Acuatlón de Noja (9º). Crónica y análisis.

Come dije en la entrada anterior, participar en esta carrera no entraba en mis planes. De hecho, no sabía ni cuándo era hasta que mi compañero de equipo Asier Sánchez me dijo que se había apuntado. Llevaba prácticamente desde que me apunté a Medina de Rioseco pensando que correr este fin de semana un MD iba a ser un error ya que considero que yo no puedo hacer una carrera en esata distancia una semana después de un olímpico sin drafting disputado al 100% (siempre compito a tope, yo no voy a las carreras a entrenar). Las malas sensaciones y los números de la bici en Castro me tenían casi convencido de borrarme, y finalmente, la aparición de otra carrera me decidió completamente. Así que con mucha pena por no poder medirme a mis amigos en una carrera que en teoría me iba bien, (aunque ya digo que estoy seguro de que no hubiera rendido como a mi me gusta), pero bastante convencido de lo que hacía, me apunté al acuatlón de Noja.

Faltaba una semana para la carrera, así que hice 3 días de aguas abiertas en la playa de Ostende y dos días de carrera a pie (10-12 km) a ritmo muy fácil, pero con bastantes paradas para hacer técnica de carrera y algunas series y progresiones. Ni mucho volumen (todos los entrenamientos de menos de una hora), ni mucha intensidad, ya que esta semana tenía que ser de recuperación.

Nos presentamos en Noja con dos horas de antelación. Ya me quedé fuera de Galizano por no cumplir los estrictos requisitos de la Federación Cántabra y si en la hoja de información ponía que se cerraba la entrega de dorsales a las 16:45, aunque me pareciera absurdo, allí estaba yo con Patri y Adrián… Pues no. La entrega de dorsales empezaba a las 17:00, y la carrera empezaría de las 18:30 “en adelante”. Pues nada, a buscar una sombra, unas charlitas con gente que había por allí y entretenido viendo a los críos competir en las carreras anteriores.

Después de un buen rato cogí mi dorsal, mi macrochip y mi gorro y poco a poco empecé a calentar. Estaba terriblemente perezoso, me notaba hinchado, incapaz de calentar en condiciones. Lo seguí intentando, con algunas progresiones hasta que al final desistí. Otra de las peculiaridades de las carreras cántabras es que los boxes (unas sillas de madera en este caso) no están numerados y te colocan según vas entrando, así que decidí ir a la entrada de boxes para por lo menos asegurar un buen sitio.

El famoso speaker cántabro, que si no me equivoco además es presidente de la federación cántabra, anuncia que sólo es una vuelta nadando y que la salida es desde unas banderolas. Veo que Urko Herrán y Oscar Abad van para allí y yo detrás. Pero de repente no sé qué pasa pero todo el mundo se pone en otro sitio más adelantados, así que me hago sitio como puedo, pero no llego hasta más de la tercera fila y encima en el centro. Genial.

Se da la salida y como se preveía, los primeros metros, todo el mundo a tope, pero en la primera recta, pasado unos 200 metros ya puedo empezar a ir adelantando aunque jugándome los tobillos entre bordillos y vallas. Vamos muy rápido, pero aún así por delante se va Urko y otro tío que va por detrás con una facilidad claramente de atleta (que luego vi que tiene 3:46 en 1500!!), por detrás Oscar y creo que Sergio Muñoz. Luego ya está el grupo perseguidor encabezado por Unanue. Creo que el ritmo es aguantable, así que sigo adelantando puestos poco a poco hasta colocarme entre los 10 primeros. Vamos en fila de a uno, alguno parece que se corta y toca hacer otro cambio de rimo para enganchar. Suena la alarma del primer kilómetro: 3:10. No está mal para haber tres giros de 90° y otro de 180°. Para entonces se han ido definitivamente el chaval atleta y Herrán unos 5-10 segundos, Oscar ha derrapado en uno de los giros y se ha quedado detrás, he adelantado a Ainhoa Murua y el grupo está más o menos estabilizado. Segundo kilómetro: 3:11.

 

Llegamos a las sillas de los boxes. Encuentro rápido mi gorro, me cuesta un poco soltarme la cinta del dorsal ya que no la he girado y el cierre está atrás (error, aprender para la siguiente). Me pongo el gorro y salgo corriendo con las gafas en la mano ya que hay un trecho largo hasta el agua.

Veo el triángulo de las boyas. No soy muy bueno calculando distancias en aguas abiertas, pero después de haber hecho tropecientas veces la playa de Ostende de boya a boya (365m) me da para saber que ahí no hay 1000 metros ni de coña. Bueno, es lo que hay y me viene incluso mejor. Me pongo las gafas y hago una entrada en el agua a lo jubilada a la que las olas le dan frío si le mojan la tripa… Pero los que van pasando por debajo de las olas (me da que no hay profundidad suficiente para hacerlo) tampoco avanzan mucho, y al final me meto del todo. Bueno, no me noto muy mal. Intento seguir el plan y nadar con brazadas amplias y fuertes, sin intentar subir la cadencia (porque no voy a poder). Tengo un dolor de brazos brutal que no sé dónde viene.. ¿de correr? Hay bastantes olas, así que me centro en localizar bien la boya más que en perseguir a gente. Me pasan Oscar y Ainhoa. Intentar seguirles es tontería, así que sigo a lo mío. Me cuesta llegar a la boya, pero todavía adelanto algún puesto. Sigo así hasta que en la segunda boya me pasa Ibone. Estos sí que son los pies a seguir. Me arrimo bien (sin molestar) y salgo con ella del agua. Este tramo de vuelta se me ha hecho bastante corto.

Me salen 540 m (la mitad de lo reglamentario!!!) en Sporttracks, en 8:19. 1:32/100. No está mal para nadar sin neopreno con olas y entrando al agua en 180 ppm.

Con los pies llenos de arena voy rezando para que hayan puesto una manguera para limpiar los pies…. La hay, pero con un chorrito que da risa, así que me pongo las zapatillas con los pies igual que como han salido de la playa. Dorsal y a correr. A tope desde el principio, me muy bien, muy suelto, así que vamos a aprovechar la oportunidad. Son sólo 2 km y veo que tengo gente alcanzable. Hasta el final a muerte, sprintando para intentar limar todos los puestos posibles, siendo al final 9º. (3:20/km)

Resumen de la carrera: buen calentón, tarde entretenida, creo que buen resultado aunque cometí algunos fallos (transiciones, intentar seguir alguna estela más en el agua) y motivado de nuevo para coger la bici de nuevo ( cosa que hice el día siguiente) y seguir entrenando para las tres carrera que me faltan antes de terminar la temporada.

Tal vez repita otra carrera de estas el año que viene, pero hasta entonces queda mucho. De momento, el día 7 en Logroño, primer triatlón con drafting de la temporada.

TRIATLÓN OLÍMPICO DE CASTRO URDIALES 2014. ANÁLISIS Y CAMBIOS DE PLANES.

Natación.

Según mi Garmin y Sporttracks, 1420 m en 22:15, a 1:34/100. Normalita tirando a flojo. Tres segundos más rápido en total que el año pasado, que se nadó con neopreno, lo da idea del desastre de natación de 2013. Repasando un poco las carreras de este año (todas hasta Castro con neopreno) en Vitoria hice en 1:27/100 en 1900 m, en Laredo también 1:27/100 en 1500 m, y ya hace más tiempo Arroyo de la Encomienda en alrededor de 1:36/100 pero con mucha corriente.

natacion cASTRO

Tengo considerado que mi diferencia entre nadar con neopreno y sin él es de unos 6 segundos el 100. Teniendo en cuenta que los trajes trampa se estima que dan entre uno y dos segundos de mejora cada 100m, tendría que haber nadado en 1:31-1.32/100.  O sea, que me he dejado unos 30 segundos por el camino en 1500, que me podrían haber dado para salir con Jubera, Zubiaurre, Sobrino, Gabilondo …. Pero me despisté o me faltó agresividad, o mejor dicho,ambición y no lo hice. También puede ser que las condiciones del circuito, con olas y donde nadie veía las boyas, hicieran los ritmos de todas más lentos, pero sí que tengo la sensación de que sobre todo en la parte  central del sector me estaba dejando llevar al no saber muy bien hacia dónde había que ir.

Ciclismo

Lo peor de la carrera con bastante diferencia, en cuanto a sensaciones y en cuanto a números. El año pasado lo hice bien en este sector y lo tenía bien estudiado. Este año voy (o iba) mejor en bici que en 2013, pero también sabía que en las últimas semanas había perdido algo. Por lo tanto, hacer los mismos watios que en 2013 me parecía un buen objetivo. Pero no se cumplió. En la siguiente tabla se ve el desglose por tramos.

Tramo Distancia 2013 2014 Diferencia
km tiempo Pot vel tiempo Pot vel %
Hasta Hoyomenor 15.185 0:22:50 261 39.9 0:23:07 255 39.4 -2.3%
Subida Puerto 5.161 0:14:47 299 20.9 0:14:47 303 20.9 1.3%
Bajada Puerto 5.74 0:07:24 151 46.5 0:07:04 144 48.7 -4.6%
Hasta Castro 14.95 0:24:11 268 37.1 0:25:45 243 34.8 -9.3%
Total 41.036 1:09:12 258 1:10:43 250 -3.1%

Sólo en el puerto pude mantener bien los watios. La bajada la hice más rápido con menos watios (es cuestión de frenar y trazar mejor, no de dar más a los pedales), pero lo peor vino en el último tramo, donde me faltaron nada menos que 25w. Y no estaba reservando. Simplemente no podía más.

Por otro lado, comparando con los otros dos olímpicos de este año, esta también fue la peor.

Fecha Carrera Pot Media Pot Normalizada
08/06/2014 Arroyo de la Encomienda 258 271
21/06/2014 Laredo 256 276
09/08/2014 Castro Urdiales 250 265

 No me preocupa tanto quedarme en 250w, como que la caída fuera al final, y que no pudiera pasar de 243w en 20 minutos en llano (picando para arriba) que se supone que son los watios que puedo hacer en un MD.

biciPotencia

Carrera a pie

Lo mejor del día. Sinceramente, pensaba que no iba a poder terminar. Si sentía las molestias de Vitoria no iba a volver arriesgar, pero milagrosamente, o gracias a los pinchazos de Gonzalo en Eskuekin y a muchos estiramientos, no se quejaron nada y pude correr bien. Bastante bien, para el calor que hacía. Algo más lento en media que en el año pasado, pero además de que en 2013 no estaban las dos subidas a la iglesia, fui  mucho más constante para hacer al final una media de 3:43/km. No tengo datos de pulso porque no quise arriesgarme a que se me moviera en el agua al ir sin neopreno.

CARRERA CASTRO

Resumen y cambios de planes.

15º es un buen puesto. La gente que tengo delante me gana siempre en condiciones normales, pero creo que llegando mejor en bici (que este año lo he estado) podría haber estado un poco más arriba. No me voy contento del todo, pero tampoco puedo decir que lo hiciera mal. Di todo lo que tenía, llegando completamente reventado a meta, pero las semanas previas fueron malas y ya está.

La siguiente carrera era el MD de Medina de Rioseco. Una carrera que me hacía ilusión ir por correr con mis amigos, especialmente con Guz, pero que estaba metida con calzador en la planificación. Castro Urdiales era fija por tipo de carrera y porque es la única carrera que Patri tiene ilusión que haga, pero el plazo de inscripción de Medina se acababa antes de salir la fecha de Castro y al final me terminé apuntando a las dos. Visto el resultado de los últimos 15 km del parcial de bici he decidido darme de baja. Me gusta competir cuando estoy bien. Me gusta sufrir cuando veo que las cosas salen, pero ir por ir a una carrera en la que sé que voy a estar 90 km en la bici diciéndome “qué mal voy, qué mal voy”, no me apetece.

He decidido dar prioridad a mi familia en esta última semana de vacaciones, estaré más con ellos, las apuraré hasta el domingo y no estaré con la cabeza en otro sitio.

Bueno, me he apuntado al acuatlón de Noja el sábado, pero más que nada porque está aquí al lado y tengo ganas de ver como me desenvuelvo en la agonía de un acuatlón (2,5-1000-2,5) que no hacía desde 2008 en Mallorca, además de que no me va a suponer ninguna preparación/sacrificio especial.

Después volveremos a casa, dejaré la cabra e intentaré preparar bien las tres últimas pruebas de la temporada, que serán con drafting:

-Olímpico de Logroño

-Sprint por determinar

-Duatlón de Valtierra.

Cambio total de tercio, más o menos como el año pasado. A ver si sale igual de bien que entonces.

Triatlón Olímpico de Castro Urdiales 2014. Crónica.

El sábado corrí por segunda vez en Castro Urdiales. El año pasado me gustó la carrera y este año, estando instalados allí en agosto, era una prueba de las fijas en el calendario.

Además, siendo los olímpicos sin drafting las carreras objetivo de este año, parecía que tenía que ser una de las pruebas claves del año. Sin embargo, después de la resaca del triatlón de Vitoria, con 15 días sin poder correr tras haberme dañado el sóleo y los gemelos de la pierna derecha, dos días enfermo creo que por un corte de digestión y el día 4 de agosto en Vitoria de por medio, con lo que ello conlleva para un VTV, no estaba para nada en una forma física que permitiera hacer la carrera del año. Así que el único objetivo era intentar ser lo más competitivo posible y acercarme al rendimiento del año pasado, sobre todo en la bici, y ver si era capaz de correr los 10 km sin que se me terminara de romper el gemelo.

Esta vez con campo base en Castro, después de darle de comer a Adrián y echar una mano en la logística a los Jubera-Pérez, decidí quitar el visor del casco dado el calorazo que hacía y fui con Borja hacia boxes. Dejo todo rápido y busco una sombra donde descansar. La encuentro al lado de Ele y dejamos pasar el tiempo hasta que dan las 15:30 y decidimos activarnos un poco. Gel de cafeína, Xterra Velocity y al agua. Vamos desde las escaleras de boxes hasta la rampa del otro lado del puerto, donde más o menos se da la salida. Se me hace un poco largo, pero las sensaciones son buenas.

Un rato largo en la rampa, con charlas bastante animadas y poca tensión, intentando entender el circuito de natación y localizar las boyas entre los barcos del puerto. Al final, nos falta alguna, pero no nos preocupamos demasiado.

Salen las chicas, y seguido nos colocamos. Tras haberme leído  la crónica del año pasado, (este blog sirve especialmente para eso porque no deja de ser un diario) cambio la estrategia y me voy directamente al muro. No lo tengo demasiado claro, porque parece que no, pero hay olas pegando contra él y la superficie no está nada estable (aparte de que hay bastante mierda flotando), pero tengo a Ibon al lado, después a Barroso y nadie por delante, así que por lo menos la situación de partida ya es mucho mejor que en 2013.

Saludo a Sagrario y a Maria Antonia que están justo encima (la verdad es que para el espectador las vistas de la salida son inmejorables), y de repente se da la salida!! Y otra vez en bragas, empiezo a nadar, le doy al botón que luego me doy cuenta de que es el Lap, así que le doy al otro (Start) y ya me pongo a nadar. A pesar de todo, no he perdido a Ibon, que tiene que ser mi referencia, voy bastante cómodo y viendo que todo el mundo se está yendo hacia el centro.

 IMG-20140809-WA0014

Entonces empiezo a plantearme tirarme hacia el centro para coger pies. Los buenos son los de Ibon, pero tiene un Tripi por detrás que no me permite cogerlos, hasta que en un momento dado, pierdo la concentración y también le pierdo a él. Llegamos a la primera boya y empiezan los problemas.  A las olas que están entrando, se une que es imposible ver la siguiente boya, empiezan los golpes, y me paso más tiempo con la cabeza fuera que dentro del agua, con lo que el ritmo se relantiza mucho. Veo a Bizkarra a mi derecha, (está muy bien esto de los monos con el nombre en la espalda), así que entiendo que la situación no es mala del todo y me limito a mantenerme ahí. Cuando por fin, después de una vuelta entre barcos sin enterarme de nada pero que se me hace larguísima, volvemos a ponernos en paralelo al muro, aprieto un poco porque me encuentro bastante bien, pero viendo que tampoco voy a ningún sitio, me limito a esperar, no perder el grupo y hacer los menos metros posibles.

Salgo del agua justo después de Bizkarra y otro Santander, amago de subida de casi todos los músculos posteriores de la pierna derecha al ponerme de pie en la escalera y arriba. Tengo la bici muy cerca de la entrada de boxes así que no puedo perder mucho tiempo quitándome el traje,  por lo que hecho la mano a la cremallera enseguida.

 IMG-20140809-WA0011

Localizo mi bici bien a la primera, veo a Borja que ya está en la bici, traje fuera rápido (bien practicado el jueves en la playa), dorsal y fuera. Justo delante de mí un tío con una Fuji se mete un morrazo importante, primero contra la bici y luego contra la valla, así que intento hacer el salto con cuidado que hay bastante gente mirando. Solvento la situación sin problemas, aunque una de las zapatillas no entra. Me acuerdo del consejo de Ciro de empezar a dar pedales con un pie encima de la zapatilla hasta coger velocidad ya que todavía queda un tramo llanito hasta empezar a subir hacia la plaza de toros.

Al llegar a la salida de Castro, me acoplo y a rodar… pero ya veo que no voy fino y de los buenos que he visto en boxes ya no hay ni rastro. El objetivo en esa zona eran 260-270 pero me cuesta bastante alcanzarlos y más mantenerlos. Me duelen bastante las piernas y veo que hoy va a tocar sufrir.

IMG_104235196705359

Aún así voy pasando gente, aunque mucha menos que el año pasado, también porque he salido del agua bastante más adelante que el año pasado. Al llegar al cruce de Pontarrón me pasa Monagas por la derecha ¿?, así que bueno, tampoco voy tan mal. En este tramo sí me he fijado en que a la vuelta, va a pegar bastante viento de cara así que tampoco es cuestión de morirse ahora, aunque intento no levantar demasiado el pie. En esa zona común con el triatlón de Laredo hace algo más de un mes iba a 270-280w. Ahora bastantes menos.

Empieza el puerto. Ya me lo conozco de sobra. 5 km, unos 15 minutos. Intento ponerme de pie todo el tiempo que puedo, subir con un poco de alegría. Por suerte, en esa zona está nublado, pero estoy empezando a sudar mucho, así que voy tirando del bidón de Energy con frecuencia.

 1800315_438624682946888_4057789598404382703_n

Sin muchas novedades, me pasan Cuesta al que no esperaba tan atrás (pero esto de nadar sin neopreno cambia mucho las cosas y despista bastante) e Ibai Alba casi al final, que me pasa muy fácil. Empiezo a contar la gente que ya va bajando.. Bizkarra va ya 6º, Ibon 11º, Borja creo que el 14º.. Y ya dejo de contar… Por lo menos llevo delante a unos 20, así que más me vale apretar en lo que queda de carrera.

Hago el giro y empiezo la bajada. La he ensayado varias veces este año, la última, el jueves. En ninguna he conseguido hacer todas las curvas bien. Además tras cambiar el portazapatas el viernes por la tarde en Lastra Team Bikes porque se me partió el omega de tririg y reajustar el trasero, la bici ya no va igual y no voy con la suficiente confianza, por lo que me limito a dar fuerte pedales en las zonas que se puede y frenar con bastante antelación. Creo que no bajo del todo mal aunque pierdo dos puestos, que recupero de nuevo en la recta de abajo.

Ahora empieza lo duro. Las piernas me duelen menos, pero sigo sin notarme bien. Todavía falta mucha carrera, hace mucho calor y los de delante pueden fallar más, así que bajo la cabeza y apretar. No tengo ni una sola referencia, ni siquiera visual así que es una crono pura. Intento no bajar de 250w (el año pasado iba ahí a 270) aunque la media sigue cayendo poco a poco.

Me tomo el gel de limón  a la desesperada en Islares y apretar hasta el final. La entrada de Castro está limpia de tráfico este año (tráfico cortado??) y se puede bajar muy rápido, estando pendiente sólo de los baches. Me quito las zapatillas en la zona vallada tal como estaba previsto y me bajo con calma, pero esta vez sí que de momento me quedan piernas para hacerlo en marcha.

10524746_268679680006375_1150455754871674481_n

Esos primeros pasos con la bici en la mano ya te dan una idea de cómo vas a correr, y la verdad es que sorprendentemente las sensaciones son bastante buenas. Dejo la bici, calcetines y  a correr. Patri me grita que voy en el puesto 21… Que no es malo, pero sé que tengo a los de delante muy lejos. Aunque como llevo diciendo mucho este año, los olímpicos sin drafting se hacen muy largos y la gente termina fallando. Así que a mi ritmo y paciencia. Enseguida afrontamos la novedad de este año que es la subida a la iglesia.. te cagas. Ideal para poner los músculos en su sitio… Me lo tomo con mucha calma, con pasitos pequeños. Es lo peor para mis gemelos, pero de momento parece que no se quejan.  Bajo animado por el crack Loroño y al espigón. Aquí también he metido horas. La última vez debajo de un buen tormentón preparando Vitoria. Recuerdo lo bien que corrí ese entrenamiento, probablemente el mejor del año, e intento hacer lo mismo, braceando, buscando soltura, fluidez y zancada. Empiezo a cruzarme con gente. Sé que el espigón son 500 m de ida y 500 m de vuelta, tal como me dijo León Villanueva hace unas semanas, así que empiezo a echar cuentas y veo que todavía se puede remontar. Sigue haciendo un calor de flipar. Veo 31 grados en el termómetro de la plaza del Ayuntamiento así que cojo el agua del avituallamiento y por encima, aunque con cuidado de que no se moje la tripa…

IMG-20140809-WA0017

Y así, otros 7km. Adelanto a Alonso, Juarros, Zubiaurre,.. Al final consigo llegar hasta el puesto 14, pero el último al que adelanto se pone detrás de mí y en el cruce hacia meta cambia de ritmo. No hago ni amago de seguirle. Llevo unos cuantos kilómetros a todo lo que puedo, o sea, que no hay más. No tengo fuerzas ni para dedicarle nada ni a Adrián, ni a Patri ni a nadie… Lo siento, pero no puedo ni tenerme en pie.

 996151_268740736666936_6938808312732320229_n

 Me dejo caer en el suelo. Destrozado. Sensación rara. El puesto es bueno. Podría ser mejor. Pero en bicicleta he sufrido demasiado, no he estado nada a gusto pero curiosamente corriendo he ido por debajo de 3:45/km con unas condiciones muy duras de calor y humedad y  no me ha molestado nada el gemelo.

Enseguida publicaré el análisis, porque aquí sí que hay tema y decisiones que tomar para las carreras que quedan (que ya he tomado, pero no me da tiempo a escribirlo todo).