Campeonato de España de Media Distancia- Vitoria 2011. Análisis.

Toca el análisis de los datos.

Natación:

Mucho mejor de lo que mis sensaciones, más que nada tras la salida, decían.

A sólo 13 segundos de Iván Gil (que creo que nadó bastante relajado), que me suele sacar 30″ en sprints, 35″ de Vaquero con el que no he corrido este año, y 40″ de Ibón Gabilondo. Y  21″ mejor que Borja y 34″ de Guz, que solemos andar siempre parecido. O sea, una de las mejores nataciones del año que “casualmente” ha venido a coincidir con los mejores entrenamiento de la temporada. Creo que unos 30″ mejor de lo habitual (1.6″/100). Puesto 5º de mi grupo.

Luego lo perdí todo y algo más en la T1 buscando la forma de ponerme los calcetines.

Bici:

211w (T2 incluida) y 224 normalizados. Prácticamente clavado a Calella, que era lo planeado. Si los entrenamientos no me estaban saliendo mejor que en mayo, no era plan de arriesgar más.

Salí con el pulso bastante alto y me costó estabilizarlo más de la cuenta, pero como el pulsómetro no me estaba marcando bien, (no sé si le falla la pila o no estaba bien apretado, porque lleva unos días haciendo el tonto pero luego se puso bien) me guié por los watios.

220w en la primera hora  y cuarto (231 norm) y 207 en la segunda mitada (219) y 151 bpm, que para el frío que hacía, creo que es suficientemente alto.

Aprovechando que estoy volviendo a probar el wko+ 3.0, pongo una de las cosas que hace este programa y no hace el PowerAgent, que es comparar intervalos de diferentes ejercicios. Primero la comparativa total entre Calella y Vitoria:

 

Watios y pulso. Vitoria en amarillo (208/220) y Calella en rojo  (219/226).

y luego la parcial de la última hora de la bici de ambos, que es la más complicada para mí y que indica si nos hemos pasado o no al principio.

Watios y pulso. Vitoria en amarillo  y Calella en rojo .

Como se puede ver, ejercicios bastante parecidos: menos watios en Vitoria, porque el terreno era algo más favorable. Pero ahí también hay que saber meter watios. Es algo que todavía tengo que mejorar.

Perdí 4′ 30″ con Borja, 3’30” con Vaquero y 2′ con Gabilondo (incluidas  transiciones). Para sacar el tiempo perdido sólo en la bici puedo quitar 40 segundos del desastre de la T1, pero sigue siendo en este parcial donde se me va la carrera. Me hacen falta unos 10-15 watios más, para bajar tres minutos en 90 km, pero ahora mismo no los tengo. La otra opción es mejorar la aerodinámica (bajar mi CdA un 5%), pero no se me ocurre cómo hacerlo sin destrozarme del todo el psoas, que sería bajando el manillar algo más.

Al final, puesto 6º de mi grupo.

 

Carrera a pie.

Salí muy bien, fresco, a ritmos otra vez muy parecidos a Calella. Ahora, comparación de ejercicio de carrera a pie con SportTracks 3.0. Calella en azul y Vitoria en rojo.

Se puede ver cómo salí a ritmos parecidos, 3’40”, 3,’45”, pero la tendencia a ir perdiendo ritmo es siempre un poco más acentuada en Vitoria, sobre todo entre el kilómetro 10 y 14 (qué dura se hacía la parte de detrás del circuito) y del 16 al 21. No tenía más gasolina. Al final 3.59/km de media para hacer el puesto 3º de mi grupo, a sólo dos minutos del primero (campeón de Asturias de duatlón).

 

Conclusión:

Creo que hice una muy buena carrera para las condiciones en las que estaba. En mi opinión, en media y larga distancia, se trata de estar el mayor tiempo posible al 100% de tu capacidad. No se puede estar al 120% y por lo tanto hay que saber regular.

Superé en un mes las consecuencias del golpe en la cabeza, aparte de los dolores, una semana parado completamente y otra a medio gas, con una estrategia de entrenamientos mucho más agresiva y arriesgada que lo que he hecho durante la temporada, y a la que no estoy acostumbrado y creo que ha funcionado. (Aunque si llega a durar dos semanas más reviento).

Todos los kilómetros que hecho en bici, con sus correspondientes series, no han servido para subir la media de watios en la T2, pero sí para salir a correr en buenas condiciones y eso ha compensado mi falta de entrenamientos de carrera a pie.

Pero, como siempre, se puede seguir mejorando. Sobre todo, las transiciones, subir un “poco” más los watios (15w) y ser capaz de mantener la técnica de carrera a partir del kilómetro 15 (estiramientos y fondo).

Aunque eso ya será la temporada que viene. Ahora toca cambio de chip… Ahora empieza la larga distancia de verdad y eso sí que va a ser complicado. De momento, esta semana toca recuperar (y seguir disfrutando el momento!!).

Anuncios

Campeonato de España de Media Distancia- Vitoria 2011. Crónica.

Como ya viene siendo habitual y me da buen resultado, la víspera de una carrera larga, una horita de bici muy suave. Esta vez, Landa y vuelta. Con Zazu, Ibon, y el núcleo duro del SVC-“auténtico”.  Bastante fresquito. Se me quedan los pies fríos, así que decido que el domingo me pondré los calcetines en la T1. Al volver, paso por Betoño para el tinglado y coger los dorsales. Ver la línea de meta justo delante de la grada donde tantas veces he estado viendo a Iñigo me pone los pelos de punta.

Siesta, crono final en la que Evans, sin visor en el casco pero con la nueva BMC TT01, destroza a Schleck y vuelta a Betoño. Cola para hacer el paripé de la desinfección del neopreno, monto unas Laminar Cover a un chico de élite, dejo las zapatillas en la T2 con 2 geles y el Garmin, saco una foto del sitio para acordarme de cuál es mi pasillo. Y subimos a Landa. Como siempre cuando hacemos estas cosas en grupo, se nos hace tarde y para cuando volvemos a la charla técnica están hablando del 2012.

Como ya nos hemos juntado con los supporters donostiarras, estamos un montón para ir a cenar a casa de nadie, así que decidimos ir al Fresco del Boulevar. Está Aimar, al rato llegan los Llanos, Astigarraga, y aquello se empieza a llenar de triatletas. Parece el restaurante oficial de la carrera (idea para Batiato) y Borja se convence de que vamos a comer bien. Tan bien, que para variar como demasiado. Ensalada, plato y medio de pasta y berenjena… Dichosos buffet libres y mis ansias…A las 22.30 ya en la cama, pero con un hinchazón tremendo.

Me había puesto el despertador a las 6.45, pero me despierto a las 6 y ya no me puedo dormir. Plato de arroz integral con pasas y crema de cacahuete (full-equipe), me preparo los bidones de Victory Endurance y para Betoño.

Me noto más nervioso de lo habitual. El día está tan fresco como estaba previsto (13ºC), pero con xirimiri.. No me preocupa. Sólo hay una curva mala en todo el circuito, y la he pasado más de 15 veces en los últimos meses. Y para correr sé que es mi temperatura.

Llegamos a Landa y sigo nervioso. A pesar de haber hecho los deberes en el baño de casa, noto que necesito ir a las letrinas de nuevo… Los gestos de la gente que sale de ellas me avisa de que eso va a ser un acto heroico. Me doy un paseo en busca de un arbusto alternativo, pero está todo con alambre de espino, así que respiro hondo y me meto a la letrina.

Ya más aliviado entro en boxes y busco a mis rivales. Veo a Vaquero y a Peláez, a los que no conocía. La verdad es que los dos tienen una planta de asustar, así que decido no seguir y me centro en lo mío. Iván viene a hacerme alguna chorrada y casi lo mato con la mirada. Celaya se burla de mis nervios y ni lo miro, y Eukeni entra a boxes para hablar conmigo y casi no le hago caso.

Oigo que va a empezar la cámara de llamadas así que me voy corriendo al agua para por lo menos probarla. 20 metro de ida y vuelta, suave. Bueno, no me noto mal.

Primero pasan a los grupos de edad más jóvenes así que para cuando llega mi turno la primera línea está llena. La boya no está en su sitio, así que todo el mundo se escora a la derecha. A los cinco minutos me doy cuenta de que el que está delante de mí es Borja.

foto de Aitor Ruiz de Zárate, uno de los mejores entrenadores y fotógrafos de triatlón

Para variar entro tarde al agua y me falta agresividad. Enseguida me veo taponado. Me voy hacia la derecha para por lo menos no estorbarme con Borja, pero no consigo avanzar. Intento mantenerme paciente, avanzando lo que puedo hasta que encuentro el hueco. Cada vez que levanto la cabeza, creo que hay demasiada gente por delante para ser una carrera de grupos de edad. Pero bueno, es lo que hay, es larga (perdón, media) distancia y queda mucho. Me concentro en lo mío. Van pasando las boyas sin muchos problemas, pero en la que ya se gira hacia el arco, veo que todos se van demasiado hacia la derecha. Tanto, que por un momento pienso que no puede ser y que el equivocado soy yo. Pero veo la boya muy clara, así que paso del grupo y enfilo la boya. Remonto bastante y sigo a lo mío. Acordándome de vez en cuando del brazo izquierdo y deslizando bastante. Me noto bien. El último tramo se me hace algo largo desde que veo el arco, pero voy bien. Aguanto mucho hasta ponerme de pie, y salgo del agua con fuerza (cosa rara). Enseguida oigo gente animándome y voy como un tiro a por mi bici.

Me cuesta horrores ponerme los calcetines, no encuentro ni por dónde tengo que ponerlos, casi me caigo al suelo del mareo que llevo. Cuando me estoy poniendo el casco con el nuevo visor, oigo por megafonía que Borja está saliendo de boxes así que no va tan mal la cosa a pesar de todo (luego vi que salí del agua delante de él).

Me monto en la bici rápido y arranco. El primer tramo sé de sobra que me va a pegar el viento de culo, así que hay que apretar y a sacarle partido a mis ruedas y mi CdA, que para eso me lo he currado. Adelanto bastantes puestos. Llega la cuesta de Marieta donde no quiero cebarme, pero entonces oigo “el megáfono”. ¿Cómo no voy a apretar? ¿Cuántas veces he subido esa cuesta imaginándome ese momento?

Justo entonces paso a Guz, y ya vamos estabilizando posiciones.

Al llegar a Ozaeta vamos un tal Eleuterio, Guz (los dos de otro grupo) y yo. Guz me pasa de vez en cuando, pero se me queda demasiado cerca, así que para evitar problemas, y conociendo cómo anda en bici, me pongo por delante y a tirar sin preocuparme de nada. El pulsómetro me marca cosas raras, pero noto que sí que va alto. Miro la media de watios: 225. Lo previsto para los primeros kilómetros. Así que sigo esperando a que con el tiempo el pulso  baje cuando llegue terreno algo más favorable. Y así van pasando los kilómetros. Se me pasa bastante rápido, aunque el psoas me está empezando  a molestarme. Y ganas de mear. Joder, muchas ganas de mear. Me quedan 50 km hasta la T2 y evidentemente no voy a parar, así que habrá que hacerlo en marcha, una vez más… Hasta tres veces. Esta vez he conseguido hasta hacerlo sin dejar de dar pedales.

Al pasar por Zurbano por primera vez, decido que aunque no tengo hambre hay que empezar a comer, pero antes voy a darme el gusto de pasar acoplado por delante del Buesa y lo dejo para la asquerosa recta de Portal de Bergara.

En la segunda vuelta, al subir por la presa me pasa Álvaro Palacios en bici como un obús. Normalmente anda menos que yo, así que me hace pensar que tal vez me he relajado con lo de mear y comer, pero vuelvo a mirar la media de watios y están en su sitio. Así que a pesar de que Guz sale detrás de él, sigo a lo mío. Vuelvo a pasar por delante de los supporters, por supuesto perfectamente uniformados, que se lo están pasando como los indios con el megáfono.

Antes de bajar la cuesta del perro por segunda vez me como la segunda barrita, me tomo un pequeño respiro y aprovecho la inercia de la bajada para dar un pequeño apretón y mantener los watios en los últimos kilómetros que normalmente siempre me caen al final, ymantengo hasta la T2 ya que me noto con fuerza.

Bajo de la bici con la habilidad y estilo que Dios me ha dado, y corro como un loco por la transición.

Me pongo las zapatillas rápido (los calcetines ya los llevaba puestos) y salgo rápido con muchos gritos de ánimo de gente que sabe que es mi hora de remontar, pero como me dice Kike, con cabeza.

Paso a Yus y me acerco a Rozas (aunque han salido antes, llevan una vuelta más)… Pero me tengo que parar a mear otra vez. Mejor ahora que más tarde y ya no pueda arrancar. Voy tal vez demasiado rápido, pero estoy con ganas. Paso por al lado de Aja e Ibán Rodriguez, que me anima con su clásico :”buen ritmo”, pero sé que es verdad.  Tengo que recortar al menos 3 minutos, y para eso tengo que ir por debajo de 4. Así aguanto hasta el km10, donde ya bajo a 4 raspadillos, y empiezo a notar dureza en las piernas. Paso al lado de Eneko, que está sacando fotos y también me anima. Al pasar por la zona de meta Haritz me dice que tengo a Ibón a 1 minuto y Vaquero a 2. Me está costando recortar, pero la diferencia está bajando y tengo la esperanza de que a Vaquero le pase factura el IM… En el segundo paso por meta ya veo a Ibon, que va bastante flojo y justo cuando para en el avituallamiento le adelanto ante el delirio de la afición. Me queda un puesto más. No quiero volver a quedar cuarto. Pero ya va a ser imposible. Voy a menos y Kalamotxa me dice en el 17 que Vaquero sigue a dos minutos. Me rindo y me dedico a mantenerme, a intentar disfrutar del momento aunque con lo que me duelen las piernas no es fácil, y que no me dé un bajón definitivo en los últimos kilómetros.

Al entrar en el campo de fútbol todavía relajo más el ritmo para disfrutarlo más y a pesar de que un tío me esprinta en la recta de meta no hago ni ademán de seguirle porque es de otro grupo y no tengo ninguna prisa.

Meta: 4h25’46” Sensación de satisfacción porque sé que lo he hecho bien, de que lo he dado todo y que ha merecido la pena.

Sin embargo, el regusto amargo de saberme fuera del podio, en mi casa, delante de mi gente, en Betoño, sabiendo que he sido el segundo mejor de mi grupo de edad de los que han corrido uno de los clasificatorios que eran obligatorios, no me lo quita nadie.

Para mí, el campeón es Alberto Vaquero y así se lo hice saber. Zorionak txapeldun!

 

Campeonato de España de Media Distancia- Vitoria 2011. Previa.

Llegó la previa de la competición del año para mí. La temporada estaba estructurada en función de dos objetivos principales:

–     Campeonato de España de media Distancia (al principio iba a ser Larga, pero cosas de la FETRI, ahora es otra distancia)

–     Challenge de Maresme

 

El Challenge es más, como la propia palabra indica, un reto personal que otra cosa. Lo de pasado mañana es LA CARRERA, Cpto España, en casa, sin Drafting, por mis carreteras, con la cabra, mis tapas…

Por lo tanto, la preparación ha ido encaminada hacia este objetivo, aunque con las licencias propias de alguien a quien le gusta competir y probar cosas: triatlones sprint y triatlones de invierno.

Así, casi no he hecho series corriendo a pie, (donde he entrenado igual de poco que otros años), y la bici, donde sí he metido kilómetros, ha ido más centrada en conseguir llegar fresco a la T2 que en intentar batir ningún record de watios en el sector de bici. La natación, pues casi ni la menciono, aunque en el último mes, con la ayuda de Oscar Cofán he conseguido volver a iluisonarme entrenando en el agua.

El percance de Lekeitio trastocó un poco todo, y aunque nadando y corriendo no me veo mal, en bici no acabo de verme a pesar de haber hecho un intensivo (¿tal vez demasiado?) en las 3 últimas semanas para intentar recuperarme. De todas formas, intentaré hacerlo parecido a Calella.

Para quitarme presión (y subir la audiencia, que esto de poner nombres parece que mola), he de decir que tras estudiar la lista de inscritos en mi grupo, no estoy entre los candidatos al podio. Hay, por lo menos,  4 tíos mejores que yo.

-Emilio Suárez Pérez: campeón de Asturias de duatlón y ganador del triatlón de Villameca.

– Ibón Gabilondo, clásico del Circuito Vasco y 4º en Buitrago.

-Alberto Vaquero: 9.19 en Austria, y 5º en Buitrago a escasos segundos de Ibón Gabilondo y 19 en Bilbao

– Iván Pelaez de la Fuente: 6º en Buelna, por delante de Borja, 22º en Bilbao.

Y seguro que hay alguien más…Siempre hay alguien más.

Los 4 andan en bici más que yo. De ellos, Vaquero y Gabilondo son mejores nadadores que yo, así que probablemente ni les vea en la T1.

Así que la estrategia es clara: intentar perder lo menos posible en la bici, con referencias de conocidos en grupos y de mi PT y mi pulso para llegar bien a la T2 Y correr como no he corrido en vida ( o sea, parecido a Calella, pero mejor) que para eso estoy en casa y esperar que la gente pete.

En la parte de material, aparte de una pequeña novedad aerodinámica para el domingo, iré igual que en Calella. Por supuesto con mis  Laminar Cover, y aunque ayer por la tarde pasé bastante miedo con la Xentis, no creo que el domingo por la mañana haga el viento que ha hecho.

De todas formas seguiré mirando las previsiones.. total, estoy cambiando de idea cada 5 minutos… Ahora bien, como se cumpla lo que dicen en Aemet, salgo con la Hed 6, que no se lleva tanto con la Xentis (ya pondré datos), y con ella aseguro ir más tiempo acoplado.

 

Triatlón de Tudela 2011. Análisis.

De las malas carreras es de donde más conclusiones se puede sacar, así que aquí dedico una entrada exclusiva al análisis de esta carrera.

Previo:

comí demasiado y pasta en lugar de arroz. Que no, que no lo digiero bien. O como menos, o como arroz.

Natación:

A pesar de que tanto las sensaciones como los tiempos de los días anteriores en la piscina (1.36/37 en piscina de 50 en series largas) eran horribles, se ve que el traje Velocity funciona, aproximadamente los 2seg/100 que medí en piscina el verano pasado. Salí por delante de Solís y Bizkarra (que efectivamente, no sabe nadar sin neopreno:)) y a 45 segundos de Iván, que nada bien de cualquier manera..

Bici:

pues 260w de media en circuito llano algo antes de llegar a la T1 y  255 al final con 269 normalizados. Sólo un 5.4 % de diferencia, señal de que apenas dejé de dar a los pedales y que fue bastante constante todo el tiempo.

No es más que otros datos de carreras sprint de este año con puertos (Hondarribi: 265/303; Lekeitio 276/300),  pero cuando me bajé de la bici salí mucho más petado de piernas. Independientemente de que estuviera mejor o peor preparado para la carrera, creo que esto confirma algo que vengo barruntando desde hace tiempo, y es que en distancias cortas, a efectos comparativos es más significativa la potencia media que la normalizada. Para distancias largas, todavía tengo dudas.  En cualquier caso, son watios bajos. Algo parecido me pasó en el Rasillo el año pasado: corto de preparación, y asfixiado desde el principio en la bici, (aunque ahí fue por nadar muy fuerte), y sólo en la bici: watios más bajos.

Curiosamente que al día siguiente, salí a las 8 de la mañana a quemar mala leche, y cuando me tocó luchar contra el cierzo camino de Corella, hice 30 minutos a  prácticamente los mismos watios que en carrera, 253w/258norm sin demasiado esfuerzo (151 ppm, aunque está claro que no llevaba la natación por detrás)

Otro dato importante, es que saqué una media de cadencia de 96 pedaladas/minuto. Para ir en llano, probablemente demasiado. Es mi forma de pedalear, pero tal vez con algo menos sería más efectivo. Otra cosa más para estudiar.

Correr:

no hay demasiado que analizar. Bajé tostadillo, pero con el paso de los kilómetros fui yéndome arriba. El análisis es parecido. Prácticamente no he hecho series en todo el año, así que no se puede pedir más.

Conclusión:

Aparte de la cagada del dorsal, piernas sí que tenía, pero en el intento de coger al grupo cuanto antes, algo que creo lógico por otra parte, me aceleré demasiado (en cadencia y pulso) y no fui capaz de dar todo lo que tenía.

Supongo que haré un resumen de la temporada: pero 3 sprints, 3 cagadas. Por una cosa o por otra, no he llegado a estar donde creo que podía estar. También es cierto que con más entrenamiento específico para estas carreras, probablemente habría tenido más chispa en las piernas para solucionar las cagadas. Pero este año no tengo arreones de 350watios en 4minutos, por decir algo, que podrían haber ayudado.

 

Triatlón de Tudela 2011. Crónica.

Más de una semana después de competir en Tudela, sigo sin muchas ganas de escribir la crónica, pero como este blog lo escribo, sobre todo, para usarlo como diario y acordarme de cómo han sido las carreras, voy a seguir haciéndolo, a pesar de que el resultado fue bastante malo.

Un buen fin de semana con Patri, mi abuelo y Solís y Nerea en Valtierra.  El sábado, hicimos pasta por no hacer comer arroz integral a “inocentes”. Primer error, porque sabiendo que no la digiero tan bien como el arroz, comí demasiado.

Pequeña siesta y a Tudela. 32ºC y viento (caliente, por supuesto). Ante el panorama, decidimos dejar las bicis en boxes cuanto antes para evitar la cola que se forma siempre a la entrada (y más cuando vemos que sólo hay una pareja de jueces en boxes).

Nos vamos al Arenas, a la sombra a esperar, pero me noto bastante empanado a la vez que nervioso. Muestra de todo esto, que cojo mi Xterra Velocity (por fin lo voy a estrenar en carrera) para ponérmelo en la orilla y cuando voy a empezar a ponérmelo, me pregunta Solís si voy a meter el dorsal debajo del traje.. porque lo llevo puesto en la cintura! Así que salgo disparado para boxes para dejarlo, pero en vez de colocarlo cuidadosamente en la bici, lo dejo colgado del manillar de cualquier manera.

Después de aguantar un rato a que los habituales impresentables no sepan quedarse por detrás de la línea de salida, por fin, comienza la carrera. Me he colocado en segunda línea, al lado de Iván, pero no justo detrás, que es lo que tenía que haber hecho.

Los que tengo delante salen más despacio que yo, y me hago hueco como puedo. Todo el mundo está tirando hacia la izquierda, pero yo intento mantenerme por el centro del río, que siempre hay más corriente. Se gira en la boya, sin problemas y toca nadar contra corriente. La gente se va muy hacia la orilla. En mi opinión demasiado, con lo bajo que va el río y lo centrada que está la segunda boya así que me mantengo un poco separado del grupo. Me parece que hay demasiada gente por delante, pero tal como he estado nadando estos días, ni con ayuda del Velocity voy a salir delante.

Al salir del agua, oigo que alguien grita “hogeita hamazazpi” (37), así que bueno, no está mal del todo. Llego a mi bici y veo que todavía está la de Solís. Entonces empieza el desastre. Me quito el traje relativamente rápido. Me pongo las gafas el casco y el dorsal… al revés. Con los números hacia abajo. Me quedo pensando si hay forma de resolver eso sin quitarme el dorsal, si me arriesgo a salir así… y al final decido quitármelo por lo pies y volver a ponérmelo. Unos 15 segundos que se me hacen eternos y en los que todo el grupo que ha salido detrás mío me ha pasado (Solís incluido a pesar de que no me he enterado ni de que ha salido de boxes.)

Salto encima de la bici, y empiezo a tirar. Veo el grupo grande delante y aprieto, pero veo que no llego, así que empiezo a mirar hacia atrás, esperando a que llegue Solís (que iba por delante) o alguien para echar una mano. No llega nadie así que sigo tirando. Por fin llega un chico del Arenas, pero que me dice que va justo.. Pero por lo menos pasa, pero sí que va justo.. Así que le digo que ya tiro yo, y con que pase un poco de vez en cuando, vale.  A ratos parece que nos acercamos, pero en cuanto bajamos un poco el ritmo, enseguida se vuelven a marchar. Son aproximadamente 20, y nosotros dos, así que veo que va a ser imposible, a pesar de que llevo 260w de media, así que el pensamiento es, que se nos marchen lo menos posible para por lo menos intentar remontar algo corriendo.

Pero cuando llegamos a boxes, no queda ni uno de ellos. Nos han sacado dos minutos y poco voy a poder remontar. Más, cuando me pongo a correr y noto los efectos de la paliza en las piernas y un leve flato… Así que pongo un ritmo cómodo para intentar acabar lo más dignamente posible. Llevo un gel en la mano, con el calor que hace no me dan ganas ni de probarlo. En el kilómetro dos, lo intento, pero se me hace una bola en la garganta que hace que tire lo que me falta, y me dedico a correr. Me noto algo mejor, con las piernas ya más sueltas y con algún objetivo por delante, así que aprieto echando un par de huevos, que para algo ha venido el abuelo a verme con la chicharra que hace…

 

Al final, parcial 13, y puesto 30. Mal, porque si hubiera estado con el grupo grande, que era el mío, podría haber quedado entre los 10-15 primeros.

 

Laminar Cover, un día de orgullo.

De vez en cuando, te pasan cosas que te hacen ver que el esfuerzo y la ilusión que se “invierten” en algunas cosas, realmente merece la pena.

Así te sientes, cuando un ex-campeón del mundo de ciclismo en pista, al que has visto un montón de veces por la tele (cuando retransmitían el ciclismo en pista, una de ellas en el siguiente vídeo, por favor atención a las dos últimas vueltas!!)

 

escribe en su blog una pequeña entrada sobre algo a lo que has dedicado un montón de tiempo: Bike Science: Tenía que ser así

Cuando te llama por teléfono interesándose por tu producto y te tiras 20 minutos con él hablando de ruedas, entonces ya se te olvidan los miles de tornillos que has tenido que aflojar y desaflojar, los casettes que has soltado y vuelto a montar, la de vueltas que he dado por Vitoria y por el taller y la oficina de IDEC con ruedas en la mano, los momentos en los que he pensado que esto iba a ser imposible que saliera adelante. Pues aunque la historia de este proyecto acabara aquí, sientes que ya ha merecido la pena, sin olvidarme de los 33 clientes que ya tienen sus tapas en casa.

Pero afortunadamente, el proyecto va a continuar, y pronto podremos enseñaros cosas nuevas.

Gracias, unas vez más, a todos los que estáis ayudando a que esto siga vivo.

Esto vuelve a fufar.

Estoy escribiendo con más frecuencia de lo habitual, pero tengo ganas de contar mis avances: muy importantes en los dos últimos días.

El lunes, estrené el horario continuo llevándome la bici al trabajo para salir a las tres de la tarde. La intención era rodar un poco, algo más fuerte, probarme en alguna serie de 10 minutos viendo hasta dónde podía ir sin que me doliera la cabeza. La zona, la habitual. En el circuito de Vitoria, empezándo la primera en la  eterna e indeleble marca “Guz” de Landa. Resultado 230w, con la sensación de que podía ir a más. Así que ya puestos, hacemos las 4.

 

1 2 3 4
24/04/2011 w (10’) 248 250 252 237
ppm(10’) 162 161 161 164
w (10’) -rec 155 151 137 146
ppm (10’)-rec 143 142 140 142
13/05/2011 w (10’) 254 258 253 238
ppm(10’) 159 159 158 155
w (10’) -rec 189 156 137 168
ppm (10’)-rec 148 142 136 141
14/06/2011 w (10’) 245 270 244 248
ppm(10’) 157 160 155 156
w (9’) -rec 144 143 150 162
ppm (9’)-rec 136 139 134 142
04/07/2011 w (10’) 229 254 248 240
ppm(10’) 153 156 156 156
w (9’) -rec 151 140 150 179
ppm (9’)-rec 135 137 138 146

 

 

Evidentemente, los números son peores que los de pruebas anteriores. Pero al menos, ya estoy ahí. Me quedan dos semanas. No puedo hacer milagros, pero por lo menos intentar recuperar o mejorar un poco el nivel de mayo.

Y hoy, una hora corriendo por las estribaciones del Gorbea al atardecer, esquivando vacas y disfrutando de la vida. 4.10 de media y 160 ppm. Feliz. El sábado corro en Tudela.