Plantillas para las zapatillas de la bicicleta.

No hace falta ir a ningún podólogo para darse cuenta de que la forma de aplicar presión sobre el pedal no es la misma al pisar al que correr. La consecuencia directa de ello es que las plantillas que corrigen la pisada no corrigen efectos “raros” en el pedaleo.

En general, la fuerza en el pedaleo se concentra justo encima de la cala. En mi caso, al ser pronador claro, también se me mete la rodilla hacia adentro, de forma que a veces casi roza el tubo horizontal de la bicicleta. De momento, no he tenido ningún problema de rodilla ni muscular, pero más vale prevenir que curar, así que fui a la consulta de mi podóloga http://www.podotolosa.com/content/view/23/41/lang,iso-8859-1/.

El sistema es simple en concepto pero más complejo en la aplicación. Se trata de analizar las zonas de presión en la pedalada mediante unas plantillas sensorizadas para, luego, realizar las plantillas con más amortiguamiento en las zonas de más presión.

IMGP0007-red

IMGP0005

Una vez colocadas las plantillas en las zapatillas, me coloqué en el rodillo, con mi bicicleta, por supuesto, cambiando de postura (acoplado, manillar, manetas…) y de desarrollo cuando me lo indicaban para analizar todas las situaciones posibles.

El resultado: un mapa de presiones.

Pisada

Y una semana después,  mis nuevas plantillas (de izquierda a derecha, las de correr, las nuevas de bici y las originales de las Diadora):

IMGP0043-red

Como se ve, son más estrechas, y más finas (eso no se ve) que las de correr. No enseño el detalle, porque eso ya me parece que es secreto profesional y no me corresponde a mí revelarlo… Ahora a ir haciéndolas a las zapatillas poco a poco.

SwimMP3 de Finis.

Última adquisición: el que dicen es el mejor mp3 subacuático del mercado: el swimMP3 de la marca Finis. 94 euros, portes incluidos en ebay.

swimmp3Como se ve en la foto, la característica principal es que no tiene auriculares. Funciona por conducción de las ondas a través de los huesos de la cabeza. Y me costó un rato darme cuenta (me pasé un rato en el bordillo con Oscar Abad preguntándome por qué no funcionaba), pero este principio de la conducción sólo funciona debajo del agua. O sea que para hacer braza no vale… En crol sí porque siempre tienes (o deberías) una oreja  debajo del agua.

Caben 256 Mb de música en mp3 que se pueden meter directamente desde el explorador de windows o un programa específico que se baja desde la página de Finis, tras conectar el dispositivo por su conexión USB:

http://www.finisinc.com/Technology/swimp3_technology.aspx

Al principio cuesta un poco colocarlo en las gafas, pero después es mucho más cómodo de lo que puede parecer. No se mueve absolutamente nada, ni siquiera en los giros y la calidad del sonido es bastante buena.

En principio, cada carga, que se realiza por la conexión de USB dura 8 horas. De momento yo llevo 3 y sigue funcionando.

El efecto psicológico es indiscutible. Pocas cosas aburren más en el entrenamiento de triatlón que nadar sólo en continuo.  A pesar de que hasta este año siempre he entrenado sólo, después de una temporada entrenando en compañía del equipo,  ahora se me hace durísimo si no tengo series, o algún otro tipo de motivación extra, que en este  caso me aporta mi música (Taito Tikaro, Matinée..).

Hasta hace una semana, hacer más de 200m seguidos de nado continuo me costaba horrores. Ahora, me cuesta parar.

Poco a poco. Ajustes varios.

Pasadas dos semanas del Cpto de España, he intentado activarme poco a poco. Más que nada, para dejar de ganar peso (2 kg en 2 semanas) y cuidar un poco la espalda. Así que, tras la segunda sesión de fisioterapia en Igaro, que ya me ha dejado bastante mejor y visita a mi podóloga para hacerme plantillas para la bici, he empezado a ir al gimnasio y a nadar un poco. La natación me va genial para la espalda, y no quiero perder sensaciones de agua. Mucha técnica, deslizamiento y brazadas muuuy largas. Muy a gusto.

Y hoy he salido a dar un paseito con la bici de carretera. Nada más salir por el portal ha empezado a llover un poco. Xirimiri, pero con lo que me había costado vestirme y preparar la bici no me iba a volver atrás. 20 km, hasta la cuesta del perro y vuelta, a 167 w (que no son pocos, pero tampoco era cuestión de mojarme demasiado tiempo y he acabado volviendo a 206w en 17 minutos ) y 93 rpm (casi no he metido el plato)  y 136 ppm en los que he comprobado que con las manetas más altas (he girado el manillar) voy más cómodo, que con acoples largos no voy a tener que modificar la posición y haciendo ajustes en las pantallas del Garmin. Al final lo he dejado con:

-una pantalla con: potencia instantánea, pulso y potencia del lap (importantísimo para las series y que no tiene el tamagochi de serie)

-otra pantalla: hora,velocidad,desnivel, tiempo total.

Me quedan otras dos pantallas, pero de momento lo vamos a dejar así.

Importante, no se me ha cargado demasiado la espalda.

Dolor sacroilíaco = Parón forzado.

Ahora sí que tengo un motivo bueno para hacer un buen parón. El dolor en la zona lumbar que ya me zurró el año pasado se ha vuelto a repetir. “Curiosamente” en la misma época del año, al acabar la temporada y “curiosamente”  tras volver a coger los patines. Parece que es algo postural y que también tiene que ver con unos isquiotibiales más cortos de lo normal.

La secuencia de los hechos fue la siguiente:

Sábado 19: carrera en Cangas, sin problemas.

Domingo 20: viaje de vuelta. Pequeñas molestias.

Jueves 24: tras 20 minutos, como mucho de patines, empiezo a notar la zona lumbar bastante cargada, pero me voy al pintxo-pote de la Gorbea sin problemas.

Viernes 25: pequeña vuelta en bici con Arrate por Armentia con la BTT, donde me paso más tiempo cambiándole cubiertas (2) que andando en bici.

Domingo 27: Corro 10 km a 3.33 sin problemas, pero a la tarde ya me molesta la espalda.

Lunes 28: Molestias ya bastante serias. Llamo a Igaro para coger hora con Esti para que me suelte.

Martes 29: El dolor va a más, y se me carga también la zona del cuello.

Jueves: 1. Masaje. Lo tengo supercargado y me hace un daño bestial, pero me noto más suelto.

Viernes 2: 1200 metros en la piscina. Bastante mejor. Noto que me suelto bastante.

Sábado 3. veo sol y buen tiempo y no me aguanto. Cojo la btt y a Armentia. Consigo subir mi repecho favorito, pero tirando tanto de “riñones” que al llegar arriba casi no puedo poner pie a tierra y poner la espalda recta. Llego a casa como puedo. Mantita eléctrica y reposo.

Domingo (hoy). Me encuentro algo mejor, pero la btt está aparacada para un par de semana, los patines por lo menos 3, y tengo que confirmar hora para que me den masaje el viernes.

Creo que esta semana nadaré suavecito que el año pasado me fue bien, y así me suelto un poco después de trabajar, que 8 horas sentado tampoco creo que me vayan nada bien, y a esperar la evolución.

Memorial Josetxo Imaz. 10 km a tope.

El domingo pasado se celebró en Ordizia el Memorial Josetxo Imaz. Una carrera popular de 10 km que pasa por Ordizia, Lazkao y Beasain.

Después de correr en Cangas, ya estaba con la cabeza desconectada, pero teníamos compromiso con nuestro patrocinador principal, Fundiciones Estanda, de correr y lucir la indumentaria con sus logos que hemos diseñado este año.

No dejaba de ser una oportunidad de juntarnos todos y pasarlo bien, y trotar un poco. Había una pseudo estrategia de equipo de correr a 4’/km, pero no tenía muy claro que fuéramos a aguantar todos juntos. El sábado me encontraba bastante cansado y con algo  de dolor lumbar tras 20 minutillos de patines el jueves. Así que iba sin ninguna mentalidad competitiva.

Peeeero, fue llegar a Ordizia, ver a gente calentar en pantalón corto y transformarme. De repente me entraron unas ganas terribles de correr, de probarme y de competir. Tenía un puntito de frustración por no seguir compitiendo después de alcanzar mi punto óptimo de forma del año, pero eso reñía con mi cansancio físico. Fue ver el dorsal y desaparecer el cansancio.

Un poquito de calentamiento en  equipo y la línea de salida. 8ªfila y sé que voy a tener que remontar como pueda en los dos primeros kilómetros. El objetivo es claro: acercarme lo máximo posible a 35, mantener un ritmo constante y fuerte para compararlo con mi 10ooo de Cangas, todo ello ayudado por el Garmin 310xt.

La carrera no tiene mucha historia. Mucha remontada al principio, algo menos a partir del 2, pero siempre hacia adelante.

Intervalo

Tiempo

Distancia

V media

Vmáx

FC media

FC máxima

Calorías

1

0:03:33

1.00

3:33

2:54

170

182

54

2

0:03:19

1.00

3:19

2:53

182

184

55

3

0:03:33

1.00

3:33

3:12

184

187

61

4

0:03:30

1.00

3:30

3:08

185

187

60

5

0:03:39

1.00

3:39

2:49

185

187

64

6

0:03:38

1.00

3:38

2:47

186

189

64

7

0:03:31

1.00

3:31

3:16

185

187

60

8

0:03:36

1.00

3:36

3:06

184

186

62

9

0:03:39

1.00

3:39

3:16

185

187

63

10

0:03:31

0.96

3:40

3:19

185

188

60

Resumen

0:35:34

9.96

3:34

2:47

183

189

603

En el kilómetro 3 pensaba que no sería capaz de aguantar a ese ritmo los 10 km, pero bueno, había que intentarlo. Dureza mental y fondo, coño! que soy triatleta! En km 8 sí que noto algo de bajón, pero ya estoy cerquita de meta y todavía soy capaz de remontar un par de puestos, para acabar en el 35, a 4 minutos de Gontzal.

P9270317

Después, cachondeíto con la espada, desmadre logístico para ducharnos y comida en casa-conde, con un bajón físico y modorra general..

P9270336

Resumen análisis. creo que ha sido el mejor 10000 de mi vida, a 3.34, que son 7 segundos menos que el kilómetro que lo que corrí en Cangas. O sea, que lo de Cangas estuvo bastante bien,

Lo del Garmin está genial Por fin tengo referencias reales (cuantitativas) de lo que hago corriendo. Los kilometrajes en las carreras populares no son nada fiables y siempre tenía que andar haciendo cuentas con los primeros, con el pulso. Ahora tengo un dato de partida muy bueno (mejor que cualquier prueba de esfuerzo) para el año que viene.

Y ahora a descansar, que ya toca. P9270313