pero sol, cambiamos de carretera y vamos hacia Calpe y subida a Benissa. Creo que va a ser la última vez que vamos hacia allí. Es un horror de carretera, con mucho tráfico sin apenas arcén y mucho viento. No me gusta nada, y todos los años tenemos que ir por allí. Damos la vuelta y volvemos por Callosa y la Nucia. Sólo 168 w de media y un poco asqueado.

Por la tarde, 1500 suaves y Pilates con balón y pesas.

Sábado: Después del mal sabor de boca del viernes, me conciencio para que el último entrenamiento sea bueno de verdad. Vamos a San Juan y vuelta. Iba a hacer un 2×20 al 100% de mi nuevo FTP, pero el segundo lo dejo para otro día, tras sacar 300w en el primero y ver que nos va a dar el viento de cara durante 45 kilómetros a la vuelta. Lo sustituyo por 40 minutos a 220w tirando. Acabo bastante contento.

Por la tarde, siesta para cumplir con la tradición de cenar en el Aitona y seguir haciendo fondo en el Penélope Beach Club.

Resumiendo:

6 entrenamientos de bici, para 560 km. y un día de spinning zurrándome lo justito.

4 entrenamientos de natación, para 12600m

4 entranamientos de carrera a pie, para 3 horas y media.

4 clases de Pilates.

Creo que está bastante bien y los objetivos están más que cumplidos. Me encuentro bastante bien. Ahora toca una semana de descarga para intentar asimilar una carga a la que no estoy acostumbrado, y empezaremos a afinar mirando ya a Valencia.