3era semana del mesociclo acelerado de volumen.

Seguimos subiendo volúmenes, pero cada vez con mejores sensaciones, y sobre todo, con datos esperanzadores.

Natación: 3500+3400+2700; clavando los ritmos previstos en grupos de series cada vez más largas. Además parece que he eliminado el gesto del punto muerto en sólo dos semanas…La clave es pensar que la mano de delante, se mueve en cuanto la otra va a la altura de la cabeza. 

La semana que viene tenemos el segundo test de la temporada. Debería hacerlo bastante mejor que el anterior, en el que estaba en pleno proceso infeccioso. (1250m/20’04”, que suponen 1’36″/100).

Running: Y creo que lo más noticioso del la semana ha sido que he corrido 40′ a casi 4’/km!! Me sentía como un elefante corriendo: sin levantar las rodillas, con las zancadas cortas, sin bracear.. pero iba rápido. Así que empiezo a pensar en posibles fechas para debutar este año. Sin embargo, tengo que ser realista, no estoy no de lejos como el año pasado en estas fechas, que podía correr a 3.30. La semana que viene intentaré hacer una prueba de vueltas fuertes en el Prado, más que nada para evaluarme y saber dónde estoy.

Bici: hoy, me he llevado otro sorpresón: 50 km, a 175w (que ya es una cifra a tener en cuenta), 147 ppm, y para terminar serie en la presa. A pesar de ir tirando desde antes del Club Naútico, me he animado, y he marcado 296W!!! que sólo conseguí en verano del año pasado (tampoco tengo mucha más base de datos).. Aún así, éste sí que es un dato sorprende que tengo que analizar bien.

A todo esto, llevo 17 días seguidos entranando todos los días. Más o menos, pero entrenando, y no me encuentro nada cansado. Pero las planificaciones hay que seguirlas bien, y la semana que viene toca recuperación.

Otra semana de entrenamiento de verdad.

Cuando empecé con el blog, dije que no quería que fuera una recopilación de mis entrenamientos tal cual. Para eso ya tengo mis hojas en casa. Pero como es la primera semana de la temporada que entreno “bien”, y no deja de ser un acontecimiento, pues ahí va:

Lunes:3400 m (segundo máximo volumen en mi vida) para empezar la semana, incluidos 1000 de palas… 

Martes: la idea era correr suave, pero la fabada que me he metido al mediodía hace estragos, y no aguanto más que 30 minutos y parándome cada 2×3.

Miércoles: 2700m , ya tirando en todas las series, y acercándome a mis tiempos habituales. 

Jueves: 45 minutos de rodillo mientras veo la Copa del Rey de baloncesto.. Intento estar cerca de los 200 w lo máximo posible, y meto algún arreón sin mucho convencimiento) hasta 300, pero no duro más de dos minutos. 

Viernes: Bici tranquila: 53 km, 146w (186 norm) a 137 ppm, preparando la salida gorda del sábado.. más una hora de estiramientos con las abuelillas.

Sábado: después del desastre del finde pasado, optamos por una salida larga, más conservadora, y más acorde al nivel de forma de la mayoría del equipo. Decidimos dar la vuelta a Egino. La larga la hacemos 6, que nos vamos cambiando para tirar. 

Primera hora tranquilos a 154w, en la segunda empezamos a endurecer: 179w (incluido un par de “series incontroladas” tirando con Gabi , y la tercera: 176w, pero aquí ya estuve más tiempo escondido por que las piernas empezaban a resentirse… Al final, 100 km, 163 w medios (200 normalizados)  y recuperando sensaciones olvidadas.

Y para terminar, el domingo le hecho un par, y a pesar de estar bastante cansado, me meto otros 3400, en la piscina del Estadio, yo solito… Los tiempos lamentables:

4×200: 3.00;3.10;3.12;3.10 en Ae2 (pero no consigo que me suba el pulso…)

y 2×800:en 13.30: o sea, a 1.41 en Ae1, pero también con el pulso bajo… Vamos, que sí que estaba cansadísimo..pero soy de la opinión de que así, también hay que entrenar. Eso sí, sin fijarse con los tiempos. Al final me doy cuenta de que ni me he fijado en el barril, ni en el agarre ni en nada.

Y cuando ya parecía que la semana había acabado, el Glorioso gana fuera de casa, el Baskonia gana la final de la Copa del Rey, me da el calentón y salgo a correr…. 8 minutos…. Lo que me ha costado darme cuenta de que unas sospechosas molestias que noté en el tendón de Aquiles, se amplifican exponencialmente al correr… De momento, hielo, y a esperar que no sea nada…

 

Objetivo natación: eliminar el punto muerto.

Durante mis primeros años de triatlón, he metido tantas horas de técnica, sobre todo de punto muerto, que parece que me he quedado con el gesto, y ya lo hago de forma inconsciente.

 

Se puede ver cómo, cuando llevo el brazo de fuera a la altura de la cabeza, todavía tengo el de delante en posición horizontal (es decir, sin agarrar agua, es decir, perdiendo tiempo!!). Esto hace que mi cadencia sea muy lenta, a pesar de que a mí me parece lo contrario dentro del agua.

Añado una foto del test de 20 minutos de diciembre, en la que se ve cómo las manos casi se tocan:

 

Así que mis esfuerzos en los próximos meses en la natación irán encaminados en este sentido. Aplicarme la receta de agarrar el barril (metáfora de Oskaroto); que viene a ser imaginar que mi brazo agarra un barril, que en cuanto llega adelante, no sigue deslizando aprovechando el impulso que me está dando el brazo de atrás, sino que enseguida tengo que empezar el agarre (y por tanto la tracción), envolviendo el barril con el codo bien alto.

El lunes de momento, ya volví a sentir el agua en mi antebrazo y cómo, gracias a esa inercia que llevaba desde el principio, me costaba mucho menos sacar el brazo de agua bien atrás (mi otro gran fallo, sobre todo el brazo izquierdo).

Vuelvo a entrenar!!

El lunes por fin decidí volver a entrenar. Tenía idea de hacer 1000-1500, pero me fui animando al encontrarme mejor, y al final hice 2300. Acabé con picor de garganta, pero sin inflamación.

El martes otorrino: donde me diagnosticó esta vez faringitis crónica… No es que la notara muy convencida, pero bueno. Habrá que hacer un acto de fe, hasta dentro de 3 meses cuando vuelva a ir. De momento, quitar las gárgaras de agua caliente con sal, y pasar a bebidas frías y templadas. Y manzanilla.

El miércoles acabo el entrenamiento de natación!!! 2600m, siempre a pies, y con un 400 a 6.15 (1.34/100), pero a 170 ppm!! y era Ae1… La garganta perfecta. Ni una molestia. Vamos dando pasitos..

El jueves, salgo a correr: 40 minutos suave. Al final dolor de rodillas, pero creo que más por el frío que otra cosa. Otra prueba superada.

Viernes: bici. Iba a ser una salida suave, en plan de preparar un poco el cuerpo para el finde, y resulta que nos salen 75 km, con subida final a Zaldiaran (casi todo con el 25), 157 w de media y 149 ppm. Buenas sensaciones.

Sábado: la cago. 90 km de continuo rompepiernas por la zona de Corres y Bernedo. A falta de 40 km ya tengo las piernas a reventar, y en cuanto se pone la carretera cuesta arriba, el pulso a 175.. Acabo haciendo los últimos 30 km sólo, con viento, hambre y frío… Vamos una maravilla. 3h30′;152w;148 ppm.

Domingo: tras la matada del sábado decidimos que vamos a disfrutar encima de la bici y que ya vale de sufrir a estas alturas de la temporada. Así que vuelta por la Llanada, a buen ritmo, pero sin cebarnos. Además, enganchamos un grupo majo a la vuelta, en el que incluso paso a tirar desde Marieta hasta Landa, manteniendo 225-250w con relativa facilidad. 70km;2h25;147w;139ppm.

Y para terminar, doblo (impresionante), haciendo 2900 por la tarde, con un 3×300: a  4.54 (1.38/100) a 159 ppm… Vamos que me ha salido un Ae1 perfecto… con la salvedad de que tenía que haber sido Ae2… Ni en tiempo ni en pulso he estado donde debería, pero es normal, ¿no?

He pasado de marearme haciendo 20 minutos de bici estática a hacer 240 km en 3 días, y el último doblando. Es para estar más que contento después de lo que he pasado.

El objetivo ahora es intentar volver a mis ritmos anteriores, pero sin prisa.

24/11/08: 3×300: 4.30;4.44;4.45 (150 ppm) Piscina de Aldabe. (1.30-1.33-1.35)

15/02/09:3×300: 4.47;4.53;4.54 (159 ppm) Piscina del Estadio (1.36-1.38-1.38)

 

Para hacerme una idea de la media de watios, el año pasado en agosto andaba por180-200 en salidas de 2-3 horas.. Bastante lejos de lo que estoy ahora… 

 

 
 
 

 

 

 

Semana de DESCANSO.

La primera semana de febrero la dediqué a descansar. Las dos salidas en bici no me provocaron una mayor inflamación de las amígdalas, pero sí una sensación de cansancio extrema.

El martes fui al gimnasio, a pasearme más que nada, y me hice 300 metros en la piscina. Y al día siguiente sí que las tenía más inflamadas. Así que decidí que el descanso pasara a ser DESCANSO.
El miércoles fui a ver entrenar al equipo, y por primera vez, no me dieron ni ganas de meterme al agua.
El sábado, ya algo mejor, hice 20 minutos de bici estática y algunas pesas.. Iba a ir a la piscina a probar.. Pero fue ver el agua y se me quitaron las ganas… A la ducha!
El domingo, parecido, pero con más intensidad en las pesas, y mejores sensaciones…

Neopreno Blueseventy Helix

Durante la primera semana de mi convalecencia, me compré por ebay (qué raro), mi primer neopreno tope de gama. Se trata de un Blueseventy, modelo Helix, que es el que lleva, entre otros, Andy Potts.

Como siempre, tenía la interrogante de la talla. Me volví a coger un small tall, porque creo que es el que mejor se ajusta a mi complexión, pero en el caso de la tabla de Blueseventy, parecía que me iba a quedar corto. Lo recomiendan para  68-78 kg, ahí debería entrar en temporada (75), y 168-182 (mido 188…).

Tras un par de conversaciones con el vendedor, al final me lo quedé (más que nada porque ya lo había pagado) y después de un par de semanas me llegó.. La sensación que me dio al  verlo es de extremada flexibilidad en hombros y brazos y de que es bastante estrechito, con lo que me podía ir bien, siempre y cuando pudiera metérmelo…

El primer intento en seco, fue bastante duro, pero al final lo conseguí, aunque parecía que lo iba a reventar…Además, la cremallera es de las que hay que enganchar en el cuello y bajarlas (en lugar de subirlas) para cerrar.. Y yo solito era ( y soy incapaz de hacerlo).

Un par de semanas después me decidí a probarlo en la piscina. Fue después de 80 km en bici y estaba bastante cansado.. Me costó 15 minutos ponérmelo, con mucho cuidado y con una sudada importante (no llevé aceite). De piernas me entró bastante bien. Me costaron bastante más los brazos, porque es muy cerrado y es tan fino que parece inevitable que no lo vayas a marcar con los dedos (nunca las uñas) al pellizcarlo para ajustarlo.  Aquí si me hubiera venido bien el aceite.

Una vez bajada la cremallera, me noté más cómodo que cuando me lo probé en casa. No estaba tan embutido, pero los 28ºC de ambiente de la piscina tampoco eran como para estar ahí pasando la tarde, así que al agua!

El  protocolo consistía en 3×200 con 20″ rec. De esta forma pretendía ver la influencia del neopreno en el cansancio, por fatiga de hombros.

Resultado Helix:

00:38

00:41

00:41

00:42

02:42

00:43

00:43

00:44

00:44

02:54

00:43

00:45

00:45

00:45

02:58

 

Resultados sin traje:

00:44

00:44

00:48

00:47

03:03

00:50

00:50

00:51

00:51

03:22

00:47

00:49

00:51

00:52

03:19

 Lo primero que salta a la vista es que estaba hecho un auténtico asco, como refleja la abismal diferencia entre la primera serie de ambos casos y las siguientes… Y el 3.22 en 200…sin comentarios.

Lo bueno es que en las dos series tuve el mismo bajón, y que en el 2º y 3er doscientos de ambas los tiempos son parecidos, por lo que parece que el ritmo ya está estabilizado (cosa que en otras pruebas no me había ocurrido nunca).

Y el resultado final es que la diferencia en 100 metros de llevar este traje a no llevarlo oscila entre los 10 y 14 segundos. Que me parece una auténtica barbaridad. Comparado con otras pruebas en las que sólo he hecho un 200, las diferencias eran:

2xu E1

00:08

2xu V1

00:10

sailfish attack

00:07

sailfish one

00:09

 

Prueba 2xu y Sailfish

Así que la conclusión, es que, dentro de las limitaciones que tienen estas pruebas, de los neoprenos que he probado hasta el momento, el Blueseventy Helix es el más rápido.

Me queda hacer esta misma prueba con mi neopreno actual (Xterra Vortex), que aunque parezca mentira, no lo tengo probado en este protocolo, y otro que me tiene que llegar en breve….

 

Leeeenta evolución

Resumen de otra semana movidita:

tras ver con la sustituta de mi médico de cabecera los análisis de sangre, me dice que son normales teniendo en cuenta que tengo una infección bacteriana…linfocitos bajos y neutrófilos altos.

Al día siguiente, martes, a la otorrino. Me dice que los análisis de sangre no dicen nada raro (eran un poco anteriores) y que el virus es normal. (supongo que quieres decir que no es el de la mononucleosis). Que sospecha que no he tenido placas (coño, que me las he visto yo mismo! y tres médicos más) y me receta Zytromax, el famoso bombazo de tres días… Salgo esperanzado, porque por lo menos no es amoxicilina…Le pregunto que si puedo entrenar, y me dice que haga reposo, UN MES!!!. Sí, sí….

El miércoles fui a acompañar al equipo al entrenamiento de natación, y no aguanté la tentación y me hice 200m, aunque creo que ya era por ver el agua ahí, porque no es que me apeteciera demasiado. Estaba sudando antes de entrar, cansado,.. pero necesitaba notar el agua.

El jueves me encontré cansado y descanso. (último día de zytromax)

Y el viernes salió el sol!!!!Y no me pude aguantar.. me vi la inflamación algo más baja, me encontraba bien, y salí con el equipo, en bici, 55 km!!! Por fin…Eso sí, subiendo Etxaguen a 175 ppm (y superlento), pero estaba en la bici, que era lo que importaba.

Después del calentón, el sábado…repito… pero estaba vez 80 km…ay Dios mío… hoy lunes y todavía estoy acojonado esperando la posible recaida.. Hicimos una vuelta por algunos pueblos que ni conocía (que vergüenza de alavés).. a buen ritmo (tranquilo), pero apretando en la subida de Salinas de Añana (184 ppm, que ni en mi mejores subidas!!) Al final 144 w medios, 196 normalizados y 146 ppm.

Semejante acontecimiento merece una imagen de la gráfica de excel en la que uno los datos del Polar (altitud), con los del Powertap (potencia, pulso….):

 

 

 

La conclusión, es que (aparte de la lógica flojera) me suben las pulsaciones muchísimo más de lo normal… Otro indicador de que todavía no estoy bien…Evidente.

Y el sábado, para acabar de liarla, me fui a probar el Blueseventy Helix que tenía en casa desde hacía 2 semanas…pero eso merece otro post.